Dos días en La Gloria

01
de 12

La Gloria

Balneario de aguas termales La Gloria
Balneario de aguas termales La Gloria. Kiev M.

La Gloria es un balneario de aguas termales ubicado en el municipio del Cardonal, en el estado de Hidalgo. El área donde se localiza este refugio natural, está enclavado en medio de impresionantes montañas y paisajes semidesérticos donde parece impensable encontrar un oasis como este. En esta guía te mostramos paso a paso todo lo que te espera en este santuario natural.

02
de 12

Desde las alturas

© Kiev Murillo

Disfrute de los paisajes que ofrece el camino. A pesar del tiempo invertido, le aseguro que habrá valido la pena contemplar la majestuosidad de las montañas desde las partes más altas.

03
de 12

El sonido de la naturaleza

© Kiev Murillo

Haga alguna parada antes de su llegada , apague el motor del vehículo y sienta como corre el viento entre las montañas mientras se asombra con la inmensidad de la naturaleza. La soledad del trayecto brinda la oportunidad de capturar algunas fotos curiosas

Algunos kilometros antes, se encontrará con una caseta de cobro que administra la cooperativa de los ejidatarios propietarios del lugar. Ahí se realiza la venta de los boletos para ingresar al balneario.

04
de 12

Acampar o rentar una cabaña

© Kiev Murillo

En La Gloria existen dos opciones para pasar la noche, una es llevar su propia tienda para acampar (compare precios) por la que se cobra una tarifa mínima, y la segunda, es rentar una de las cabañas que se encuentran muy bien acondicionadas y cuyos precios varían en función de su capacidad.

05
de 12

¡A nadar!

© Kiev Murillo

Una vez instalado, diríjase a darse un chapuzón a la fosa de aguas cristalinas que se alimentan de una cascada y del agua tibia que emerge de las entrañas de la tierra. El escenario es simplemente espectacular. Quedará asombrado al nadar en medio de todas esas formaciones rocosas.

Use algún calzado deportivo especial a prueba de agua para evitar resbalar o lastimarse con las rocas al caminar.

06
de 12

Relajación

© Kiev Murillo

El balneario cuenta con muchas remansos de agua en donde se forman pequeños jacuzzis naturales de diferentes profundidades. En la parte más baja de la montaña se adaptó una piscina que llaman el Baño del Licenciado. Al nadar en ella, notara lo cálidas y reconfortantes que son esta aguas, las cuales, han sido catalogadas como curativas por sus beneficios para el organismo.¡Su estrés se habrá ido definitivamente!.

07
de 12

¿Donde comer?

© Kiev Murillo

Al caer la tarde es necesario un buen bocado. En la zona hay dos restaurante y una tienda de abarrotes. También puede optar por llevar su propia comida y prepararla al aire libre. Si prefiere la comodidad, la comida regional que ahí se ofrece es muy buena y a precios muy accesibles.

08
de 12

Fogata bajo las estrellas

© Kiev Murillo

Algo que no puede dejar pasar en este lugar es encender una fogata al anochecer. La vista desde este lugar por las noches es simplemente espectacular. La Vía Láctea hace su aparición cubriendo todo el paisaje, mientras las luciérnagas hacen lo propio como de las mismas estrellas. Los ejidatarios del lugar venden los suministros necesarios para su fogata incluyendo la leña, así evitan que los paseantes dañen los árboles del lugar.

09
de 12

Comenzando el día

© Elton Rodríguez bajo licencia Creative Commons

A la mañana siguiente, un buen desayuno. En el lugar se prepara desde la noche anterior, en un hoyo cubierto con brasas, una exquisita barbacoa de borrego que se hornea lentamente por muchas horas. Pruébela con una buena salsa borracha y tortillas recièn hechas. Además de deliciosa, le dará la energía suficiente para subir y bajar por las diferentes albercas del lugar.

10
de 12

Masaje

© Kiev Murillo

Diríjase a alguna de las muchas cascadas y disfrute de un agradable masaje en la espalda a medida que el torrente del agua cae con suavidad. En el rio que corre en la parte baja de la montaña, muchas personas aprovechan las propiedades exfoliantes del barro que de ahí se obtiene.

11
de 12

De vuelta a casa

© Kiev Murillo

Al emprender el camino de vuelta, tendrá una sensación de relajación incomparable. El haber pasado un par de días en La Gloria habrá sido precisamente eso: ¡haber estado en la gloria!.

12
de 12

Cómo llegar

© Kiev Murillo

Para llegar desde el Distrito Federal, siga por la carretera federal México- Pachuca. En la entrada de la ciudad de Pachuca tome la desviación hacia Ixmiquilpan. Una vez en Ixmiquilpan, siga los señalamientos hacia las grutas de Tolantongo. Antes de llegar a Tolantongo encontrará la desviación hacia El Arenal que lo conducirá hasta La Gloria.