Desfragmentar el disco duro en Windows 8 u 8.1

01
de 01

Usa el desfragmentador de disco en Windows 8 u 8.1

Desfragmentar-Disco-Windows-8-81
Foto © Microsoft

Desfragmentar el disco duro en Windows 8 u 8.1 ayuda a mejorar su rendimiento. El desfragmentador reordena de forma automática lo que contiene el disco. Así Windows consigue encontrar las cosas en él más deprisa.

Optimizar el disco duro

  1. Pincha con el botón DERECHO sobre el menú Inicio de Windows y elige Panel de control.

    NOTA:
    Haz clic aquí si no sabes cómo ver el Inicio de Windows 8.
  2. Elige la categoría Sistema y seguridad entre las que ofrece el Panel de control. Luego busca abajo a la derecha la categoría Herramientas administrativas y haz clic en ella.
  3. Entre las herramientas haz doble clic en la de Desfragmentar y optimizar unidades.
  4. Se abre la ventana principal del desfragmentador (como en la imagen de arriba). Sale una lista de los discos duros o particiones que haya en tu PC. Haz clic en el que sea para seleccionarlo y pulsa abajo el botón Analizar.

    El análisis determina hasta qué punto está desordenado el disco (o la partición) elegido. Cuando se completa te pone a la derecha el porcentaje de fragmentación. Vale la pena desfragmentarlo si es un 10% o más. Para hacerlo pulsa el botón Optimizar.
  5. La optimización puede tardar desde unos minutos hasta varias horas. Depende de lo desordenado que esté el disco y lo rápido que sea tu PC. Lo ideal es que no lo uses mientras termina. Pero no es obligatorio. Puedes seguir trabajando en él si quieres.

    NOTA:
    Para parar el proceso en cualquier momento pulsa el botón Detener y cierra la ventana.
  6. Analiza y optimiza del mismo modo todos los discos/particiones que aparezcan en la lista del paso 4.
  7. Sigue este enlace para mejorar más el rendimiento.

Programar la desfragmentación

Para cambiar su configuración por defecto por una que pueda convenirte más.

  1. Entra en el desfragmentador siguiendo los pasos 1, 2 y 3 de arriba si no estás ya en él.
  2. En su ventana principal pulsa abajo a la derecha en Cambiar configuración.
  3. Elige la Frecuencia con que quieres que se ejecute de forma automática para analizar los discos y optimizarlos por sí solo si hace falta. Puede ser semanal (opción predefinida), diaria o mensual.

    Haz clic en el botón Elegir para seleccionar qué unidades quieres que se chequeen. Por defecto están seleccionadas todas.
  4. Pulsa Aceptar las veces necesarias para confirmar los cambios.

Cosa importante sobre los discos SSD

En principio no hay peligro por usar con ellos esta herramienta en Windows 8 u 8.1. Esos Windows detectan de forma automática si un disco duro es “normal” o SSD. En función de eso la optimización se hace de forma distinta. Así no daña los SSD, que en general no deben desfragmentarse.