Descubierto un planeta parecido a la Tierra

Kepler 452b se postula a planeta extrasolar que podría albergar vida

Ilustración de Kepler 452b
Ilustración que recrea un posible aspecto del nuevo exoplaneta Kepler 452b. SETI Institute/Danielle Futselaar

La ciencia astronómica sigue avanzando a pasos agigantados con los nuevos instrumentos terrestres y los observatorios situados en órbita. Y el ámbito que hace las delicias del público es sin duda la búsqueda de exoplanetas capaces de albergar vida.

La misión Kepler de la NASA ha confirmado recientemente el descubrimiento de un primer planeta semejante a la Tierra en tamaño y además en la "zona habitable", alrededor de una estrella semejante al Sol.

Se trata de Kepler-452b, el planeta más pequeño descubierto hasta el momento que orbita una estrella de tipo G2 y en la conocida como "zona habitable", un área orbital que posibilita la existencia de agua líquida (no hielo, ni gases) en la superficie del planeta.

Antes de Kepler 452b, el exoplaneta conocido más parecido a la Tierra fue Kepler-186F, y antes que este Kepler-62f, pero o eran demasiado grandes o no se encontraban en la zona habitable como sucede en este caso.

Zona Ricitos de Oro, ni muy fría ni muy caliente

Los astrónomos han llamado a este área la "zona Ricitos de Oro", donde las temperaturas son muy agradables, ni demasiado cerca al Sol que calienta en demasía el planeta, ni demasiado lejos que lo congela. Esta zona puede ser una banda ancha o estrecha dependiendo del tamaño y la energía de la estrella. Para las estrellas pequeñas, como las enanas rojas, los planetas habitables podrían encontrarse cerca.

Para las gigantes estrellas calientes, la banda debe retirarse a una distancia segura.

El nuevo planeta no es exactamente idéntico a la Tierra, sino un 60 por ciento más grande de diámetro, pero aunque se desconoce su masa y composición, los astrobiólogos sugieren que podría ser rocoso, una importante condición para el desarrollo de vida (atmósfera densa y agua).

Su órbita abarca 385 días, un 5 por ciento más que la terrestre.

Tampoco es similar su distancia al sol que le corresponde (Kerpler 452), ya que se encuentra un 5 por ciento más lejos que la Tierra del Sol. La nuestra es una estrella más joven que la kepleriana en 1 500 millones de años (Kepler 452 tendría 6 mil millones de años), un 20 por ciento menos brillante y un 10 por ciento más pequeña.

Planetas candidatos a la vida

Como señalan los científicos de la misión Kepler, gracias a Kepler-452b tenemos una oportunidad para entender y reflexionar sobre cómo evolucionará el medio ambiente terrestre.

El sistema Kepler 452 se encuentra a 1 400 años luz de distancia, en la constelación del Cisne (Cygnus).

Con este ya son 1 030 los planetas extrasolares confirmados y más de 4 000 los candidatos que aún requieren observaciones de seguimiento y análisis que los confirmen como planetas reales. Doce de los nuevos candidatos a planetas tienen diámetros entre una a dos veces el de la Tierra y orbitan en la zona habitable de su estrella. Nueve estrellas a las que pertenecen estos planetas son similares a nuestro Sol en tamaño y temperatura.

Otros artículos que podrían ser de su interés

¿Cómo se detectan exoplanetas?

Las mejores imágenes de exoplanetas

Aplicaciones para descubrir exoplanetas

Exobiología, la búsqueda de extraterrestres

Astrobiología, la vida en el universo

10 conceptos fundamentales en astrobiología

La investigación actual en astrobiología