Efectos de la histerectomía en la sexualidad femenina

Cosas que debes saber antes de realizarte una histerectomía

Consecuencias histerectomía en la sexualidad mujer
©Roger Harris/Science Photo Library/Getty Images

La histerectomía es una cirugía en la que se extirpa el útero o matriz, el órgano sexual femenino donde se desarrolla el bebé durante el embarazo. Según estadísticas del año 2011 del American Congress of Obstetricians and Gynecologists, la histerectomía es la segunda cirugía más frecuente entre las mujeres en edad reproductiva en los Estados Unidos, después de la cesárea.

Se habla de histerectomía parcial cuando se mantiene la parte inferior del útero, es decir, el cuello uterino (también llamado cérvix).

Si se extrae el útero por completo se denomina histerectomía total. Algunas veces, junto con la histerectomía también se realiza otro procedimiento relacionado que consiste en la extracción de uno o ambos ovarios, así como de las trompas de Falopio.

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico irreversible. Para ciertos tipos de cáncer de útero o de cuello uterino, recurrir a una histerectomía puede ser la única opción, dependiendo de cuán avanzada esté la enfermedad. Sin embargo, también se ha utilizado la histerectomía para tratar otras condiciones de salud como los fibromas uterinos (miomas), la endometriosis y el prolapso uterino, para las que existen otros tratamientos menos invasivos e irreversibles que una histerectomía. Es importante que te informes bien y consultes varias opiniones médicas antes de someterte a este tipo de cirugía.

Actualmente, casi un 39% de las histerectomías que se realizan en los Estados Unidos se hacen para eliminar los fibromas uterinos.

Ha sido el principal motivo para practicar este tipo de cirugía en las mujeres entre 35 y 54 años, poniendo fin a su vida fértil. El American Congress of Obstetricians and Gynecologists es claro al decir que los fibromas no son tumores cancerosos y tienden a reducirse en tamaño espontáneamente después de la menopausia.

También existe una cirugía menos invasiva para extirpar los fibromas – llamada miomectomía – que no requiere sacrificar innecesariamente el útero y ayuda a que la mujer pueda lograr un embarazo. Afortunadamente, la cantidad de histerectomías efectuadas por causa de los fibromas uterinos ha disminuido en los últimos años, probablemente porque las mujeres están mejor informadas.

Tras una histerectomía no podrás quedar embarazada nunca más. Tampoco habrá más menstruaciones. Inclusive, si no te han removido los ovarios, la menopausia podría ocurrir a una edad más temprana que lo normal. Cuando tus ovarios son también extirpados entrarás por completo en la menopausia y podrías experimentar calor y sofocos, así como sequedad vaginal, entre otros síntomas.

Posibles efectos sobre la vida sexual

Unas seis semanas después de la cirugía se pueden reanudar las relaciones sexuales. Por lo general, aquellas mujeres que han tenido una vida sexual satisfactoria antes de la cirugía la seguirán teniendo después. Las mujeres que sufrían de dolores crónicos o sangramiento intenso, ocasionados por un problema uterino, pueden experimentar inclusive un aumento en el placer sexual al cesar estos síntomas. Sin embargo, las investigaciones al respecto no son concluyentes, ya que mientras algunos estudios confirman estos resultados, otros tienden a mostrar una disminución en la lubricación vaginal, las sensaciones en los genitales, el deseo sexual y la capacidad de excitación tras la histerectomía.

Posibles efectos psicológicos

Muchas veces la cirugía brinda un efectivo alivio emocional y mejora la calidad de vida de la mujer, por ejemplo, cuando se realiza para controlar un cáncer o para detener un sangramiento uterino persistente que no cede ante ningún otro tipo de tratamiento. Por otro lado, una mujer puede experimentar dolor emocional y tristeza, tras la extracción de su útero, un órgano íntimamente asociado con la feminidad y la maternidad. Podría también tener sentimientos encontrados o depresión por el cese de su fertilidad. Lo recomendable en estos casos es buscar ayuda de un psicoterapeuta durante el proceso de duelo.

Críticas duras a la histerectomía innecesaria

HERS Foundation es una organización internacional sin fines de lucro dedicada a informar acerca de las secuelas de una histerectomía innecesaria en la salud y sexualidad de la mujer, y sobre otras alternativas de tratamiento.

Esta organización afirma que gracias a la práctica de la histerectomía, los ginecólogos, hospitales e industria farmacéutica producen más de 17 billones de dólares al año. El 98% de las mujeres que la fundación ha referido a un comité de ginecólogos certificados para un segundo diagnóstico – después de haberles sido indicada una histerectomía – descubrieron que en realidad no la necesitaban.

Con una énfasis más bien tajante, HERS Foundation denuncia los efectos perjudiciales de la histerectomía, como algunos de los siguientes:

  • Cuando los ligamentos del útero se cortan, se altera la posición natural de los huesos y los órganos dentro de la pelvis. Esto afecta las caderas, la columna y toda la estructura del esqueleto.
  • Cuando se cortan los nervios pélvicos se debilitan los músculos del piso pélvico y se pierde sensación en esta área del cuerpo. Esto también puede resultar en incontinencia urinaria y fecal.
  • Cuando los nervios que sujetan el útero son cortados, disminuye la capacidad de sensación en la vagina, clítoris, labios genitales y pezones. La sensación de placer sexual puede disminuir o perderse por completo cuando se cortan estos nervios o se extrae el útero.
  • Aquellas mujeres que experimentaban orgasmos uterinos antes de la cirugía nunca más volverán a sentirlos porque las contracciones uterinas que suceden en este tipo de orgasmo no pueden ocurrir cuando el útero ya no existe.
  • Tras la histerectomía, la mayoría de las mujeres reporta una pérdida significativa de las sensaciones placenteras en la vagina. Muy pocas son capaces de experimentar contracciones vaginales durante el orgasmo.
  • Una de las funciones del útero y de los ovarios es brindar protección cardiovascular. Cuando el útero es removido, una mujer tiene 3 veces más de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. Cuando los ovarios son removidos esta probabilidad aumenta a 7 veces.
  • Tras una histerectomía total se produce un acortamiento  de la vagina, que además no tiene donde sostenerse. Ello ocurre, porque es necesario cerrar la vagina en su extremo superior y ssostenerla de alguno de los ligamentos que han sido cortados. A veces, estas suturas se rompen, produciendo un prolapso de la vagina, es decir, la vagina tiende a salirse por la abertura vaginal.

    Los órganos genitales femeninos cumplen una función irremplazable a lo largo de toda la vida. Nunca hay una etapa o una edad en la vida de una mujer en la que su útero y sus ovarios ya no sean esenciales para su salud y bienestar, concluye diciendo HERS Foundation.

    Con mayor información en tus manos, consulta a tu médico, pide una segunda opinión a otro, e investiga tú misma antes de optar por una histerectomía como única opción de tratamiento.

    Fuentes:

    HERS Foundation. Female anatomy: the functions of the female organs . Recuperado el 09 de mayo de 2014.

    Mayo Clinic. Abdominal hysterectomy . Recuperado el 09 de mayo de 2014.

    Mayo Clinic. Hysterectomy: surgery to remove the uterus . Recuperado el 09 de mayo de 2014.

    Roovers, J.P., Van der Bom, J., Van der Vaart, C.H. y Heintz, A.P. “ Hysterectomy and sexual wellbeing: prospective observational study of vaginal hysterectomy, subtotal abdominal hysterectomy, and total abdominal hysterectomy”. BMJ, 2003, 327: 774.

    The American Congress of Obstetricians and Gynecologists. 2011 Women’s Health Stats and Facts . Recuperado el 09 de mayo de 2014.