Diez artistas esenciales de la música electrónica

Por orden vagamente cronológico

Difícil elección, pero estos diez artistas son una selección representativa para quien quiera una buena muestra inicial sobre diversos estilos.
01
de 10
Foto: Carlos Müller

Cuántas cosas no existirían sin Kraftwerk. Demasiadas para contarlas todas, pero apuntaré algunas: el breakdance, el electro, muchos de los discos de Detroit techno concebidos tras madrugadas dedicadas a oír sus discos. Ya que, por encima de todo, por encima de hallazgos sonoros y originalidad escénica, fueron de los primeros capaces de demostrar masivamente que la música interpretada íntegramente por máquinas era capaz de transmitir emociones. Sigue leyendo »

02
de 10

The Human League

Foto: Wikipedia Commons

Grabar dos primeros discos: Reproduction y Travelogue, de música cósmica y algo marcial, pero con aires pop decididamente radicados en 50s y 60s hubiese sido suficiente. Pero, tras una diáspora del grupo que dio lugar, además, a otro interesante proyecto de dos fugitivos (Heaven 17), la publicación de su obra maestra Dare! elevó la música hecha con sintetizadores (synth, o tecno pop sin la "h") a cánones de popularidad y aplauso crítico que pocos discos consiguieron igualar.

Reseña de Dare!

03
de 10

David Sylvian

2003. Foto : Mono Andes
David Sylvian había comenzado, como vocalista de Japan, una carrera como émulo (incluso en la elección de su nombre artístico) del glam-rock ambiguo y ligeramente agresivo de los NY Dolls. De ahí pasó a ser una especie de Bryan Ferry andrógino y sobremaquillado, con la banda añadiendo capas y capas de teclados a su sonido. La última guisa del grupo, volcado a los sonidos orientales, precedió a su disolución y al lanzamiento de una dilatadísima carrera en solitario en la que siempre se ha mantenido en vanguardia, en solitario o en colaboraciones, experimentando con toda clase de texturas.

Reseña de Brilliant trees

04
de 10

Depeche Mode

Foto: Tierecke

Inicialmente relacionados por error con el movimiento new-romantic, Depeche Mode fueron el primer grupo que llevó los sintetizadores al centro de los conciertos en grandes estadios y a las grandes giras. Fenómeno global de colosales dimensiones, sus discos introdujeron sonido industrial, influencias alemanas, incluso pop desenfadado. Su pose como banda se mantuvo relativamente cercana a los estereotipos de las bandas de rock, pero su sonido, el de sus grandes discos, siempre estuvo dominado por los teclados.

Reseña de Music for the masses

05
de 10

Derrick May

Foto: Erin Pimm

Difícil incluir un único nombre de la influyente escena de Detroit de los últimos 80 y primeros 90. Pero sería particularmente cruel no mencionar a Derrick May quien, bajo el pseudónimo Rhythim is rhythim, publicó uno de los emblemas de la escena que constituyó el punto de ruptura y la eclosión del techno: "Strings of life", sin bajo, con su piano dirigiendo la entrada, y esas cuerdas que entran y salen constantemente. Un puro experimentador de sonido.

Reseña de Innovator

06
de 10

Andrew Weatherall

Foto: Jerroen

Podría ser el Da Vinci de la escena electrónica: produjo partes importantes de Screamadelica, disco pivotal en que el grupo Primal Scream abandonó un sonido cautivo de los Rolling Stones para lanzarse a la arena electrónica. Dinamitó otro excelente grupo, The Sabres of Paradise, tras crear avanzados discos de ambient-dub y trip-hop. Con Two Lone Swordsmen abarcó con éxito techno, deep-house, electro, incluso un convencional disco con instrumentación analógica. Como DJ, publicó igualmente variadas sesiones antológicas. Y jamás, hasta hoy, se ha cansado de hurgar e investigar en nuevos estilos.

07
de 10

Richie Hawtin

Foto: Raminta Malinauskaite

Músico anglo-canadiense enormemente prolífico: Richie Hawtin ya sería un ejemplo del estrellato al que se puede acceder, simplemente, como DJ, con una selección de música y una técnica impecables. Pero su carrera como músico es espectacular, trabajando bajo diferentes nombres en función del estilo sea más cercano al acid-house, al techno o al dub. Discografía extensa: obras propias, sesiones de DJ.

Reseña de Closer

08
de 10

Air

Foto: Rama

Dúo francés: influidos por centenas de iconos del más diverso origen: Bacharach, Gainsbourg, Debussy, Beatles. Pero todo ello pasado por el tamiz de su enorme facilidad para las melodías. Prácticamente, Air es el único grupo que sigue publicando excelentes discos de forma regular, de todo el espectro que surgió dentro de movimientos de música electrónica más introspectiva, sin orientación a la pista de baile: llamésele downtempo, ambient, o incluso lounge. Inquietos, fascinantes, cinematográficos: asiduos colaboradores en las películas de Sofia Coppola.

09
de 10

Goldfrapp

Foto: Greenwich Photography

Dúo mixto británico: cantante femenina de corte clásico y poderosa voz, multiinstrumentista masculino operando en la sombra. Primer disco esplendoroso, repleto de baladas casi gélidas y arreglos suntuosos de todo tipo de cuerdas orgánicas y sintéticas. Pura emoción. Inicialmente comparados con Portishead, aunque el sonido de Goldfrapp no se basaba en samples y bases de scratch. Bandazo en el segundo, esta vez, obra maestra del electroclash, con aires disco, krautrock, y presentado con una gran puesta en escena. Van por el quinto disco y no tienen ningún miedo a cambiar de estilo constantemente.

10
de 10

LCD Soundsystem

Foto: Melissa Becker

James Murphy es el líder de LCD soundsystem, grupo que cerró su carrera tras tres excelentes discos en los que unieron el espíritu experimental de la electrónica con cierto aire disco y una actitud cercana al art-rock. Música tan válida para la pista como para su audición doméstica. Sofisticada pero directa, asequible pero dotada de una notable carga intelectual. James también lideraba el colectivo DFA, responsables de apetitosas recopilaciones de remezclas.