Diccionario erótico para parejas

Los términos que conoces y aquellos que nunca escuchaste

Ayquegusto. Wikimedia Commons. CC

Hay términos y vocabulario específico para referirse a las relaciones de pareja. Muchos relacionados con la relación sexual, clásicos de siempre y neologismos que vienen dados con la globalización. ¿Cuántos de estos conoces y practicas? Hemos encontrado un gran diccionario sobre el que vamos a comentar los términos que se refieren exclusivamente a prácticas entre dos personas.

Te propongo averiguarlo junto con tu pareja, y disfrutarlo.

· Acomoclitismo: excitación por los genitales depilados. Bueno, es un nombre complicado para un gusto muy occidental, después de todo.

· Acrofilia: personas que se excitan sólo lugares altos. A los acrofílicos les gusta tener encuentros sexuales en las alturas: una terraza, un avión o un andamio. Incompatibles con el que tiene vértigo.

· Acucullofília: excitación sexual por los penes circuncidados. Teniendo en cuenta que hay grandes religiones que siguen el rito del pene circuncidado, tiene una gran aceptación en nuestra sociedad.

  • Adulterio: ya conocemos este, pero no está de más incluirlo. Es una relación sexual voluntaria entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge. Del latín adulterium.
  • Afrodisíaco: droga, bebida, alimento que estimula una respuesta sexual.

· Agenobiosis: convivencia matrimonial sin mantener relaciones sexuales . Esto sucede en muchas parejas que conviven durante años como "hermanos" porque perdieron toda la atracción sexual, pero siguen sintiendo profundos lazos de afecto.

· Agonofilia: excitación proveniente de una lucha con la pareja. ¿Has oído hablar de que la mejor reconciliación es una sesión de sexo? Pues hay gente que provoca la disputa para llegar a la reconciliación.

· Agorafilia: atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos. Esos revolcones con tu pareja en la playa, en el bosque o en el baño del shopping…

· Agrexofilia: excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas. Vecinos ruidosos, molestos y exagerados. Todos saben cuándo el vecino de la casa de al lado está de fiesta.

· Alifineur (Aliphineur): uso de lociones, cremas o aceites para excitar a la pareja sexual. Bueno, en cualquier tienda podemos comprar aceites aromáticos para masajes y lociones eróticas estimulantes.

· Aloerastia: excitación de la pareja mediante la desnudez de un tercero. He aquí que apareció el tercero. No es tan infrecuente que la pareja se abra a meter un tercero en su relación íntima.

· Alorgasmia: incapacidad de conseguir excitarse sin pensar en una persona más deseable que aquella con la que se está haciendo el amor. Eso estaría rozando la infidelidad para algunos y serían simples fantasías sexuales para otros.

· Alorgasmia: excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja. Exactamente en la misma franja que lo de arriba.

· Alotriorastia: excitación por parejas sexuales de otras razas. Muy frecuente con la globalización y las migraciones masivas.

· Altocalcifilia: atracción por los zapatos de tacones altos. Bienvenidos high heels y sus adoradores.

· Altruismo sexual: se produce cuando una persona por temor a la pérdida o el abandono del amado se somete a sus designios eróticos aunque no los sienta o comparta. Aquello de "cumplir" en la cama para no perder al otro.

· Alveofilia: atracción por tener relaciones sexuales en una bañera. No es raro, el jacuzzi es un elemento erótico en muchos lugares.

· Amaurofilia: pasión por vendar los ojos a la pareja. De este modo se la siente vulnerable y sometida. Un claro ejemplo lo vimos todos en "Nueve semanas y media".

· Amiquesis: excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual. Siempre se digo que comer y rascar todo es empezar. Tiene sentido, rascarse y que te rasquen, es placentero.

· Amomaxia: excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado. Generalmente esto empieza porque no hay otro lugar disponible cuando uno anda empezando los 20 años.

Claro que puede convertirse en una fijación nostálgica si la experiencia fue muy muy muy excitante.

· Analismo: es toda actividad sexual en la que se prioriza la excitación sexual a través del ano. ¿Sabías que la zona anal y perianal tiene muchísimas terminaciones nerviosas?

· Anafrodisia: ausencia del deseo sexual. Esta existe y lo primero que hay que descartar son causas físicas. Consulta a tu médico especialista.

· Anastimafilia: atracción sexual por personas con excesiva obesidad. A las personas con esta preferencia se les llama también chubby chaser. También se utiliza para definir la atracción por personas de altura diferente a la propia (más altas o más bajas). Viva la diferencia y la pluralidad. La belleza es absolutamente subjetiva.

· Andromimetofilia o ginecomimetismo: atracción sólo por las mujeres vestidas de hombres. La mujer representa y se comporta sexualmente como hombre y el hombre adopta el rol de la mujer. En la penetración anal el sujeto pasivo será el hombre y el activo será la mujer. Juego para dos que estén con ganas de intercambiar roles un rato. Las mujeres vestidas de hombre tienen su toque erótico. Una mujer enfundada en un smoking es cuando menos… inquietante.

· Anilingus o anilinguo: práctica sexual que consiste en excitar mediante la lengua la zona erógena glútea y anal. También llamado beso negro. Un clásico entre los clásicos.

· Anisonogamia: atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor. Y que no es una atracción interesada por poder o dinero, sino genuina.

· Anomeatia: penetrar con el pene por el ano a una pareja femenina. Otro clásico con un nombre extraño.

· Anorgasmia: incapacidad de alcanzar la última fase del orgasmo en la excitación sexual. Muchas mujeres se quejan de nunca haber tenido un orgasmo. Las causas pueden ser físicas o emocionales. Es recomendable una consulta con un médico especialista.

· Árabe: el hombre está boca arriba y la mujer le 'cabalga'. Una posición muy ventajosa para la mujer y muy común en nuestro repertorio occidental.

· Astenolagnia: atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena. Jugamos en el borde del sadismo o la crueldad. Ojo con el maltrato psicológico.

· Asfixiofilia o Hipoxifilia: placer produciendo hipoxia. El estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla. También llamada estrangulación erótica. Ya se han conocido casos en los que se ha jugado mal y uno de los dos integrantes del juego ha perdido la vida. Hay que tener sumo cuidado con estas prácticas.

· Asexualidad: falta de orientación sexual. Los asexuales son personas que no sienten deseo por el placer sexual ni atracción sexual hacia ninguna persona que les rodea.

· Audioerotismo: consiste en escuchar conversaciones íntimas, suspiros u otras formas de sonidos que excitan la fogosidad del oyente. Esas palabras sucias o dirty talking que solo se pronuncian en la cama y en la oreja correcta.

· Autoagonistofilia o Autogonistofilia: es la excitación erótica al ser observado en escena o ser filmado. Suponemos que algunos actores han descubierto tal pasión y, en los últimos años, los teléfonos celulares e internet han dado el gusto a millones de parejas menos famosas.

· Axilismo: masturbación dentro de la axila de la pareja. Hay de todo, como en botica.

*Puedes ver el diccionario completo en: http://papanolosabe.com/sexshopsexshopblog/tag/diccionario-terminos-eroticos/