Diferencias entre Intel HD 2500, 4000 Ivy Bridge

Copyright Intel

La salida al mercado en el año 2011 de la arquitectura Sandy Bridge de Intel supuso un cambio en el ecosistema de procesadores. La idea es simple, aprovechar los avances en la tecnología de fabricación para crear transistores cada vez más pequeños e integrar la tarjeta gráfica dentro del mismo chip del micro. Esto mismo ya se había hecho con otros elementos que antes estaban en la placa base como por ejemplo el controlador de memoria.

Estos micros también son conocidos como Intel Core de Segunda Generación. AMD, el otro gran fabricante de este tipo de dispositivos, fue la primera compañía que utilizo el termino APU para referirse a una CPU o procesador con una tarjeta gráfica integrada.

Los modelos incluidos en los Intel Core de Segunda Generación traen cosas buenas y cosas no tan buenas. Su característica más destacada es Quicksync, este bloque permite acelerar de una manera radical la capacidad para codificar y reproducir películas. Ideal si por ejemplo tienes un IPad o IPod. Las sombras vienen de las posibilidades de su tarjeta gráfica. No soporta DirectX 11 ni la última versión de Open GL.

En esencia, algunos juegos, sobre todos los más modernos ni siquiera arrancaran. Además, sus prestaciones son bastante débiles. No podrás utilizar ni una resolución alta ni todos los efectos de los que puedes disfrutar con otros tipos de tarjetas.

AMD, por otra parte, entro en este mercado, de los procesadores para computadoras de escritorio con tarjeta gráfica integrada, gracias a sus procesadores Fusion. Los cuales, aparte de tener soporte para Directx 11 tienen unas prestaciones mucho más altas que las que Intel es capaz de ofrecer en sus micros Sandy Bridge.

El año 2012 trae a nosotros los nuevos procesadores Ivy Bridge o Intel Core de Tercera Generación. En estos, entre otras mejoras, se consigue reducir el tamaño de los transistores, y se actualiza la arquitectura dejando los grandes cambios para las tarjetas gráficas integradas.

¿Qué tienen en común las nuevas versiones de Ivy Bridge 2500 y 4000?

Los nuevos procesadores han venido con dos modelos de tarjetas gráficas integradas como ya teníamos en los modelos Sandy Bridge. Las características comunes se pueden resumir en lo siguiente:

Resolución. Se aumenta la resolución máxima con la que puedes trabajar a 2560x1600.

Múltiple monitor. Con Sandy Bridge sólo podías usar dos monitores al mismo tiempo. Tanto los modelos 2500 como el 4000 son capaces de hacerlo sobre tres.

DirectX x 11. La mejora más importante. Ambas tarjetas adoptan este estándar. Además del soporte para los últimos juegos, el tener esta característica nos ofrece la posibilidad de usar la teselación y Direct compute para acelerar ciertos programas como pueden ser los de retoque fotográfico o de vídeo.

Cache. Ahora, la tarjeta gráfica integrada tiene acceso a la cache de nivel tres, lo cual hace que pueda realizar cálculos de una manera mucho más eficiente.

QuickSync. Se ha mejorado la capacidad de este elemento.

¿En cuanto mejoran las prestaciones de la anterior?

Hasta un 70% o incluso un 80% de la versión 4000 sobre la 3000. Sin embargo no llega a las capacidades que tienen los Fusion de AMD. Sobre un 20% a 40% más lenta que la versión de este fabricante.

Estamos ante una tarjeta que puede ser usada por todos aquellos usuarios que no tienen excesivas necesidades en cuanto a juegos 3D.

Características técnicas HD 2500

Incluye seis unidades de ejecución. Aunque sean el mismo número que tiene la versión 2000 de Sandy Bridge estas se han mejorado internamente. Ten en cuenta que el soporte para DirectX 11 hace que tengan que realizar muchos más cálculos.

Características técnicas HD 4000

En este caso tenemos 16 unidades de ejecución. Estas contrastan con los doce que se incluían en la 3000 de Sandy Bridge.

Conclusiones

Si no vas a jugar tanto la HD 2500 como la 4000 son muy buenas opciones sobre todo si quieres ahorrarte algo de dinero. El bloque Quicksync es muy interesante.

En otro caso, si eres un apasionado de los juegos, lo mejor es que inviertas algo cada año y renueves la tarjeta gráfica discreta de tu PC con aquello que se adapte a tus necesidades.