Descubre los mejores cortes de cerdo

Cortes del Cerdo. Foto (c) Getty Images

Historia del Cerdo

En la Edad Media los cerdos se veían muy diferente a la actual: Vivian en el bosque y eran, de hecho, criados en la naturaleza, también eran muy similares a sus antepasados, los jabalíes.

El cerdo se remonta 40 millones de años a los fósiles que indican que los animales como cerdos salvajes vagaban por los bosques y pantanos en Europa y Asia. Por 4900 AC cerdos fueron domesticados en China, y se están planteando en Europa por el año 1500 AC a insistencia de la reina Isabel, Cristóbal Colón se llevó ocho cerdos en su viaje a Cuba en 1493.

Pero es Hernando de Soto que podría ser apodado "el padre de la industria porcina americana." Él aterrizó con 13 primeros cerdos de Estados Unidos en la Bahía de Tampa, Florida en 1539.

Muchos cortes de carne de cerdo fresca son más delgados de lo que eran hace dos décadas - en promedio, un 16 por ciento más bajos en grasa total y 27 por ciento más bajos en grasas saturadas.

Existen 7 cortes que cumplen las pautas del USDA para la pobre o extra magra. Una manera fácil de recordar cortes magros o con poca grasa  es ver la palabra en inglés: Loin, en la etiqueta, como chuleta de lomo o solomillo de cerdo.

¿Cuál es el tamaño de la porción recomendada de carne de cerdo?

Una porción de carne de cerdo debiera ser de 3 onzas, lo que es más o menos el mismo tamaño que una baraja de cartas en cuanto a tamaño se refiere.

Si estás trabajando con las costillas magras o sin grasa como las costillas de espalda, el tamaño de la porción será de unas 3 a 4 costillas, incluyendo el hueso.

Los cortes más gruesos y más pesados ​​como costillas más grandes estarán más cerca de 1 o 2 costillas por porción.

¿Puedo encontrar información nutricional en los paquetes de carne de cerdo?

Por supuesto que sí. A partir del 1 de enero del 2012, los consumidores tienen acceso conveniente a información nutricional importante acerca de los productos cárnicos y avícolas crudos que compran a la derecha en el envase.

Además, si un producto asegura tener porcentaje de carne magra o con una mínima cantidad de grasa, a continuación, la etiqueta incluirá una declaración sobre el porcentaje de grasa.

Los diferentes cortes

  • Hay una categoría especial que incluye un corte conocido como solomillo, ubicado en la parte trasera del lomo. Se trata de una pieza magra y pequeña que se sitúa a la altura de las costillas lumbares. Proporciona una carne jugosa, tierna y limpia. Generalmente se comercializa entera. Se presta muy bien para el fileteado (filetes a la plancha, a la parrilla, asados, braseados o rellenos.
  • La Chuleta o Cinta, es la otra pieza de esta categoría. Se obtiene a partir de la sexta vértebra lumbar correspondiente a la pieza de lomo. Muy apreciada y gustosa. Admite todo tipo de preparaciones.
  • El Jamón, corresponde a los muslos de las extremidades traseras y su destino más habitual es para elaborar jamones cocidos (ahumado, jamón dulce, etc.) La aguja, espaldilla o cabeza de lomo se vende entera para asar, pero lo más común es adquirirla en chuletas, para freír.
  • Aunque algunos tengan ciertos reparos en consumirla, la cabeza proporciona algunos cortes interesantes.  Por ejemplo, en España la oreja es excelente a la plancha en las tapas y también para darle ‘sustancia’ a determinados guisos. La careta se prepara de manera similar a la oreja. Son cortes que tienen mucho sabor.
  • Los órganos, como los sesos o la lengua, además de sabrosas son nutritivos. La papada también es una buena fuente de tocino, dijo.
  • La panceta, es una de las zonas más grasosas del cerdo, que comúnmente se utiliza para hacer chicharrones. La grasa que desprende es única para darle contundencia a más de un guisado tradicional. Asimismo, del tocino se obtiene la manteca de cerdo.