Dieta alcalina: té verde y tisanas medicinales

El consumo de té verde y tisanas medicinales en la dieta alcalina

Tisanas dentro de una dieta alcalina
Tisanas dentro de una dieta alcalina. BSIP/UIG/Getty Images

A pesar de la abundante información sobre la conveniencia de seguir una dieta alcalina para obtener el pH adecuado, eso no es del todo cierto, ya que nuestro organismo tiene un mecanismo muy potente para regularlo. Ahora bien, es muy importante conocer qué alimentos son alcalinos por diferentes razones que vamos a conocer.

¿Qué es el pH de la sangre?

Las siglas pH significan “potencial de hidrógeno” y su escala va desde 0, que es lo más ácido, a 14, que es lo más alcalino.

En realidad el pH es el resultado de una ecuación entre el bicarbonato sanguíneo, que es una sustancia alcalina que equilibra la acidez del cuerpo, y el dióxido de carbono, una sustancia ácida que se excreta.

Para que haya un equilibrio entre las dos sustancias, el pH en sangre debe estar a 7,4. Para que esto sea así y no enfermemos, nuestro organismo pone en marcha mecanismos para compensar. Lo que ocurre es que si abusamos de alimentos ácidos sometemos a muchos órganos de nuestro cuerpo a excesiva sobrecarga para regular nuestro pH.

Antiguamente no se sometía a tantos esfuerzos, porque el tipo de comida era más natural, pero en la actualidad el pH suele ser más ácido debido a la invasión de alimentos procesados, así como a la cantidad de proteína animal, harinas blancas y azúcar refinado, y otros factores como el estrés, el ejercicio excesivo prolongado y algunas adicciones, entre ellas el consumo de tabaco.

Por otra parte, es alcalinizante el ejercicio moderado, las respiraciones profundas, la serenidad y todo tipo de actitudes positivas.

Alimentos ácidos y alimentos alcalinos: té verde

Existen alimentos ácidos y alimentos alcalinos, si tomamos mucha más cantidad de los ácidos, estaremos acidificando nuestro organismo y con ello provocando lo que hemos visto anteriormente.

Los alimentos ácidos son las harinas blancas de trigo o de arroz y los derivados de esas harinas: panes, bollería y demás productos de panadería, exceptuando los realizados con otro tipo de harinas. La carne animal, mariscos y condimentos, entre otros.

Los alimentos alcalinos son la mayoría de frutas y verduras: brócoli, apio, ajo, higos, pasas de uva, manzanas, papayas, lentejas, cerezas, aguacate, melón, coliflor, lechuga, brócoli, perejil, zanahoria, jengibre, plátanos, ciruelas, peras, dátiles y las aceitunas, entre otros. El agua de mar, la sal del Himalaya, las algas y las hierbas de cebada, avena y trigo.

Casos especiales: espinacas, patatas, cítricos y frutas verdes

Hay que tener constancia de que las espinacas crudas son alcalinas, pero cocidas no. Por otra parte, los cítricos a pesar de ser ácidos se vuelven alcalinos en el organismo. En concreto, el limón es un potente alcalinizante porque tiene un pH 3,5 y contiene ácido ascórbico o vitamina C, bicarbonato de potasio, magnesio y muchos antioxidantes.

Las patatas blancas peladas son más ácidas que alcalinas, en cambio su cáscara es alcalina.

Otra advertencia, es que las frutas deben de estar maduras, en otro caso serán más ácidas.

Bebidas ácidas y alcalinas

Respecto a las bebidas, son ácidas: la leche de vaca, los refrescos y zumos envasados, el alcohol y las bebidas con edulcorantes. El café, el mate y el té negro son más ácidos que alcalinos, en cambio el té verde y el blanco, son alcalinos. Entre otros motivos, por su bajo contenido en cafeína y alto en flavonoides.

Las tisanas de plantas medicinales son bebidas muy sanas y alcalinas.

Té verde y tisanas medicinales en la dieta alcalina

Un buen complemento en la dieta alcalina son las tisanas de diferentes plantas medicinales, entre ellas el té verde y blanco. Sabemos que este último está dentro del té verde, por tanto, tiene similares propiedades, la diferencia estriba en que la suavidad, sutileza y potencia de los antioxidantes es todavía mayor que en el verde, así como la escasa presencia de cafeína.

Se pueden tomar durante el día, cuando se sigue la dieta alcalina y en todos los casos, 2 o 3 tazas de té verde, blanco o cualquier otra tisana medicinal. Con ello se potencia los efectos positivos de este tipo de alimentación y obtienes los beneficios propios de las hierbas.

Una forma de tomar alimentos alcalinos y té verde unidos, es en la elaboración de batidos o jugos, en los que incluiremos frutas, verduras y el té.