Descubre cómo funciona Windows 10 en tablets y convertibles

El sistema operativo de Microsoft no es sólo para computadoras de escrtiorio

windows 10 para tablets y dispositivos convertibles o híbridos
Windows 10 en tablet y dispositivo híbrido. Microsoft

Aunque su éxito más sonado está asociado a las computadoras de escritorio, el Windows 10 también corre estupendamente en tabletas. A continuación encontrarás las posibilidades que el sistema operativo de Microsoft ofrece para estos dispositivos móviles.

Mejor más grande

El Windows 10 funciona fluidamente en tablets en general. Sin embargo, lo hace mejor cuanto más grande es la tablet, preferiblemente de 8 pulgadas en adelante y va a más conforme más dimensiones tiene el equipo, incluso en los laptops convertibles en tablet.

En horizontal gana bastante

Especialmente en tablets de 8 pulgadas, como mi Acer Iconia 8 W, el Windows 10 gana mucho en posición horizontal ya que tanto las fuentes como los iconos se ven más grandes y, aún cuando una tablet sea muy precisa, en estos casos el tamaño sí importa. En el modo apaisado el menú principal se despliega en dos columnas y en el modo vertical en una, esto hace que en la primera se vea todo mejor, más nítido y grande. Está claro que en modo portrait (vertical) también corre pero todo se ve muy pequeño y se pierde bastante espacio en el lado derecho de la pantalla.

Modo tableta en Windows 10

Aunque hay usuarios que se quejan argumentando que “Windows 10 está más pensado para PC (uso del ratón y el teclado)”, lo cierto es que el sistema operativo dedica un apartado al llamado Modo tableta en el que adapta su interfaz para facilitar la experiencia de usuario en un dispositivo táctil.

En el modo tableta de Windows 10 encontramos una página de Inicio con varias de las cuadrículas clásicas del sistema operativo, a cuyos lados se desperdicia bastante espacio cuando la pantalla está en vertical, al menos para mi gusto.

La barra de tareas

Dispone de una barra de tareas en el lado inferior donde encontramos una flecha para volver a la pantalla anterior, además de dos botones adicionales, ubicados sobre el primer botón de la barra.

Al pulsar uno de estos botones se despliega el menú de aplicaciones en el lado izquierdo de la pantalla, sin que la ocupe totalmente, como si pasa con Windows 8. El otro botón al que hacía referencia, es el de reiniciar, suspender o apagar la tableta.

En el modo tablet de Windows 10 no disponemos de varios escritorios (como sí lo tenemos en el modo computadora de escritorio), de modo que el correspondiente botón, lo utilizaremos en el modo tablet para cambiar de una a otra aplicación, esta pantalla también podemos acceder con el gesto de desplazar la pantalla hacia la derecha. También podemos acceder a cada app pulsando sobre su icono en la barra de tareas.

En la misma barra encontramos otro botón mediante el cual podemos llegar al Centro de actividades, también podemos entrar al mismo desplazando la pantalla hacia la izquierda con el dedo. Por lo demás, la barra de tareas incluye lo que suelen tener: conexión, teclado digital, batería, buscador, Microsoft Edge, Explorador y Tienda.

El menú de inicio

En el lado izquierdo superior de la pantalla encontramos el menú principal (lo identificamos con tres pequeñas líneas horizontales dispuestas unas sobre otras), similar al que tenemos en nuestro PC (el menú de inicio).

Mediante dicho menú tendremos acceso directo a nuestros documentos, fotos, música, perfil, explorador, configuración, aplicaciones más utilizadas, etc.

Debo decir que en el caso de tabletas tan compactas, como las de 8 pulgadas, visitar el explorador es incómodo ya que se despliega mucha información en una pantalla reducida. Por supuesto, esta experiencia mejora en una tablet más grande, como una Surface 3, por ejemplo.

Multitarea: pantalla divida

Existe una manera de trabajar con más de una app a la vez, para ello solo debemos desplazar la pantalla hacia abajo con el dedo y nos aparecerá la pantalla partida, luego debemos arrastra la app al lado que deseemos y en el otro lado tendremos las apps que hemos abierto antes y que podemos dejar en ese lado de la pantalla dividida, si queremos continuar trabajando con una sola de las dos apps, podemos extenderla hasta el borde de la pantalla para que desaparezca la app que queremos cerrar.

Aplicaciones de Office

A pesar de la limitación de tamaño, las tablets Windows de 8 pulgadas cuentan con una gran ventaja y es que vienen con elOffice gratis (Word, Exel y Power Point) y no sólo para lectura sino también para editar documentos. Al igual que todas las aplicaciones compatibles, las de Office también ocupan la pantalla completa cuando las abrimos, es una particularidad de Windows 10, que no permite que se minimicen.

Cómo acceder al modo tableta en Windows 10

Hay varias maneras de poner el Windows 10 en modo tablet:

1- En el escritorio presionar el menú de inicio> Configuración>Sistema>Modo de tableta

2- En la barra de tareas, pulsa el icono del Centro de actividades (está ubicado en la parte inferior derecha). Se desplegará el menú del Centro de actividades, en la parte inferior encontramos varias cuadrículas, la primera corresponde al Modo tableta, haz clic allí para activar/desactivar el Modo Tableta.

Cómo configurar el modo tableta en Windows 10

Hay disponibles varias configuraciones para el modo de tableta:

Cuando, para activar el Modo de tableta seguimos la secuencia Escritorio>Menú de inicio>Configuración>Sistema>Modo de tableta, podremos configurar varias opciones de este modo:

1- Lo primero es activar/desactivar el Modo de tableta

2- Luego, configurar qué hacer cuando iniciamos sesión

  • Recordar lo que usé la última vez.
  • Ir al escritorio
  • Cambiar automáticamente a modo de tableta

3- Cuando activamos(desactivamos el modo de tableta el sistema debe:

  • Preguntar siempre antes de cambiar
  • No preguntar y no cambiar
  • No preguntar y cambiar siempre.

4- En el modo de tableta ocultar los iconos de aplicaciones en la barra de tareas:

             Activar/Desactivar

5- Un alternativa muy conveniente para los dispositivos convertibleses la posibilidad de que el sistema detecte cuándo conectamos un teclado y si debe cambiar de modo automáticamente o no.

Conclusiones

Windows 10, en modo tableta, funciona fluidamente, aunque, en general, aún le falta afinar detalles, madurar como SO. En este contexto, a la pregunta frecuente que me plantean los lectores sobre si lo instalaría, la respuesta es que sí (de hecho, ya lo hice).

Las razones son obvias: esta versión del SO de Microsoft presenta diversas ventajas: Cortana, el asistente inteligente de Windows, el nuevo navegador Windows Edge, integración a la cuenta de Xbox, menú de inicio, notificaciones, Microsoft Continium, más parches de seguridad, ente otras. Si podemos disfrutar de estos beneficio pues, bien merece la pena y, por otro lado, si no lo hacemos, nuestro dispositivo se irá quedando desactualizado.

De cualquier manera, podemos probar e instalarlo y si no nos agrada, siempre tendremos la opción de “Regresar a Windows 8”. Un detalle: podemos actualizar (gratuitamente) de Windows 8 a Windows 10 pero no de Windows RT a Windows 10.

Son precisamente los usuarios de Windows RT y de Windows 8 los que se quejan de que Windows 10 fue diseñado más para PC que para dispositivos móviles y explican que se han eliminado gestos táctiles y, en general, la tactibilidad de la versión anterior. Lo cierto es que no se trata de opciones que han desaparecido sino que se llega a ellas por otros camnos (caso de la barra de Charms que ya no está en WIndows 10). Creo que es el coste que debemos pagar por tener un sistema operativo tan versátil que funcione tanto en ordenadores de mesa como en equipos móviles (táctiles).