Ejemplos de textos persuasivos

Textos que buscan convencer

 Un texto persuasivo es lo mismo que un texto argumentativo.
La intención es exponer una idea o una serie de razonamientos con la finalidad de lograr convencer al lector. 
El diccionario de la Real academia española define a la persuasión como Inducir, mover, obligar a alguien con razones a creer o hacer algo. Para profundizar, se recomienda la lectura de Cómo escribir un texto persuasivo en cinco pasos.

A continuación, se presentan varios ejemplos en los cuales el autor busca esta persuasión a través de la exposición de sus argumentos.

01
de 03

Importancia de caminar todos los días para estar en forma

Out_running_MarkStevens.jpg
Caminando. Mark_Stevens/flicrk

 En el siguiente texto se busca explica el beneficio de caminar al aire libre.

Caminar es la actividad por excelencia del ser humano para mantenerse saludable. Se trata de uno los ejercicios más antiguos y más disfrutados.

 Caminamos todos los días. Para ir al trabajo, al estudio, o simplemente, por puro placer.
Sin embargo, no es lo mismo caminar con la premura de no llegar a  tiempo al trabajo, que decidir andar una tarde en un parque. Ya en forma relajada y sin presiones ningún tipo.
Caminar es una actividad necesaria para el cuerpo.
Muchas personas se preguntan por maneras eficaces y cómodas de mantener una dieta saludable y no muy excesiva en términos de sacrificios.
La recomendación es llevar a cabo una caminata diaria de al menos treinta minutos.

02
de 03

El uso de teléfonos en las escuelas.

phoneLAN_Gustav_Holmstrom.jpg
El uso de los teléfonos móviles en las escuelas. Gustav_Holmstrom/flicrk

 El siguiente ensayo trata de persuadir acerca de la importancia de regular el uso de teléfonos celulares en las escuelas.

El uso o no de los teléfonos celulares en las escuelas es un debate constante. No hay lugar a dudas que siempre es importante que los niños tengan una manera de comunicarse con sus padres, especialmente en caso de urgencia.
Sin embargo, eso también es aprovechado para caer en lo que se conoce como un abuso de estos móviles.
Actualmente, los teléfonos constituyen una rico y poderoso artefacto de entretenimiento, no sólo de comunicación. Y es obvio que, puede convertirse en un elemento fuerte de distracción en el ámbito escolar.
Considerar una prohibición total del celular, en verdad, seria realmente dificil de ponerlo en práctica ya que da la impresión más bien de ser una medida arbitraria que coarte un derecho fundamental.
¿Que hacer entonces? Como evitar que el celular sea una distracción del aprendizaje?
No hay una respuesta única. Sino más bien, posibles soluciones. Lo primero y más importante es dar a conocer unas reglas claras acerca de la manera en que el móvil puede y debe ser utilizado por los alumnos mientras están en sus escuelas, y particularmente en clase.
Otra forma de lograr un mejor uso es, tratar de que convertir al celular en una herramienta de aprendisaje.
En un articulo del diario clarin, una docente señala que  “Estimulo a los chicos para que usen el teléfono como lo que es: una micro computadora.”
La docente motiva a sus alumnos a que usen sus teléfonos en clase, mediante aplicaciones especiales que tengan relación con la asignatura.
Es un claro ejemplo de que, en principio,  un medio que para muchos es considerado una distraccion, en verdad, si se lo uitliza de un modo correcto, puede ser muy importante en el proceso escolar.

Jaime_Balmes.jpg
Un ejemplo más extenso y complejo de persuasión. Wikipedia

 El fragmento que sigue pertenece a  una obra del filósofo español Jaime Balmes (1810-1848)

Un espíritu atento multiplica sus fuerzas de una manera increíble; aprovecha el tiempo atesorando siempre caudal de ideas; las percibe con más claridad y exactitud, y, finalmente, las recuerda con más facilidad, a causa de que con la continua atención éstas se van colocando naturalmente en la cabeza de una manera ordenada.

Los que no atiendan sino flojamente, pasean su en entendimiento por distintos lugares a un mismo tiempo; aquí, reciben una impresión; allí, otra muy diferente; acumulan cien cosas inconexas que, lejos de ayudarse mutuamente para la aclaración y retención, se confunden, se embrollan y se borran unas a otras. No hay lectura, no hay conversación, no hay espectáculo, por insignificantes que parezcan, que no nos puedan instruir en algo. Con la atención notamos las preciosidades y las recogemos; con la distracción dejamos, quizá, caer al suelo el oro y las perlas como cosa baladí. Sigue leyendo »

Más sobre sobre el arte de persuadir

Se ha visto que convencer a través de las palabras es todo un arte y que quiere mucha práctica. Para saber más acerca de los textos persuasivos, se recomienda la lectura de ensayos, ya que se trata de una obra muy utilizada para exponer y defender un punto de vista.