Dante Alighieri, un resumen de su vida y obra

El poeta supremo

Dante Alighieri
Retrato de Dante por Sandro Botticelli. Dominio público

Dante Alighieri, o sencillamente Dante, es considerado no sólo el padre de la lengua italiana, sino además, junto con William Shakespeare y Miguel de Cervantes, uno de los grandes de la literatura universal. Su obra cumbre, La divina comedia (compara precios), continúa siendo uno de los poemas más trascendentales e impactantes, por su fuerza, simbología y belleza. Por ello conviene repasar su biografía, en forma resumida, y realizar una corta semblanza de su producción literaria.

Biografía resumida de Dante Alighieri

Nació en Florencia, se presume que en 1265 (según el propio Dante, en el seno de una familia noble), y murió en Rávena en 1321. En esa época, las distintas ciudades italianas estaban divididas en dos facciones políticas (los güelfos y los gibelinos), a raíz de las luchas por el control del Sacro Imperio Romano Germánico, que involucraban tanto al Papa como al emperador. Aunque esta confrontación no afectó al padre de Dante ( Alighiero de Bellincione), sí tendría consecuencias para el poeta, que se involucró activamente en política.

La madre de Dante (Bella degli Abat) murió cuando este contaba con menos de 10 años. A los doce años fue concertado su matrimonio con Gemma di Manetto Donati, perteneciente a una poderosa familia, unión que se celebraría mucho después, alrededor de 1290-91, y de la que nacieron al menos 3 hijos (Jacobo, Pedro y Antonia); algunos biógrafos hablan de un cuarto hijo, así como de otros producto de relaciones extra-matrimoniales de Dante; esto último no está realmente corroborado.

No obstante, su amor verdadero, aunque platónico, fue Beatriz Portinari, a la que vio por primera vez cuando contaba nueve años. Si bien se encontraron casualmente en varias oportunidades, no intimaron jamás. Beatriz murió en 1290 sin que Dante le confesara su profundo amor. Beatriz sería una figura protagónica en su Divina comedia.

Dante estudió en Florencia durante su adolescencia, siendo discípulo del filósofo Brunetto Latini y amigo del poeta Guido Cavalcanti. Ya siendo adulto se centra en la política, y se adscribe al sector de los llamados güelfos blancos. Luego de la victoria de éstos, ocupa varias posiciones, incluyendo la de alto magistrado. Sin embargo, la facción contraria, los güelfos negros, termina detentando el poder. Dante es juzgado en ausencia y condenado a pagar una alta multa. Comienza así un exilio involuntario que durará hasta su muerte, a los 56 años, ocurrida en Rávena, donde vivió sus últimos años bajo la protección del príncipe Guido Novello.

La obra de Dante Alighieri

No cabe duda que la principal obra de Dante Alighieri es La divina comedia, de la cual hemos hecho un resumen y comentarios, una obra poética de carácter epopéyico, cargada de simbología, dividida en tres partes (infierno, purgatorio y paraíso), y éstas a su vez en cantos conformados por tercetos rimados.

Pero también es digna de mencionar su Vida nueva (La vita nuova), su primera obra, escrita luego de la muerte de Beatriz, en la que relata su amor platónico por la bella joven. La componen 31 poemas líricos y 42 capítulos en prosa; estos últimos tienen por objeto explicar la simbología de los poemas.

La vida nueva es un clásico exponente de lo que se conoce como el dolce stil novo, un estilo poético en el que el amor cortés (a diferencia del sensual) se mezcla con una mística franciscana y el pensamiento aristotélico, marcando así una nueva tendencia que daría luego origen a temas más renacentistas.

Igualmente se debe recordar a De vulgari eloquentia (acerca del habla popular), un ensayo sobre la llamada lengua vernácula o popular, en la que hace un análisis sobre el origen de los idiomas y su carácter no estático, rebatiendo las teorías vigentes hasta ese momento sobre el tema.

En El banquete (Convivio), se recogen sus más extensos poemas, y en Monarquía (Monarchia) presenta un tratado de filosofía política. Escrito en latín, fue quemado por orden del delegado papal luego de la muerte de Dante.

Las mejores frases de La divina comedia, de Dante Alighieri