Diez instrumentos de la India

Su sonido es, para Occidente, la definición de lo exótico.

Es uno de los países con la más profunda y rica tradición musical, ante la cual los oídos occidentales son estimulados por timbres nuevos e insospechados. Adentrarse en la música de india es, en parte, conocer decenas de instrumentos casi por completo desconocidos fuera de Asia, pero cuyo atractivo deja siempre al auditor curioso con ganas de escuchar más y aproximarse aunque sea superficialmente a su técnica.

La siguiente es una selección de algunos de los instrumentos típicos de India, artefactos milenarios cuyo sonido es la definición misma de lo exótico.

01
de 10

Sarangi

© superbrass.com

Instrumento de cuerda (3 centrales y 36 auxiliares), comparable al violín, pues se toca con arco. Está moldeado a partir de una sola pieza de madera. Quienes lo interpretan con buena técnica —eso incluye tocar con una porción inusual de los dedos: aquella bajo las uñas— pueden sacarle sonidos parecidos a los de la voz humana, y por eso se agrega a composiciones que buscan un cierto efecto dramático. Conjuntos rockeros, como Aerosmith, Tool y Blind Melon han introducido el sarangi en sus grabaciones.

>Así suena.

02
de 10

Saantor

© superbrass.com

Instrumento de percusión de cuerda, compuesto por una gran caja de madera (de forma trapezoidal) cuyas cuerdas se tocan con palillos especiales y con el intérprete sentado en el suelo (ubica el instrumento sobre sus piernas). Puede compararse a nuestro xilófono. Su origen es persa, y se encuentran antecedentes de varios siglos antes de Cristo. Ofrece un sonido claro, que cubre tres octavas, y que resulta ideal como acompañamiento a composiciones de arreglos multitrímbicos.

>Así suena.

03
de 10

Esraj

© superbrass.com

Mezcla de sitar y violín, se toca con un arco y sostiene las cuerdas sobre un puente bastante largo, de más de un metro (el intérprete descansa parte de su base sobre una de sus rodillas). Su sonido es preciso y brillante, y de una dulzura que le ha ganado el apodo de “el arpa india”. Ravi Shankar fue un intérprete temprano de Esraj, antes de descollar en el sitar.

>Así suena.

04
de 10

Sitar

© superbrass.com

Instrumento musical antiguo de cuerda pulsada y una caja de resonancia de madera. Es tradicional de la India y Pakistán —probablemente, es el instrumento más conocido en el extranjero de esos dos países—, aunque, desde los años sesenta, pasó a ser frecuente escucharlo también en composiciones occidentales. Suele confundirse con la cítara (de hecho, el diccionario de la Real Academia Española no diferencia ambos instrumentos), pero este último es un instrumento más pequeño y de sonido más grave. Es el instrumento indio más usado en grabaciones occidentales. Los Beatle lo utilizaron en temas como “Norwegian wood”, “Within you without you” y “Across the universe”, entre otras; y también Brian Jones lo agregó a grabaciones de los Rolling Stones. Desde entonces, la cítara se cruza muchas veces con la música pop y rock, incluyendo temas de grupos como Mamas and the Papas, Elton John, Shakira y hasta el grupo heavy Metallica.

>Así suena.

05
de 10

Tabla

© superbrass.com

Es uno de los instrumentos de India más conocidos fuera de las fronteras del país. Hay tallados de 500 años antes de Cristo que ya muestran su figura. Es un instrumento de percusión, compuesto por dos tambores más bien pequeños (parecidos a los bongoes), pero de diferente tamaño y sonido. Su superficie de piel (vaca o cabra), los puddi, son en extremo sensibles (las más complejas en la familia de la percusión, según expertos). Exige una hábil interpretación que combina técnica de las palmas y de los dedos de las manos.

>Así suena.

06
de 10

Shehnai

© superbrass.com

Es el oboe de India. Solía tocarse típicamente en festivales y bodas, pero de a poco ha ido intrudiciéndose también en las grabaciones de varios géneros musicales, principalmente de India y Paquistán. Está hecho de madera y bronce, y exige una técnica cuidadosa para manejar lo versátil que puede llegar a ser su sonido. Una de las pocas grabaciones pop que ha incluido alguna vez un shehnai es “Street-fighting man”, de los Rolling Stones (allí lo interpreta Dave Mason).

>Así suena.

07
de 10

Swarmandal

© superbrass.com

Es una suerte de arpa, aunque más pequeña que la que conocemos en Occidente. Puede tener entre 21 y 40 cuerdas y suele acompañar a uno o varios cantantes. Debe ser interpretada con gran delicadeza y con las puntas de los dedos, una cuerda a la vez. De seguro la has escuchado, pues aparece en canciones de los Beatles tan conocidas como “Strawberry fields forever” y “Lucy in the sky with diamonds”.

>Así suena.

08
de 10

Nagaswaram

© superbrass.com

Instrumento de viento, largo y firme, de sonido agudo y sinuoso, requiere de un gran oficio para su interpretación. Cubre dos octavas y media (como la flauta) y los tonos pueden manejarse a partir de la fuerza en la presión de los dedos. Es el instrumento de viento sin bronce que puede alcanzar el más alto volumen. Está casi siempre invitado a matrimonios y templos del Sur de India.

09
de 10

Tasha

© superbrass.com

Aunque es un tambor pequeño (y delgado), su sonido es de gran profundidad, y por esto atrae a varios músicos occidentales. Se toca con dos baquetas, colgado por una cinta que va al cuello del intérprete. La idea es tocarlo con agilidad, y potenciar su volumen, por eso resulta ideal para marchas y celebraciones públicas.

>Así suena.

10
de 10

Gopichand / Ektara

© superbrass.com

Es un instrumento extraño sólo al mirarlo. Está compuesto por una varilla de bambú partida casi por completo y con sus dos extremos atados a resonadores (de metal, madera, o incluso un coco bien ahuecado) que amplifican el sonido de una única cuerda tensada a todo lo largo, y cuyo sonido cambia a medida que se apreta el arco. Es el instrumento de cuerda más antiguo que puede encontrarse en la India Oriental (también se le escucha en música típica de Paquistán, Bangladesh y Egipto), y su uso sigue siendo frecuente como acompañamiento de cierta tradición de canto vocal.

>Así suena.