Diferencias entre Windows OEM, Retail y de volumen (bulk)

Windows-OEM-Retail-Volumen
Foto © Pixabay

Existen tres tipos básicos de licencias de Windows: OEM, Retail y de volumen. Hay diferencias importantes entre ellas. Cada una tiene sus características propias. También limitaciones sobre lo que te permiten hacer con tu propio Windows.

Lo primero de todo

Sigue este enlace para saber qué licencia de Windows tienes si no lo sabes ya. NO es lo mismo la licencia que la versión. Las hay distintas para versiones iguales de Windows 7, 8, 8.1, 10, etc.

Estas son las principales...

Licencias OEM

Son con diferencia las más normales en Windows que vienen ya preinstalados en el PC. Las OEM pueden ser de varios tipos (SLP, NONSLP, COA). A efectos prácticos las distingue sobre todo la forma que se use para activar Windows con ellas en el equipo. Sea cual sea el tipo suelen tener estas limitaciones:

  • Los Windows OEM están ligados al equipo donde vienen instalados. En la práctica significa que NO puedes usar la clave de tu Windows para instalarlo en un equipo distinto. Aunque sea uno nuevo que compres tú.

    IMPORTANTE:
    Debes averiguar la clave de tu Windows y guardarla en un lugar seguro, "fuera" del PC. Es necesaria para resolver algunos problemas o hacer reclamaciones ante Microsoft.
  • En general no podrás reinstalar Windows con tu clave OEM ni siquiera en tu propio equipo si cambias su placa principal (placa madre o motherboard). En ese caso tendrías que comprar un Windows nuevo.

    La excepción a esa regla es que cambies la placa por ser defectuosa. Entonces si podrás con la condición de que la nueva sea de la misma marca y modelo que la antigua. O una equivalente del mismo fabricante.
  • Lo normal es que no tengas problemas con la licencia si sustituyes o amplias la memoria RAM. O si cambias la tarjeta gráfica de vídeo o la de sonido. Tu Windows debe seguir funcionando igual.
  • Los PC con Windows OEM suelen incluir lo que se llama una partición de recuperación en el disco duro. Sirve para reinstalarlo cuando hay fallos graves que no pueden resolverse de otro modo. El inconveniente es que esa recuperación suele devolver el equipo al estado original de fábrica, sin tus archivos ni programas.

    Es MUY recomendable crear una imagen del sistema. Si tienes que reinstalar Windows, la imagen sí estará al día con todas tus cosas y programas. Ve cómo:
    - Crear una imagen del sistema en Windows 7

    - Crearla en Windows 8

    - En Windows 8.1

    - En Windows 10
  • Es posible reinstalar un Windows OEM en un disco duro distinto que pongas a tu PC. Pero ANTES toma estas precauciones y ten en cuenta estas cosas:
    -Averigua tu clave de Windows y escríbela en un papel.

    -Crea una imagen del sistema para "cargarla" en el nuevo disco (explico cómo hacerlo en los enlaces sobre crear una imagen).

    -NO formatees el disco duro.

    -A veces tendrás que reactivar tu Windows tras la reinstalación.

Licencias retail (o RTL)

Son los Windows que se compran en tiendas físicas o de Internet. Suelen venir en un DVD o como un archivo ISO. Hay dos tipos básicos de licencias retail:

  • Windows de licencia completa (o full license)
    Permite instalar tu Windows en cualquier PC. La única restricción es que no debes usar la clave de tu licencia a la vez en más de uno. Si intentas hacer eso quizá tengas problemas para activar Windows en los equipos extra donde lo instales.

    Es posible instalar/reinstalar un Windows completo retail todas las veces que quieras. Aunque sea en un disco duro vacío/formateado o hayas hecho cambios en el hardware de tu PC. Como sustituir la placa madre, el disco duro, la RAM, las tarjetas de vídeo o sonido, etc.
  • Windows de actualización (o upgrade)
    Sirve para pasar de una versión más antigua a otra más moderna. Por ejemplo de Windows 7 a Windows 8 u 8.1. Es NECESARIO tener instalado en el PC el Windows de origen para poder instalar/reinstalar el upgrade sobre él.

    No se puede instalar la actualización en un disco vacío o formateado. Tampoco en un PC con un Windows distinto de aquel para el que era el upgrade.

Otras licencias (GVLK)

Se engloban bajo el nombre común de licencias de volumen de Windows. En general se orientan a pequeñas, medias o grandes empresas. Las hay de muchos tipos. Cada una con sus propias características y limitaciones. También varía según el caso el modo de activarlas o de conseguir actualizaciones a Windows más modernos. Ve aquí más información sobre las licencias de volumen.

Es raro que un usuario particular tenga legalmente un Windows con una licencia de este tipo. A veces se trata de licencias pirata. O hay fraudes relacionados con ellas. Como que un distribuidor venda PCs con Windows de volumen haciéndolos pasar por OEM o Retail. Si ese es tu caso no dudes en hacer una reclamación ante quien te haya vendido el equipo.