Diez mejores fondistas de la historia

Son carreras de fondo aquellas con una distancia mayor de 3.000 metros o 2 millas. Desde los 3.000 obstáculos hasta la maratón, son el escenario para la épica deportiva, en la que pocos atletas destacan. Por su carisma, su manera de correr y el escenario en el que han destacado -campeonatos mundiales -desde 1983- o juegos olímpicos -desde 1896- o campeonatos de cross country, los diez mejores corredores masculinos de la historia puede que sean:

01
de 10

Haile Gebrselassie, Etiopía, el mejor atleta de todos los tiempos.

Anto 2010
Haile Gebrselassie, nacido en 1973,es el mejor corredor de fondo de todos los tiempos: desde los 3.000 metros hasta la maratón, ha sido campeón o plusmarquista en todas las distancias. Donde más ha brillado ha sido en los 10.000 metros en pista, cuatro veces campeón del mundo y dos veces olímpico. En maratón batió por dos veces el récord del mundo. En la actualidad se decica a sus nuevas obligaciones como embajador de Unicef, su fundación y en la política de su país.
02
de 10

Abebe Bikila, el etíope descalzo

Abebe Bikila en Roma 1960. Comitato organizzatore dei Giochi della XVII Olimpiade

En los juegos de Roma de 1960 debutó un atleta etíope de 28 años, añadido a la expedición a última hora. Abebe Bikila no encontró zapatillas en Roma del patrocinador de la selección que le gustaran. La imagen dio la vuelta al mundo: Bikila entraba ganador en la meta, batiendo el récord del mundo de maratón, descalzo sobre el fondo del Arco de Constantino. En 1964, en Tokyo, volvió a ganar. Murió a los 41 años tras convertirse para siempre en el símbolo moderno de la gran prueba del fondo.

03
de 10

Emil Zatopek, la locomotora humana

Emil Zátopek - autor: Roger Rösing. Roger Rösing

Zatopek, nacido en 1922 en la República Checa rompiò las barreras psicológicas de 14 y 29 minutos en 5.000 y 10.000 metros, además de ganar entre 1948 y 1957 cuatro oros olímpicos y tres europeos, en distancias desde los 5.000 hasta las maratón. Zatopek corría en apariencia de manera poco fluida y efectiva. Sus duros métodos de entrenamiento y su mentalidad son parte de su leyenda. En 1997 fue elegido como el mejor atleta del siglo XX. Murió en 2000, con su figura reivindicada en la nueva Chequia democrática.

04
de 10

Paavo Nurmi, el primer mito olímpico

Paavo Nurmi - fuente: Sports Museum Finland. Sports Museum Finland
Los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920 fueron los primeros con el formato actual, con comités nacionales, juramento olímpico y en que se definieron las pruebas del atletismo. En ellos estaba destinado a brillar uno de los “finlandeses voladores”, Paavo Nurmi. En los doce eventos olímpicos en los que participaría entre 1920 y 1928, ganó nueve medallas de oro y tres de plata. Nacido en 1897, fue considerado en su momento el mejor atleta del mundo, y comenzó la gran tradición de fondistas nórdicos. Murió en 1973, con honores de héroe nacional finlandés.
05
de 10

Henry Rono, el genio fugaz, Kenya

Henry Rono el atleta con más talento que jamás ha pisado una pista de atletismo, batió cuatro récords mundiales en 81 días en 1978. Nadie se ha acercado a lo que hizo y no es probable que nadie lo haga. Su carrera, sin embargo, fue breve: las presiones, y la melancolía con su desplazamiento en Estados Unidos le llevaron a abusar de la bebida. Tras dos décadas de alcoholismo , es hoy un entrenador de atletas y maestro de primaria en Nuevo México. Rono nunca pudo participar en unos Juegos Olímpicos.
06
de 10

Carlos Lopes la rivalidad lusa, Portugal

Carlos Lopes, fondista portugués - autor: Vollebregt, Sjakkelien. Vollebregt, Sjakkelien
A Carlos Lopes, nacido en 1947, el gran éxito le llegó tarde: en 1984, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles ganó la prueba de Maratón, estableciendo un récord Olímpico que se mantuvo durante 29 años. Hasta entonces había ganado un Campeonato del Mundo de cross-country, y una medalla de plata en Montreal 76. Su compañerismo y rivalidad con su compatriota Fernando Mamede marcaron la prueba de 10.000 durante años.
07
de 10

Lasse Virén, el último finlandés volador

Lasse Viren en 1976 -autor: Plenz. Plenz

La explosión de Lasse Virén llegó en 1972: ganó las medallas de oro en 5.000 y 10.000 en los Juegos Olímpicos de Munich. Además batió en la final de 10.000 el récord mundial, y un mes después haría lo mismo con el de 5.000. Pasó cuatro años desaparecido de la escena de alto nivel, y en 1976 y volvió a ganar las dos pruebas, e intentó emular a Zatopek con la Maratón , lo que no consiguió. Su doblete en las dos pruebas de forma consecutiva es algo solo conseguido por él en la historia de los Juegos.

08
de 10

Mohammed Gamoudi, Túnez, figura en México 68

Mohamed Gammoudi en 1968. Dominio Público
México 68 siempre serán los Juegos Olímpicos de Bob Beamon, Fosbury en salto de altura, los velocitas americanos y el Black Power. En aquel año mágico, las pruebas de fondo fueron especialmente duras, debido a la altitud de la ciudad mexicana. Sin embargo el atleta tunecino Mohammed Gamoudi, con una espectacular carrera en los 5.000 metros logró poner al estadio en pie. El duelo entre Gammoudi y el etíope Mamo Wolde duró desde 1964 hasta 1972, con la irrupción de Lasse Virén.
09
de 10

Said Aouita, Marruecos

Said Aouita en 1989 - Col. Jose Luis González. Col. Jose Luis González
Entre el gran número de atletas kenianos que dominaron el fondo durante los años 80, hizo su aparición un atleta marroquí procedente del fútbol. Said Aouita, nacido fue capaz de ganar a todos los poseedores de récords entre los 800 y 10.000 metros, lo que le convierte en el fondista más versátil que ha existido. Fue el primer hombre en bajar de 13 minutos en 5.000, y poseyó los récords de 1.500, 3.000 lisos (distancia no olímpica) y 5.000. A su retirada, cedió el cetro a su compañero de entrenamiento Brahim Boutayeb.
10
de 10

Paul Tergat, Kenia, el Poulidor del atletismo

Paul Tergat en Marathon NY - Autor: Der Rodney. Der Rodney
En los años noventa del siglo XX, los atletas etíopes con el gran Gebrselassie a la cabeza dominaban la escena del fondo y medio fondo. A su sombra estaba el pentacampeón mundial en cross-country, el keniano Paul Tergat. Pese a que arrebató brevemente el récord de 10.000 metros a Gebrselassie, su gran éxito fue su marca en maratón lograda en 2003 en Berlín, que solo perdería a manos nuevamente de Gebrselassie en 2008. Pese a no lograr un oro jamás sobre pista Paul Tergat, es considerado unánimemente uno de los grandes fondistas de todos los tiempos.