Diferencias entre baterías de Ion Litio, NiCd, NiMH para laptops o portátiles

Bateria ion cd
Copyright Getty

La batería de los laptops o portátiles ha evolucionado a lo largo de los años como no podía ser de otra manera. Cada una de las tecnologías usadas tiene sus puntos fuertes y sus debilidades.

NiCd

Ciclos de vida. Todas las baterías sufren cada vez que se realiza una carga. En concreto, pierden capacidad para almacenar energía cuando son rellenadas. Cuando un fabricante te informa del ciclo de vida de una batería se refiere al número de cargas completas que soporta hasta que su capacidad se reduce al 80% que tenía cuando salió nueva de fábrica.

Ten en cuenta que esto hay que las baterías también se ven afectadas por la temperatura y el tiempo lo cual hace que su capacidad de carga pueda no ser la que te indica el fabricante.

En concreto valores comunes de las NiCd andan sobre las 1500 recargas antes de llegar al 80%.

Autodescarga. Cuando una batería no se usa esta se descarga, es lo que se conoce como fenómeno de autodescarga. En concreto una batería de Níquel-Cadmio que no se recarga durante un mes perderá un 20% de su carga.

Mantenimiento. Se recomienda cada uno o dos meses realizar una descarga completa y después volver a cargarla de manera total. De esta forma se evita el denominado "efecto memoria". Esto ocurre cuando se recarga la batería sin descargarla de forma completa, lo cual produce que la batería pierda capacidad de almacenamiento de energía.

NiMH

Es una evolución de la anterior. Al tener en común el Níquel son muy parecidas.

Se consigue más capacidad de almacenamiento de energía con menos peso y pueden por tanto crearse dispositivos más pequeños y menos pesados. Se aumenta la cantidad de mAh y mWh que son capaces de ofrecer por cada gramo de batería.

Ciclos de vida. En este caso estaríamos hablando de 300 a 500 ciclos para que pierda ese 80% de carga.

Se prefiere esto a cambio de un menor peso.

Autodescarga. También es peor que la anterior, en concreto puedes perder hasta el 30% mensual.

Mantenimiento. Menor que las de NiMH, en concreto debes hacer una carga y descarga completa cada 2 o 3 meses. Tienen "efecto memoria" pero menos acusado que las baterías de Cadmio. Se recomienda guárdalas con el 40 por ciento de carga si no van a ser usadas en algo de tiempo.

Ion Litio

Otra vuelta de tuerca en las baterías para estos dispositivos. Se vuelven a crear baterías más pequeñas que almacenan mayor cantidad de energía. En la actualidad es la tecnología preferida para todo tipo de equipos móviles no sólo laptops. Permitiendo que aparezcan nuevos tipos de PCs aún más pequeños como los netbook o los ultrabooks.

Ciclos de vida. Son capaces de 500 a 1000 ciclos de cargas completas. Al no necesitar tanta carga y descarga de mantenimiento como las anteriores es una mejora considerable.

Autodescarga. Mucho mejor que las anteriores. En concreto pueden perder de un 5% a un 10% al mes.

Mantenimiento. Menor que las anteriores. Estas baterías llevan incorporado circuitería que les permiten protegerse tanto de estar siempre cargándose como de la descarga total.

Esto aumenta su precio pero hace que sean más fáciles de usar.

No es necesario esperar a que se descarguen para cargarlas y además no les afecta el "efecto memoria".

Se recomienda que si no se van a usar dejarlas almacenadas con algo de carga, sobre 40%. Para más información de cómo cuidar la batería de tu laptop consulta el enlace.