Cultivo del aguacate o palta

Todo lo que necesitas saber para cultivar deliciosos aguacates

Árbol de aguacates
Árbol de aguacates. Getty Images

No hay duda de que el aguacate es un alimento sabroso. Aún a los que no les gusta comerse la fruta según sale del árbol, de seguro saben saborear un rico guacamole. Se mezcla la pulpa del fruto con un poco de cilantro, cebolla, sal, trocitos de tomate y pimiento, se machaca con un poco de ajo, limón y listo. Nada más refrescante y delicioso. 

Fruta o vegetal 

Un dato curioso sobre el aguacate, es que muchos lo consideran un vegetal debido a su consistencia y sabor.

Sin embargo, si lo definimos bajo los conceptos básicos en botánica, el aguacate cae bajo la categoría de las frutas y no de los vegetales. Aún más sorprendente es la categoría de frutos a la que pertenece, ya que está catalogado bajo la familia de las moras, bayas o mejor conocidas en inglés como “berries”. 

Lo que clasifica a una fruta como una baya o un “berry” , es cómo sus semillas y su pulpa se desarrollan a raíz de un solo ovario. Tan sencillo como esto. Bajo esta categoría también entran las uvas, el melón de agua, la banana y las calabazas. También las “blueberries” y otros tipos más conocidos de bayas.

Pero bueno, independientemente de cómo se catalogue, hoy hablaremos de cómo cultivar con éxito un árbol de aguacates. Este es un árbol frutal muy fácil de cultivar, aún desde una semilla, y produce uno de los frutos más versátiles y sabrosos de nuestro planeta. 

El Aguacate

El nombre botánico de este árbol es Persea americana.

Su fruta es comúnmente conocida como aguacate, avocado, palta o pera de caimán. Sus orígenes se le adjudican a México, ya que fue parte integral del menú de los antiguos aztecas y es la evidencia más antigua que se tiene. Los aztecas le llamaban “Ahuacatl”. Esta fruta es muy rica en vitamina B6, vitamina C y tiene más potasio que la banana.

Clima ideal

El árbol de aguacate se cultiva mejor en climas tropicales, de subtrópico y en climas mediterráneos. Estos árboles pueden crecer de 20 a 25 metros de altura. Es un árbol bastante frondoso y de muy buen aspecto, aún cuando no tiene frutos.

Este árbol no resiste bien las heladas o los climas excesivamente fríos. Pero existen muchísimas variedades y algunas son más resistentes, como es el caso de las especies de origen mexicano. Sus contrapartes, la antillana y la guatemalteca son menos resistentes al frío.

A este árbol le gusta el sol pleno y los espacios ventilados, sin embargo es susceptible a los vientos fuertes. Sobre todo durante la época de floración y polinización. Las fuertes ráfagas de viento pueden provocar que se le partan las ramas y que se le caigan los frutos de forma prematura. 

Terreno ideal 

Al árbol de aguacate le convienen los terrenos profundos para estirar sus raíces. También terrenos que mantengan muy buen drenaje y que sean levemente ácidos. Estos pueden ser arcillosos, pero no deben crear encharcamientos. Los excesos de humedad en el terreno pueden provocar hongos y bacterias en la corteza, estas son las enfermedades más comunes que atacan a este árbol.

 

Es recomendable analizar el terreno y las condiciones de viento en el área antes de aventurarte a plantar tu árbol de aguacates. Buscarle el lugar correcto o enmendar el terreno antes de plantar te evitará problemas en el futuro.

Fertilizantes

Para enmendar el terreno antes de plantar lo ideal es hacerlo con composta orgánica. Luego de que el árbol se establezca puedes utilizar algún fertilizante líquido con alto contenido de nitrógeno. Una vez el árbol sea adulto, podrás usar uno más balanceado. Poco antes de la floración es mejor utilizar uno alto en nitrógeno y potasio.

Como con todos los árboles recién plantados, procura regarlos bastante a menudo en lo que se establecen. Aún establecido, a este árbol no le favorecen los excesos de humedad o de sequía en el terreno. Así que términos medios, siempre.

Época de formación

Cuando el árbol está recién plantado, es mejor dejarlo tranquilo y simplemente velar que no lo ataquen las plagas. Una vez esté bien establecido en el terreno, es saludable podarle las ramas más bajas y aquellas que notes algo débiles o enfermizas. La idea es que este concentre sus energías en crecer y desarrollar las ramas más altas. Siendo un árbol que crecerá bastante grande, es bueno asegurarte de que tenga la forma correcta.

Comienza con una semilla 

Es muy fácil cultivar uno de estos árboles desde la semilla. Pero ten en mente que la mayoría de los aguacates que compramos en el supermercado son el producto de injertos, entonces es posible que de esta semilla crezca un árbol hermoso, pero que nunca dé frutos. Si quieres plantar un árbol de aguacates y que se llene de frutos, lo mejor es comprar un arbolito ya establecido en un vivero de tu confianza.

El aguacate es una fruta muy sabrosa, alimenticia y que cada día se pone más costosa. Así que si tienes espacio en tu patio para cultivar uno de estos árboles, considéralo. No solo tendrás buenos frutos para crear deliciosos platillos, pero tal vez hasta puedas crear un pequeño negocio vendiendo tus aguacates. ¡Feliz Siembra!