Dogo de Burdeos

Foto: spaceodissey

Historia

Su salto a la fama fue en 1989 cuando apareció junto a Tom Hanks en la película Turner & Hooch, en la cual un adorable dogo de Burdeos hizo el papel de Hooch. Aunque la ascendencia del dogo de Burdeos sigue siendo un misterio para muchos, hay quienes dicen que el dogo es el ancestro del bullmastiff y que el bulldog es el ancestro del dogo. Otros dice que el dogo de Burdeos es el descendiente del mastiff tibetano.

Otros encuentran la conexión entre el dogo y un antiguo perro francés con el mismo nombre. Sea cual sea el caso, una cosa es indiscutible: se trata de un perro francés de gran físico y potencia, con obvios rasgos de moloso. El dogo de Burdeos no fue reconocido por el American Kennel Club hasta el año 2008. Puede ser un gran perro de guardia.

Grupo

Trabajo, según el American Kennel Club.

Aspecto

El dogo de Burdeos es un perro de tamaño mediano: pesa entre 120 y 140 libras (54-65 kg), sin importar el sexo. Por otro lado, los machos miden de 24 a 26 pulgadas de altura a la cruz, mientras que las hembras miden de 23 a 26 pulgadas de altura a la cruz. Tiene el pelo suave corto y ceñido al cuerpo.  Puede ser de color rojo, beis o caoba. Lo caracteriza su aspecto moloso: su musculoso cuerpo, cabeza grande, fuerte quijada y hocico corto, al igual que los pliegues de su rostro.

Temperamento

Es valiente, equilibrado, tranquilo, cariñoso y leal.

Salud

Para disminuir las probabilidades de tener un dogo de Burdeos con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animaleso por internet. No descartes la posibilidad de adquirir tu dogo de Burdeos de un refugio de animales o de un centro de rescate. Se recomienda que el futuro dueño se informe, ya que estos lugares tienen una gran cantidad de perros en espera de adopción y brindan la posibilidad de salvarle la vida a un animal.

Considera no solo perros de pura raza, sino mestizos también. Por su parte, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de perros dogo de Burdeos y solamente perros saludables que van de acuerdo con el estándar de la raza. El dogo de Burdeos es susceptible a enfermedades incluyendo el síndrome braquiocefálico, o síndrome de la obstrucción de las vías respiratorias, ocasionándole problemas de respiración, dado su corto hocico, y displasia de cadera, enfermedad que afecta a más de la mitad de los perros de esta raza.

Si obtienes tu dogo de un criadero, asegúrate de que haya recibido los exámenes necesarios para descartar posibles enfermedades. Un criador responsable te entregará los resultados de sus exámenes y un certificado de pedigrí. Tendrás que firmar un contrato que te explique tus responsabilidades.

Expectativa de vida: 5-6 años.

Cuidado

Además del acicalamiento básico, el dogo de Burdeos requiere de algunos cuidados. Límpiale bien el rostro, sobre todo los pliegues, con un paño húmedo. Lo recomendable es que tenga acceso al exterior y que viva en una casa que tenga patio, pero necesita el amor de toda tu familia, ya que es muy cariñoso. Aunque se lleva bien con los niños, es importante enseñarle a  los menores a respetar al dogo de Burdeos y viceversa.

Ya que es una raza braquiocefálica por su corto hocico, hay que tener cuidado especial en el verano y asegurarse de que el dogo esté en la sombre, tenga suficiente agua y no haga ejercicio excesivo.

Actividad y ejercicio

Este perro requiere de ejercicio para estar completamente saludable. Un buena dosis de ejercicio diariamente lo mantendrán en buen estado de ánimo y salud. Llévalo a caminar todos los días e inscríbelo en clases caninas. Le encanta agility, rally y las clases de obediencia.

Educación y entrenamiento

Solo el adiestramiento positivo y constante te puede garantizar que tengas un perro feliz y equilibrado. Como todos los perros, necesita socialización. Preséntale tu mundo de manera gradual y de la forma más positiva posible. Para empezar, preséntale a todo tipo de personas de todas las razas, tamaños y edades, incluyendo extraños y niños.

Es muy importante que el can también conozca distintos perros y otras mascotas, lugares desconocidos, sonidos e incluso  olores. Esto tiene como objetivo que el perro aprenda a aceptar todo lo que tiene el entorno sin miedo, timidez o agresividad. Debes encargarte de la socialización del perro tan pronto lo obtengas y tener en cuenta que mientras más temprano empiece el proceso de socialización mucho mejor. Las primeras 12 semanas de la vida del perro son primordiales, pero un perro de cualquier edad puede ser socializado si su dueño utiliza el proceso debido. La obediencia básica también será imprescindible, ya que  establece las reglas para que tu perro pueda navegar una sociedad de humanos sin problemas. Te enseña a ti cómo comunicarte de forma básica con tu can, y le enseña a él que cada acción conlleva una reacción y que cuando se comporta de forma idónea siempre obtiene una recompensa, ya sea una delicia, un paseo, una caricia o palabras alentadoras. Entrenar a tu perro con adiestramiento positivo no solo es recomendable sino necesario si deseas tener un perro feliz, que te espeta y se divierte contigo. El dogo de Burdeos, en especial, responde muy bien al adiestramiento. ¡Le encanta complacer a su dueño!

Sobre esta raza

El dogo de Burdeos es un gigante cariñoso. Es tranquilo y agradable, siempre querrá complacerte. Es bastante fuerte y le encanta jalar carritos. No es el tipo de perro para dueños principiantes. Necesitará de tu tiempo, paciencia, entrenamiento y liderazgo. Como suele ser el caso con las razas medianas y grandes, tiene una expectativa de vida un poco corta.

Es ideal para ti si…

  • Ya te has informado, comprendes las necesidades de esta raza y tu estilo de vida es perfecto para tener un dogo de Burdeos.  
  • Estás listo para tener una criatura llena de energía, lista para una nueva aventura cada día.