Ejemplos de textos históricos

Recopilación de textos históricos

Acta
Wikisource. Wikisource

A continuación, se recopilan varios ejemplos de textos históricos.

Para saber más sobre sobre los tipología textual en general, se recomienda la lectura de los artículos que analizan sus diversos tipos, tales como los literarios y los expositivos, y también otro que estudia los diversos tipos de redacción.

Ejemplo N° 1: Acta de independencia del Imperio Mexicano

La nación mexicana que por trescientos años ni ha tenido voluntad propia, ni libre el uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido. Los heroicos esfuerzos de sus hijos han sido coronados y está consumada la empresa eternamente memorable que un genio superior a toda admiración y elogio, por el amor y gloria de su patria, principió en Iguala, prosiguió y llevó a cabo arrollando obstáculos casi insuperables.

Restituida, pues, cada parte del Septentrión al ejercicio de cuantos derechos le concedió el autor de la naturaleza, y reconociendo por inajenables y sagrados las naciones cultas de la tierra, en libertad de constituirse del modo que más convenga a su felicidad, y con representantes que pueden manifestar su voluntad y sus designios, comienza a hacer uso de tan preciosos dones y declara solemnemente por medio de la Junta Suprema del Imperio, que es una nación soberana e independiente de la antigua España, con la que en lo sucesivo no mantendrá otra unión que la de una amistad estrecha en los términos que prescriben los tratados; que entablará relaciones amistosas con las demás potencias, ejecutando respecto a ellas, cuantos actos pueden y están en posesión de ejecutar las otras naciones soberanas; que va a constituirse con arreglo a las bases que en el Plan de Iguala y Tratados de Córdoba estableció sabiamente el primer jefe del Ejército Imperial de las Tres Garantías, y en fin que sostendrá a todo trance y con sacrificio de los haberes y vidas de sus individuos (si fuere necesario) esta declaración hecha en la capital del imperio a 28 de septiembre de 1821, primero de la independencia mexicana".

Los miembros de la Suprema Junta Provisional Gubernativa:

Don Antonio Joaquín Pérez Martínez, obispo de la Puebla de los Ángeles.
Don Juan de O'Donojú, teniente general de los ejércitos españoles, Gran Cruz de las Órdenes de Carlos III y San Hermenegildo.
Don José Mariano de Almanza, consejero de Estado.
Don Manuel de la Bárcena, arcediano de la Santa Iglesia Catedral de Valladolid y gobernador de aquel obispado.
Don Matías Monteagudo, rector de la Universidad Nacional, canónigo de la Santa Iglesia Metropolitana de México y prepósito del Oratorio de San Felipe Neri.
Don José Isidro Yáñez, oidor de la Audiencia de México.
Don Juan Francisco Azcárate, abogado de la Audiencia de México y Síndico segundo del Ayuntamiento Constitucional.

Fuente: Wikisource

 

Ejemplo N° 2: Carta del general (r) Carlos Prats González al general Augusto Pinochet Ugarte

Santiago, 15 de septiembre de 1973
Sr. General de Ejército
Don Augusto Pinochet U.
Presente

Augusto:

El futuro dirá quién estuvo equivocado. Si lo que Uds. hicieron trae el bienestar general del país y el pueblo realmente siente que se impone una verdadera justicia social, me alegraré de haberme equivocado yo, al buscar con tanto afán una salida política que evitara el golpe.

Me permito solicitarte revisen en caso de Fernando Flores. Mucho me tocó tratarle en ambos Gabinetes y estoy convencido que su posición era de extraordinaria sensatez y ponderación, pese a su juventud; por lo que mucho contribuyó a frenar ímpetus de otros, con sus francos consejos al Presidente.

Agradezco las facilidades que dispusiste, que me permitirán salir del país. Para mí es muy triste y doloroso alejarme de los míos y sumirme en la soledad; pero creo que –mientras duren las circunstancias actuales- no tenía otra alternativa. Se despide,

 

Carlos Prats González

Fuente: Wikisource: 


Ejemplo N° 3: Convenio para el canje de prisioneros propuesto por lord Elliot

Texto del "Convenio para el canje de prisioneros propuesto por lord Elliot, comisionado al efecto por S.M. británica, que ha de servir de regla a los generales en jefe de los ejércitos beligerantes en las provincias de Guipúzcoa, Alava, Vizcaya, y en el reino de Navarra."

Art. 1º. - Los generales en jefe de los dos ejércitos actualmente en guerra en las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Alava, y en el reino de Navarra, convienen en conservar la vida a los prisioneros que se hagan de una y otra parte, y en canjearlos del modo siguiente:

Art. 2º. - El canje de los prisioneros será periódico dos o tres veces al mes y más frecuente si las circunstancias lo exigen o permiten.

Art. 3º. - El canje se hará en justa e igual proporción del número de prisioneros que presente cada parte y los excedentes permanecerán en el partido que se hallen hasta nueva ocasión de canje.

Art. 4º. - El cuanto a los oficiales, el canje se hará de grado a grado entre los oficiales de todas categorías, empleos, clases y dependencias que sean canjeados por ambas partes, según el rango respectivo de cada uno.

Fuente: Wikisource

Ejemplo N° 4: Proclama de Santiago de Liniers (25 de Junio de 1807)

PROCLAMA.
Del Comandante General de las Armas de
Buenos Aires D. Santiago de Liniers,
al Ejército de su mando, al siguiente
día de la Revista general que pasó a
las tropas en la tarde del día
24 de Junio del año de 1807.

Ilustres Ciudadanos, alistados para defender vuestro patrio suelo: Cuerpos Veteranos que tantas veces habeis regado con vuestra sangre la gloriosa carrera de las Armas: respetable Cuerpo de Inválidos que con tanta bizarría me habéis pedido armas para sacrificar hasta vuestro último aliento, rechazando a los enemigos de nuestras Patria, de nuestro augusto Culto, y de nuestra felicidad; he visto en la tarde de ayer sobre vuestros semblantes cifrada la victoria. Cuatro mil despeciables enemigos se atreven a insultarnos, fundando su loca presunción sobre la poca energía que nos suponen. Haces que con el escarmiento de su ruina aprendan a respetar con la Europa entera el valor, y la constancia Española. Tengamos presente lo que estas virtudes hicieran executar el día 12 de Agosto del año anterior, y marchemos con confianza de un seguro triunfo bajo los auspicios del Dios de las victorias. Que nuestras voces repitan miles de veces: morir o vencer. Si entre nosotros se hallare (que no me lo persuado) alguna alma debil, que vierta proposiciones de desconfianza o tibieza en nuestro empeño, que se le cambien las armas en una rueca, y que una muerte afrentosa sea el premio de la cobardía, si la hubiese. Pero lejos de mi semejante temor: todos estamos animados de un mismo espíritu. Vuestras esposas, vuestros hijos, vuestros Magistrados descansan en vuestro valor: los Ministros del Señor ofrecen incesantes sacrificios por el feliz suceso de nuestras armas: y no dudo un solo momento que con tan poderosos medios y estímulos, no dejaréis de ceñir vuestras sienes de los laureles que nos estan preparados, y de ser esculpidos vuestros nombres en el Templo de la Fama.


Buenos Aires 25 de Junio de 1807.

Santiago Liniers

 Fuente: Wikisource