Dieta para tu tipo de sangre

alimentos acordes a tu grupo sanguíneo
Dieta para tu tipo de sangre. Foto © [Peter D'Adamo / PriceGrabber]

El doctor Peter D’Adamo ha publicado un trabajo que se basa en la experiencia y publicaciones de su padre, el quiropráctico James D’Adamo. A partir de ahí, a mediados de los 90’s, diseñó un estilo de alimentación que se ha vuelto muy popular, donde el tipo de sangre (“O”, “A”, “B” o “AB”) determina lo que cada persona debe de comer, según lo que su formación genética ha podido desarrollar.

Según D’Adamo, cada persona es única y por lo tanto su alimentación lo debe ser también, pero sus características pueden ser descifradas, en gran parte, a partir del tipo sanguíneo.

La clave del tipo sanguíneo permitiría conocer la efectividad de algunas dietas en unas personas y no en otras, y las diferentes reacciones a la alimentación a largo plazo en distintas personas: ¿Por qué unas personas enferman por fumar y otras no (Conoce métodos naturales para dejar de fumar)? ¿Por qué hay personas que se debilitan con el vegetarianismo y otras que adquieren más energía?

 

Inicios de la teoría del tipo de sangre

 

Peter D’Adamo siguió la línea de investigación de su padre, sobre la búsqueda de marcas específicas para determinar la alimentación adecuada para cada persona. Descubrió entonces dos enfermedades asociadas con el tipo sanguíneo: las úlceras pépticas, más comunes en el tipo de sangre “O”, y el cáncer de estómago, más común en el tipo de sangre “A”.

Llega a la conclusión de que el tipo de sangre es un marcador universal sobre el origen genético, más efectivo que los indicadores raciales, culturales o geográficos.

El tipo de sangre lleva la marca genética de diferentes periodos de la historia:

  • La sangre tipo O es la más antigua; corresponde a los periodos anteriores a la agricultura y es de individuos primordialmente carnívoros (Lee sobre el consumo de carnes rojas que se ejercitan vigorosamente.
  • La sangre tipo A pertenece a los periodos agrarios y se alimenta mejor con vegetales y pescado, y realiza ejercicios moderados.
  • La sangre tipo B es el resultado de la migración a zonas más frías; puede alimentarse de formas más variadas, con granos y carnes, y es la única que puede consumir sin problemas productos lácteos.
  • La sangre AB es el resultado de la multiculturalidad moderna y la mezcla de razas y tipos sanguíneos. Combina características de los tipos A y B y se beneficia de la meditación y ejercicios de relajación.

Existe controversia en torno a las conclusiones de D’Adamo sobre los tipos de sangre y la falta de fuentes que acrediten la relación entre el tipo de sangre y los distintos grupos humanos.

En 1996, D’Adamo publica con Catherine Whitney el primer libro sobre dieta según el tipo sanguíneo “Eat Right 4/for your Type”, que se ha convertido en best seller y ha dado pie a una serie de libros sobre el tema, en los que abarca tratamientos para alergia, diabetes e incluso cáncer desde la perspectiva del tipo de sangre (compare aquí).

 

Características generales por tipo de sangre

 

Dieta para tipo O

  • Se recomiendan frutas y verduras en abundancia, con excepción de las solanáceas.
  • Se beneficia de las carnes magras, sin procesar (conoce aditivos tóxicos en la alimentación), y a excepción de la carne de cerdo.
  • Puede comer todo tipo de mariscos. Se recomienda, sin embargo, evitar pulpo, salmón y caviar.
  • El tipo de sangre O debe evitar lácteos y gluten
  • Se beneficia de comer cereales, legumbres, frutas y verduras. Es el tipo de sangre al que mejor le va la dieta vegetariana.
  • Debe restringir el consumo de lácteos y derivados.
  • Se beneficia de consumir vegetales de hojas verdes.
  • Es libre de consumir casi cualquier alimento, siempre que lo haga equilibradamante.
  • No tiene restricciones para comer huevos, leche o productos lácteos.
  • Puede comer pescado pero no mariscos.
  • Debe moderar su consumo de carnes rojas y de mariscos.
  • La tolerancia a la lactosa es relativa y depende de cada individuo.
  • Las grasas más benéficas para este tipo de sangre (lee sobre las mejores fuentes de grasas) son las de origen vegetal.
  • Este grupo sanguíneo debe comer frutas en abundancia.