Diccionario de frutas

El aguaymanto. Wikipedia

¿Haz visto en el mercado unas frutas exóticas pero no te atreves a comprarlas? Abajo tienes la primera entrega de este diccionario de frutas latinoamericanas.

Aguaymanto

Esta fruta originaria de Sudamérica tiene varios nombres por la cual es conocida tales como uchuva, alquejenje, capulí y goldenberry. Mide cerca de 2 cm de diámetro y tiene un color dorado amarillento y una piel lisa. La fruta viene “empaquetada” individualmente en unos canastitos de color marrón claro y textura de papel que la protegen y su sabor es dulce pero también ligeramente ácido.
Estas bayas pueden preservarse bien y se comen generalmente crudas aunque también se pueden incluir en ensaladas o usar para hacer mermeladas o postres. El aguaymanto también es reconocido por sus altos niveles de pro vitamina A y vitamina C y es reconocido como un potente antioxidante que previene el envejecimiento celular y ayuda en la cicatrización de las heridas.

Chirimoya

La chirimoya es una fruta oriunda de los Andes peruanos y ecuatorianos aunque se cultiva en distintos países de América Latina. La chirimoya proviene del chirimoyo, un árbol que puede medir hasta 8 metros de altura y que madura en invierno. Esta deliciosa fruta tiene una forma irregular que se asemeja a un corazón, una piel tersa verde y una pulpa blanca dulce y cremosa donde se esconden pepas chatas negras. De hecho cuando los españoles la descubrieron le pusieron el apelativo de “manjar blanco”. La chirimoya tiene una consistencia sedosa y es perfecta para mezclar con otras frutas como la naranja en jugos o postres.
Por lo general pesa entre 150 gramos a 1 kilo.

Guayaba

La guayaba, originalmente de Centroamérica, proviene de la familia de las Mirtáceas y de los arboles de género Psidium. La fruta es sumamente aromática y dulce y se produce principalmente en Brasil, Colombia, Ecuador, México y Venezuela, entre otros.
Su forma es redondeada y debajo de su cáscara se encuentra la pulpa dulce. Una capa interior también contiene otra textura aún más blanda pero repleta de semillas. La guayaba es ideal para hacer mermeladas y postres y en algunos sitios se acostumbra comer con queso. Uno de los libros de García Márquez se titula “El olor de la guayaba” en referencia a ese perfume tan particular que se desprende de la fruta.

Maracuyá

El maracuyá, también conocida como la fruta de la pasión, tiene una forma redonda-ovalada y es de color amarillo verdoso. Cuando la fruta está madura cae al suelo y empieza a arrugarse. Pesa entre 30-100 gramos y contiene una capa interna blanca donde se albergan las pepitas negras recubiertas de una textura viscosa de color naranja y amarillo que es sumamente aromática. El maracuyá es ácido y refrescante y aún cuando algunas personas lo comen por si solo o añadiéndole un poco de azúcar, por lo general la fruta se prepara como refresco o se utiliza en postres o como base para hacer algunas salsas. Se dice que entre sus propiedades medicinales ayuda a bajar la presión.

Papaya

Algunos afirman que la papaya es oriunda de México, otros de los Andes peruanos. En todo caso esta fruta ovalada cilíndrica es una excelente fuente de potasio y es muy fácil de digerir. Por fuera la papaya es de color verde/amarillento pero dentro su piel carnosa y blanda es naranja o en algunos casos roja. En el centro de la papaya también se encuentran pepas de color negro. Por lo general la papaya pesa entre 500 gramos a 1 kilo pero existen otras variedades, en África principalmente, que son enanas. Esta fruta es una de las más exportadas a nivel mundial.