Diferencia entre la coma y el punto y coma

La coma es uno de los signos de puntuación más empleados en la redacción. Su principal uso consiste en señalar una breve pausa en la oración.
Sin embargo, en algunos casos quizás sea conveniente la utilización de un punto y coma, especialmente si nuestra intención es introducir una pausa más larga o separar ideas distintas del enunciado.
¿Qué diferencia existe entre la coma y el punto y coma? La diferencia consiste en que la coma establece nada más que una interrupción en la lectura y separa palabras que tienen relación con una misma idea en la oración.


En el siguiente ejemplo: En mi casa tengo manzanas, naranjas, peras y otras frutas, vemos que la coma separa palabras que se refieren a una misma idea, ya que el predicado de la oración básicamente lo que expresa es que "en mi casa tengo varios tipos de frutas".
En este caso no sería necesario la utilización del punto y coma, porque solo se entorpecería la lectura al señalar una pausa extensa que no es necesaria.
¿Cuándo entonces es posible utilizar el punto y coma?. Leamos el siguiente ejemplo: En mi casa, los árboles frutales brindan un clima fresco; en el interior, en cambio, el calor es agobiante.
En este enunciado no podríamos utilizar la coma en la parte que se comienza a describir el interior de la casa, ya que la función del punto y coma en este ejemplo estriba en separar dos oraciones que se encuentran conectadas, pero que por el significado y la longitud de lo que quieren expresar, la coma no puede sirver para señalar la pausa necesaria.