Datos esenciales sobre el derrame cerebral

Los síntomas dependerán del área del cerebro afectada

Que es un derrame cerebral
El derrame hemorrágico es una lesión más agresiva y difícil de restituir que el infarto cerebral. SCIEPRO Science Photo Library | Getty Images

El derrame cerebral es un tipo de accidente cerebrovascularcausado por una hemorragia. El derrame cerebral o ictus hemorrágico se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo dentro de la cavidad craneal. El 20% de los accidentes cerebrovasculares son hemorrágicos, según el NINDS.

El cerebro

Es la parte más grande del encéfalo, y comprende tres partes: cerebro, rinoencéfalo y bulbo raquídeo y tiene conexiones con todos los órganos del cuerpo.

En la superficie el cerebro, formada por repliegues (circunvalaciones) y surcos, están representados los órganos de los sentidos y el sistema nervioso.

A pesar de que supone solo el 2% del peso total del cuerpo, el encéfalo necesita el 20% de la sangre circulante que le llega a través de una red de vasos sanguíneos procedente de las arterias carótidas, que recorren cada lado del cuello, y de las dos arterias vertebrales, que suben por la nuca.

Como todos los órganos, el cerebro está envuelto por unas capas protectoras llamadas meninges, como el saco pericárdico hace con el corazón. Entre estas capas hay líquido llamado cefalorraquídeo por lo tanto el cerebro “flota” dentro de las meninges y no toca directamente los huesos del cráneo.

La rotura de un vaso no solo reduce o impide que las células situadas más lejos tengan reducido o anulado el aporte de sangre sino que la hemorragia al hacerlo en una “caja” cerrada comprime y, por lo tanto, altera otras partes de cerebro no afectadas, en principio, por el proceso hemorrágico.

De hecho la masa cerebral y la sangre acumulada compiten por el mismo espacio. La falta de oxígeno y de glucosa deteriora rápidamente la función de las células encefálicas, pudiendo sufrir mareos, confusión y pérdida de conciencia. Cuando el cerebro está sin oxígeno de cuatro a ocho minutos la lesión cerebral es irreversible.

Tipos de hemorragias cerebrales

El derrame hemorrágico puede ser o bien intrameníngeo (sangre entre las meninges mezclada con el líquido meníngeo) o subaracnoideo, entre meninges y hueso. El primero es la forma más peligrosa de ictus, pero el cuerpo tiene capacidad para reparar desgarros pequeños y reabsorber pequeñas cantidades de sangre por eso la mayoría de personas con hemorragias controladas suelen recuperarse de forma significativa.

Causas

La hemorragia cerebral o derrame intracerebral puede ser ocasionada por un defecto en la pared de un vaso sanguíneo del cerebro, aneurisma (dilatación) o bien por malformaciones arteriovenosas. Una de las principales causas de ictus en personas mayores que sufren hipertensión arterial, son las subidas bruscas de tensión arterial que aceleran la sangre y pueden producir la rotura de un vaso ya debilitado por la arteriosclerosis. El derrame cerebral también puede consecuencia de un tumor o traumatismo en la cabeza.

Un accidente cerebral isquémico, es decir, la falta de oxígeno causada por la obstrucción de un vaso sanguíneo, puede evolucionar también hacia un derrame hemorrágico.

Síntomas del derrame cerebral

Los síntomas dependerán del área del cerebro afectada.

El dolor de cabeza muy intenso que empieza súbitamente, acompañado de la pérdida progresiva de funciones neurológicas como incapacidad para moverse, debilidad, pérdida del habla o de la visión y confusión son los síntomas más frecuentes. Pueden ir acompañados de náuseas, vómitos, crisis convulsivas y pérdida de conciencia (síncope).

El accidente cerebrovascular isquémico presenta síntomas similares pero de aparición más lenta. La recuperación del paciente depende en muchos casos de la prontitud con que llega al hospital y de la aplicación inmediata del tratamiento.

A veces cuando los desgarros en los vasos son muy pequeños y la sangre va saliendo del árbol circulatorio lentamente, los síntomas pueden ser depresión y dificultad para controlar las emociones o cambios en el comportamiento del sujeto.

Diagnóstico

Ante la sospecha de una lesión cerebral el médico realizará una exploración física, además de un estudio detallado del historial médico.

Para la exploración del cerebro se utilizan pruebas de imagen que ayudarán a determinar si el accidente cerebrovascular ha sido causado por una hemorragia o por un tumor cerebral.

La tomografía computarizada y la resonancia magnética son los métodos diagnósticos definitivos y esenciales que han permitido cambiar el pronóstico de estos pacientes en cuanto a calidad de vida. Si se sospecha alteraciones de los vasos será necesaria una arteriografía que permite visualizar estas irregularidades.

Tratamiento del derrame cerebral

El derrame cerebral requiere asistencia médica inmediata y control intensivo para limitar la lesión y evitar daños adicionales. El tratamiento dependerá de la causa y de la locación de la hemorragia. La preocupación básica es descomprimir el cerebro “apretado” por el derrame para que recupere su plasticidad. Las secuelas de estos procesos tan graves dependen de muchos factores desde la edad del paciente, las enfermedades concomitantes e incluso de la misma atención médica.

Referencias:

Conozca qué son los ataques o derrames cerebrales: Conozca las señales (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/ataque_cerebral.htm Accedido: 1 de mayo de 2015