Doctrina de la contención y teoría del dominó

Doctrina de la contención, teoría del dominó
John Kennedy ante el Muro de Berlín. Evitar la expansión del comunismo promulgado por la Unión Soviética era el fin de la doctrina de la contención. The U.S. National Archives

 

Tanto la doctrina de la contención como la teoría del dominó son piezas fundamentales en el pensamiento político de Estados Unidos y sus aliados occidentales durante la Guerra Fría.

Sirvieron de contexto, explicación y, en muchos casos, justificación para políticas intervencionistas en otros países.

La doctrina de la contención

Se partía de la base de que la Unión Soviética y su gobierno comunista intentaban expandirse a países que eran capitalistas.

No era en absoluto una exageración esta argumentación, ya que tras la derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial en 1945 la Unión Soviética extendió su control sobre países del Este y del Sur de Europa, a lo que en palabras de Winston Churchill, era los países más allá del telón de acero.

Además, la Unión Soviética extiende rápidamente a otras zonas su influencia como es a China, donde triunfa la revolución comunista en 1949, y a Corea.

En Estados Unidos se consideraba que para evitarlo lo único que se podía hacer era contener el comunismo dentro de las fronteras de los países que eran comunistas en ese momento.

El origen de la doctrina de la contención se encuentra en la Truman de 1947, cuando Estados Unidos promete ayuda económica tanto a Turquía como a Grecia para evitar que continúe en la región la expansión comunista impulsada por los soviéticos.

Ese mismo año el diplomático George Kennan en articula por primera vez en un artículo la doctrina de la contención.

En él argumenta que la contención de la Unión soviética y su esfera de influencia al área que tenía en ese momento era necesario y que su expansión más allá de esas fronteras debería considerarse como un ataque a la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Etimológicamente, la palabra contención (containment, en inglés) es una tradución de una expresión francesa que se puede traducir al español como cordón sanitario.

Y Kennan lo emplea en su forma inglesa porque un cordón sanitario es la expresión que se había utilizado en Europa en los años 20 para impedir la expansión de la revolución soviética tras el triunfo de los bolcheviques en 1917.

Teoría del dominó

Esta teoría es el corolario de la doctrina de la contención. Según la misma, si un país en una determinada región del mundo se hacía comunista, los demás que conformaban la región también acabarían cayendo bajo el influjo comunista. Es decir, no se perdería sólo un país, sino toda una región.

La primera persona que públicamente hizo referencia a esta teoría fue el presidente de Estados Unidos Dwight Eisenhower en 1954.

Ejemplos en la práctica de la aplicación de la doctrina de la contención y la teoría del dominó:  Hay muchos ejemplos y de naturaleza muy variada, destacando:

El Plan Marshall en Europa Occidental que supuso una ayuda económica masiva por parte de Estados Unidos a una Europa destrozada por la Segunda Guerra Mundial y que tenía como uno de sus fines principales evitar que ningún país de la región cayese bajo el influjo comunista, aunque fuera a través de elecciones.

La Guerra del Vietnam, que es quizá uno de los ejemplos más destacados y donde estas doctrina y teoría jugaron un papel fundamental entre las causas que explican ese conflicto.

En 1977 Richard Nixon argumentó en una entrevista en televisión que la intervención estadounidense en el golpe de estado de Chile de 1973 que puso fin al gobierno de Salvador Allende estaba justificado en base a la teoría del dominó. La idea era que Cuba y Chile podrían crear un sándwich rojo que presionaría a toda Latinoamérica.

Más tarde el presidente Ronald Reagan argumentó la misma doctrina para justificar los apoyos de Estados Unidos a gobiernos contrarevolucionarios o guerrillas anticomunistas en Centroamérica, siendo el caso más notable el de la Contra nicaragüense, que luchaba contra el régimen comunista de Daniel Ortega y el Frente Sandinista de Liberación Nacional.