Ejemplos de textos poéticos

Recopilación de textos pertenecientes al género poético

Un texto poético es un tipo de obra perteneciente al género literario. La expresión texto poético es usado más bien en un lenguaje académico o formal, ya que, en esencia, se está hablando de poesía.

Para saber más acerca de los tipos de textos, puede leer el siguiente artículo aquí.

A continuación, se recopilan fragmentos de poesías de autores en lengua española:

 

Ejemplo N° 1: Extracto de “Abrojos”, de Rubén Darío

 

Bota, bota, bella niña,

ese precioso collar

en que brillan los diamantes

como el líquido cristal

de las perlas del rocío

matinal.

Del bolsillo de aquel sátiro

salió el oro y salió el mal.

Bota, bota esa serpiente

que te quiere estrangular

enrollada en tu garganta

hecha de nieve y coral.

Fuente: Wikisource

 

Ejemplo N° 2: Prosa poética en "Cartas desde mi celda", de Gustavo Adolfo Bécquer

Cuando sopla el cierzo, cae la nieve ó azota la lluvia los vidrios del balcón de mi celda, corro á buscar la claridad rojiza y alegre de la llama, y allí, teniendo á mis pies al perro, que se enrosca junto á la lumbre, viendo brillar en el oscuro fondo de la cocina las mil chispas de oro con que se abrillantan las cacerolas y los trastos de la espetera, al reflejo del fuego, ¡cuántas veces he interrumpido la lectura de una escena de La Tempestad, de Shakespeare, ó delCaín de Byron, para oir el ruido del agua que hierve á borbotones, coronándose de espuma, y levantando con sus penachos de vapor azul y ligero la tapadera de metal que golpea los bordes de la vasija!

Un mes hace que falto de aquí, y todo se encuentra lo mismo que antes de marcharme. El temeroso respeto de estos criados hacia todo lo que me pertenece, no puede menos de traerme á la imaginación las irreverentes limpiezas , los temibles y frecuentes arreglos de cuarto de mis patronas de Madrid

Fuente: Wikisource

 

Ejemplo N° 3: “A un médico”,  de Francisco de Quevedo

 

Yacen de un home en esta piedra dura

El cuerpo yermo y las cenizas frías:

Médico fue, cuchillo de natura,

Causa de todas las riquezas mías.

 

Y ahora cierro en honda sepultura

Los miembros que rigió por largos días;

Y aun con ser Muerte yo, no se la diera,

Si dél para matarle no aprendiera.

Fuente: Wikisource

 

Ejemplo N° 4:  “A ti” de José Asunción Silva

Tú no sabes, más yo he soñado

entre mis sueños color de armiño,

horas de dicha con tus amores,

besos ardientes, quedos suspiros

cuando la tarde se tiñe de oro

esos espacios que juntos vimos,

cuando mi alma su vuelo emprende

a las regiones de lo infinito.

Fuente: Wikisource

 

Ejemplo N° 5:  “Campanario” de Vicente Huidobro

A cada son de la campana

un pájaro volaba:

pájaros de ala inversa

que mueren entre las tejas,

donde ha caído la primera canción.

 

Al fondo de la tarde,

las llamas vegetales.

En cada hoja tiembla el corazón,

y una estrella se enciende a cada paso.

Los ojos guardan algo

que palpita en la voz.

Sobre la lejanía

un reloj se vacía.

Fuente: Wikisource