Derrame e ictus cerebral ¿Cuál es la diferencia?

El derrame cerebral es una lesión más agresiva que el infarto cerebral

Diferencias derrame cerebral e infarto cerebral
l derrame hemorrágico es una lesión más agresiva y difícil de restituir que el infarto cerebral. SCIEPRO | Getty Images

El cerebro está protegido por el cráneo y por las meninges, unas membranas de tejido conectivo que lo envuelven como si fueran una bolsa, dentro de las cuales hay líquido cefalorraquídeo.

Las meninges tienen como función principal proteger el cerebro y cerebelo (encéfalo). Podríamos decir, que el cerebro flota dentro de su caja ósea. Se trata de un mecanismo de protección añadido al hueso del cráneo.

Pero cuando un vaso sanguíneo se rompe y se produce una hemorragia (derrame cerebral), la sangre se extiende por el cerebro. La masa encefálica (cerebro y encéfalo) queda comprimida porque el espacio en el que se encuentra encajada por el cráneo es limitado. Esto aumenta de forma rápida y peligrosa la presión en el cerebro.

Si el derrame no se delimita, la sangre que se ha extendido en alguna de las meninges donde se ha producido, comprime, irrita y además deja una zona cerebral sin riego sanguíneo. Este tipo de accidentes cerebrovasculares son generalmente los que no se recuperan.

El derrame hemorrágico es una lesión más agresiva y difícil de restituir que el infarto cerebral.

Ataque cerebral

Un  infarto o ataque cerebral es un accidente cerebrovascular prácticamente idéntico al ataque del corazón. También se le conoce como ictus isquémico. Se produce cuando se obstruye un vaso sanguíneo del cerebro.

Esta obstrucción interrumpe el flujo sanguíneo de las células cerebrales  (infarto cerebral), que se lesionan o mueren por falta de oxígeno.

El ataque cerebral puede estar causado por un coágulo de sangre, localizado en una arteria(trombo)  o viajando por los vasos sanguíneos (émbolo). Las principales causantes de este tipo de ictus son la hipertensión arterial y la arteriosclerosis.

Además de los fármacos anticoagulantes, que sirven para tratar de forma terapéutica los trombos o coágulos, nuestro cuerpo tiene mecanismos de recuperación cuando se produce un coágulo. Este buscará una nueva ruta, dentro de la extensa red de capilares sanguíneos, que permita hacer llegar la sangre a la zona infartada.

El infarto cerebral, peor recuperación

Estamos mucho más indefensos contra un derrame hemorrágico que contra el ataque cerebral porque la sangre, que sale de los vasos sanguíneos, no se puede recoger y, hay que esperar que el cuerpo la vaya absorbiendo y la búsqueda de nuevas rutas sanguíneas es más complicada porque, en general, el daño es mayor.

Microinfartos cerebrales

A medida que envejecemos se producen microinfartos cerebrales, que no necesariamente limitan nuestra autonomía, pero si tenemos los vasos sanguíneos frágiles y vamos sangrando, el daño cerebral y los efectos sobre el movimiento, la sensibilidad, la dificultad para hablar o los mareos serán más frecuentes.

Los derrames hemorrágicos producen más muertes que los infartos cerebrales, pero los pacientes que sobreviven, se recuperan mejor y quedan menos discapacidades de larga duración que los que han sufrido un ataque cerebral.

Referencias:

Accidente  cerebrovascular. Texas Heart Institute (Instituto del Corazón de Texas) Accedido: 13 de diciembre de 2013. http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics_Esp/Cond/strok_sp.cfm

Ataque cerebral. MedlinePlus. BIblioteca Nacional de Estados Unidos.http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/stroke.html

Conozca qué son los ataques o derrames cerebrales: Conozca las señales (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/ataque_cerebral.htmAccedido: 13 de diciembre de 2013