La gran fiesta de los italianos: Día de Colón

El día de Colón se celebra el segundo lunes de Octubre

Dia de colón
Desfile del día de Colón en la quinta avenida en Nueva York.  Spencer Platt/Getty Images 

El Día de Colón se conmemoró por primera vez en Estados Unidos en 1792, al cumplirse los 300 años del primer viaje en que descubrió América en 1492. Se le dedicó una estatua en Baltimore y se hizo una ceremonia en Nueva York.

Historia de la celebración del día de Colón

Fue la comunidad italoamericana de Nueva York, orgullosa de la nacionalidad de Colón, la que organizó, el 12 de octubre de 1866, una celebración para conmemorar la histórica llegada del primero de los exploradores europeos al Nuevo Mundo.

Pronto la celebración se dio a conocer en otras ciudades y en fue en San Francisco donde tomó el nombre de Columbus Day.

En 1909, se celebra el primer desfile oficial en Denver, Colorado. Fue Angelo Noce, un emigrado italiano a esa ciudad quien convence a la legislatura de Colorado, a través de un representante hispano, Casimiro Varela, a que declaren ese dia 12 de octubre el Día de Colón. Acto seguido, Noce lidera una campaña nacional y dos décadas más tarde ya se celebraba oficialmente en más de 30 estados.

En 1937 el entonces presidente Franklin Delano Roosevelt proclamó el 12 de octubre como una celebración oficial.

En 1971 el Congreso decretó que la fecha del feriado federal se debía cambiar el segundo lunes del mes de octubre.

Los italoamericanos reviven ese día su orgullo por el genovés, que nacido en 1451 fue el primero en llegar a América, aunque fue otro italiano, el florentino Amerigo Vespucci quien dio nombre al nuevo mundo.

No hay que olvidar que los italianos eran en su gran mayoría la fuerza laboral detrás de las construcciones como los grandes puentes y rascacielos, trabjaban en las minas de oro de California y Colorado, muchas veces en condiciones paupérrimas. Pero el día que se oficilizó para dignificar a una comunidad, terminó siendo blanco de acusaciones de discriminación de los indios americanos.

Críticas al Día de Colón

En el año 1992, cuando se cumplieron 500 años del primer viaje de Cristobal Colón a América, arreciaron críticas contra la celebración.

Muchos acusaron a la celebración de perpetuar y honrar las crueldades cometidas contra los indios por los españoles, y en el mejor de los casos sostuvieron que no había nada que celebrar. Cuando Colón llegó al Caribe encontró una comunidad de pobladores pacíficos, los taínos, a quienes llamó indios, pues se pensaba que había llegado a la India. Fue Vespucci quien se dio cuenta de que no era el continente asiático.

Cuando Colón regresó en su segundo viaje llevó centenares de indígenas a Europa como esclavos, además los sometían a trabajos forzados, eran castigados con torturas y la muerte. En unas cuatro décadas la población indígena del Caribe quedó prácticamente exterminada por los maltratos y las enfermedades traídas por los europeos y desconocidas para ellos.

Más allá de la influencia directa de Colón, la llegada del hombre blanco significó la reducción dramática de las comunidades indígenas en las Américas, tanto en lo que es hoy Estados Unidos y Canadá como los indios de Centro y Sur América y el Caribe.

Significó el exterminio virtual de sus lenguas y culturas con episodios de inhumana crueldad.

Es por eso que activistas pro derechos de los indígenas critican duramente que se haga un reconocimiento a los conquistadores que no hicieron sino acarrear la muerte y la destrucción para las culturas nativas de las Américas.

En intentos más conciliadores se celebra como el Día de la Raza, o encuentro de dos culturas. No obstante, Colón nunca pisó el territorio de lo que es hoy Estados Unidos y sus crueldades son menos conocidas que las que provocaron el exterminio de más de la mitad de la población original de las tierras hoy estadounidenses.

A la luz de investigaciones de la genética, se ha determinado que el exterminio de indios en el Caribe no fue tan extremo como se pensaba.