De camping en moto

01
de 01

Consejos para ir de acampada en moto

De camping en moto
Foto © Roberto Ruiz

Viajar en moto e ir de camping es perfectamente compatible. De hecho, para muchos es una de las experiencias más "románticas" de viajar en moto. Un viaje en medio de la naturaleza, durmiendo junto a la moto, puede marcar un vínculo especial si te gusta viajar en moto a tu aire.

Como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y aunque muchos prefieran la comodidad de optar por una habitación de hotel, la realidad es que dormir de camping nos acerca mucho más a la naturaleza, y nos da una libertad sin límites allá donde esté permitida la acampada libre, sin poner puertas a la aventura.

  • Cómo elegir el destino

Además de sabercómo organizar un viaje en moto, cuando viajamos de camping y no de hotel en hotel, el viaje requiere una preparación especial y algo más minuciosa. Para empezar hemos de escoger bien el destino al que nos dirigimos y la época del año, piensa que las temperaturas, ya sean muy altas o muy bajas, nos pueden jugar una mala pasada. 

Cuanto más frío sea el destino más ropa deberemos llevar con nosotros, más gruesos tendrán que ser los sacos de dormir, y más espacio ocupará todo ello en la moto. Además, ten en cuenta que la lluvia puede ser especialmente incómoda si viajamos de camping, todo aquello que se moje tardará más en secarse, y sólo dispondrás de los propios rayos del sol para secar todo lo que lleves contigo, incluido tu equipamiento de motorista.

Te recomendamos también tener claro cómo protegerte del frío en moto, así como las maneras de evitar el calor en moto.

  • Muchas cosas, poco sitio

Como sabes, al viajar en moto el espacio es limitado. Existen muchos recursos para saber cómo llevar el equipaje en moto, pero cuando viajamos de camping el equipaje aumenta, ya que debemos de llevar con nosotros nuestra propia casa y nuestra propia cama.

Te recomendamos utilizar unas maletas laterales para transportar tu equipaje, tu ropa y tus enseres personales, una bolsa sobre depósito donde tener a mano los objetos de primera necesidad, así como los utensilios que necesites para viajar en moto, como kit reparapinchazos o kit de herramientas, y una bolsa independiente e impermeable situada sobre la parrilla trasera donde guardar por separado la tienda de campaña, el saco de dormir y el colchón aislante. Además, esta bolsa trasera podrá hacer de respaldo a nuestro acompañante si es que viajamos en moto con pasajero.

  • Tipo de tienda

Como el espacio es limitado, y es importante no sobrecargar la moto con excesivo peso, la elección de una buena tienda de campaña es crucial.

Las de alpinismo ocupan y pesan poco, utilizan materiales especialmente ligeros y cumplen a la perfección con su cometido. Elige una tienda pequeña, pero no excesivamente pequeña. Ten en cuenta que si viajas solo necesitarás un espacio concreto, pero si viajas acompañado necesitarás exactamente el doble.

La tienda de campaña será tu casa y en ella habrás de guardar muchas cosas, además del espacio que necesites para dormir. Es probable, y más aún si está lloviendo, que tengas que dormir con la chaqueta de la moto, los pantalones, el casco y otras cosas dentro de la tienda. A veces se comete el error de comprar una tienda muy pequeña, con el fin de reducir el espacio y el peso en el equipaje, y después terminan siendo demasiado incómodas cuando guardamos todos nuestros enseres dentro.

Una tienda cuyo techo ofrezca un pequeño avance en la entrada es de gran ayuda para resguardar muchas cosas durante la noche. Tenlo en cuenta en el momento de elegir tienda.

  • Saco, aislante y otros complementos

El grosor del saco de dormir lo marcará la temperatura del destino que hayas elegido. Los sacos modernos utilizan materiales ligeros y poco voluminosos que nos facilitan mucho incluirlos en el equipaje de nuestra moto. Además, existen fundas compresoras que pueden reducir aún más su tamaño si lo necesitas.

El aislante o colchón que nos separe del suelo y sobre el que dormiremos es gran responsable de la calidad de nuestro sueño. Te recomendamos los aislantes hinchables, la cámara de aire nos separa del frío del suelo y además nos permite descansar sobre una superficie blanda. Recuerda que viajar en moto puede cansarnos mucho físicamente, por lo que un buen descanso en un largo viaje se convierte en algo fundamental.

También es recomendable contar con una pequeña sábana saco, si las temperaturas son altas puede ser abrigo suficiente, y si son bajas proporcionan un abrigo extra. Son pequeñas, ligeras y caben en cualquier sitio.

Otro elemento que te puede ser de utilidad es una cocina de gas que nos permita preparar la comida, pero los recambios de gas a veces no son tan fáciles de encontrar, por lo que una cocina que pueda ser usada con gasolina puede resultarnos mucho más práctica.

  • ¡Organización!

Es posible que viajando de camping nunca hayas tenido que vivir en una casa tan pequeña. Es importante que organices bien el interior de tu tienda de campaña, define bien la zona de dormir con tu aislante y tu saco, y sitúa todo lo demás de manera que no te moleste al dormir. Es posible que utilices el fondo de la tienda para guardar algo y a media noche descubras que te falta espacio para estirarte. Si puedes es mejor que coloques todo a lo lago junto a tu saco.

Si las maletas de tu moto cuentan con bolsas interiores quizá te pueda ser interesante sacarlas durante la noche y meterlas en la tienda, y utilizar las maletas de la moto para guardar el casco, la chaqueta o los pantalones de tu equipamiento.

  • Material imprescindible

Además de elementos básicos de cualquier viaje en moto, como un kit reparapinchazos, un kit de herramientas y un kit de primeros auxilios, selladores metálicos, cinta aislante, bombillas de repuesto, aceite para el motor y demás, hay otros elementos que sí te serán de especial ayuda si viajas de camping.

No olvides nunca levar contigo una linterna, si es frontal mucho mejor, así podrás usarla dejando las manos libres. Lleva una cuerda, además de ser útil para cualquier imprevisto te servirá para colgar la toalla o la ropa mojada. No salgas de casa sin un paquete de bridas, son posiblemente el recurso más útil que puedas encontrar. Además, si vas de camping es mejor no olvidar un repelente de mosquitos, así como una buena navaja y, por supuesto, un indispensable rollo de papel higiénico.