Delineadores de ojos: tipos y usos

Imagen © Altrendo Images/Getty Images

¿Cuantas veces te has preguntado cual es el delineador adecuado para ti? ¿Sabes úsarlos apropiadamente? Sí –estas y más son dudas comunes en las mujeres cuando de maquillaje de ojos se trata. Aunque parezca sencillo –lo es, créeme— debes conocer la variedad de delineadores que existen, su durabilidad y el efecto que puedes conseguir con ellos para obtener un look fabuloso. ¡Manos a la obra!

Encuentra tu tipo

Como todo en el mundo de la belleza, los delineadores vienen en múltiples presentaciones –unas más complicadas que otras pero, al final, tienen la tarea de hacer resaltar tu mirada al máximo. Por ejemplo:

Delineador en lápiz:

Es el más común y el más utilizado por millones de damas alrededor del mundo. Por lo general es suave y fácil de distribuir, pero muchas marcas resultan aceitosas. Ideal para las pestañas inferiores, esquinas internas y rellenar las pestañas entre sí para que luzcan espesas.

Los delineadores tipo lápiz te dan un look prolijo y, si tienes práctica, puedes maquillarte en minutos. Sirven para darle énfasis a los ojos ahumados y se difuminan casi al instante. Sólo toma en cuenta la fórmula de los mismos, sobretodo si tus parpados son grasosos por naturaleza.

Tips:

- Prueba diferentes versiones hasta encontrar la que se adapte a tu estilo –hoy en día, están disponibles en lápices de madera o plástico (clásicos), mecánicos (esos que hacen “click, click” para que salga la punta) y en kohl (con pigmentos más fuertes).

- Mételos en el refrigerador por una hora antes de afilarlos y asegúrate de utilizar un sacapuntas de buena calidad.

- Los lápices a prueba de agua son más difíciles de difuminar o dar acabado ahumado.

- Su tiempo de vida varía de 1 a 3 años.

Delineadores líquidos:

Te dan líneas precisas en los parpados superiores, como en los “ojos de gato”–de hecho, la mayoría afirma que es donde realmente funcionan.

No se difuminan o se mezclan, al contrario, es más que todo para crear trazos “perfectos”. Muchos son a prueba de agua o de larga duración.

Los delineadores líquidos de brochita requieren cierta experiencia y, una vez que la consigas, podrás dibujar líneas intensas o finas en cuestión de segundos. Mientras que las versiones en marcador son indispensables para las principiantes ya que permiten delinear de prisa sin mayores errores.

Tips:

- Si apenas vas comenzando, traza puntos cerca de la base de las pestañas y luego repasa para formar el delineado.

- Ten cuidado con las fórmulas muy aguadas u olores pesados –podrías lastimarte si tienes ojos sensibles.

- Dependiendo de la marca, su ciclo de vida va de 6 a 8 meses.

- Algunos demoran en secarse.

Delineadores en crema o gel

Son esas que vienen en jarrita. Ambas son simples de utilizar y no requieres de un pulso de acero, como los líquidos. Duran por horas y horas y tienen la particularidad de crear líneas limpias o efectos difuminados.

Los delineadores en crema y en gel son suaves, por lo que tendrás que repasar varias veces para lograr un color profundo. Las brochas son parte esencial si maquillas con este tipo de delineadores –en un 90% de los casos vienen con su propia brochay los resultados serán acorde al pincel usado.

Tips:

- Apuesta por prebases de ojos para que el color se adhiera por más tiempo.

- ¿Sabías que el delineador en crema también sirve como sombra de ojos?

- Si eres higiénica, este cosmético puede durarte hasta por un año. Eso sí, ¡lava tus brochas continuamente!

Delineadores compactos

Llamados cake en inglés. Piensa en ellos como acuarelas para tus ojos –se activan con el agua o con un líquido especial y brindan decenas de acabados. Con ellos puedes maquillarte tan natural o “femme fatale” como desees.

Los delineadores compactos son, básicamente, versiones en polvo y la clave del éxito reside en la humedad que tengan al momento de maquillar. Empieza agregando pocas gotas de líquido para un efecto intenso o usa más para un delineado menos fuerte. Pueden llegar a ser difíciles de manejar si aplicas montones de sombra o prebase de ojos.

¡Cuidado!

Tips:

- Jamás humedezcas este tipo de delineadores con saliva… ¡tus ojos correrían peligro!

- Necesitas pinceles o brochas para su correcta aplicación pero, en un caso muy extremo, puedes utilizar los aplicadores de esponja.

- Si se rompen, mójalos con agua y mezcla hasta formar una pasta. Quedará como nuevo.

- Como cualquier otro producto en polvo, su tiempo de vida es más largo (hasta tres años).