Cueva de La Boca - Cueva de Agapito Treviño

Foto cortesía Luz Guerrero.

A 36 kilómetros de la ciudad de Monterrey, México se encuentra un destino turístico con tanta importancia ecológica como histórica y cultural. La Cueva de la Boca, mejor conocida como la Cueva de Agapito Treviño, es una cueva enorme en medio de la naturaleza. Además de ser un santuario insustituible para seis especies de murciélagos, la cueva tiene una leyenda fascinante conocida por todos los regiomontanos.

La leyenda habla de oro escondido por un gran ladrón llamado Agapito Treviño, quien aterrorizaba a los ricos de Monterrey en el siglo XIX.

Más a detalle: La leyenda de Agapito Treviño

Es popular visitar la cueva en cualquier temporada. La entrada principal está arriba de un pequeño río rodeado por bosque. Se puede hacer caminatas o disfrutar la naturaleza sentado en la orilla del río. Gracias a la ubicación de la cueva y al área verde que le rodea, es muy placentero ir de caminata y pasear por los bosques. El sonido del río y el viento golpeando los árboles es muy relajante para las personas que quieren escapar de la ciudad un rato.

Ubicación

La cueva se encuentra al inicio de la Sierra Madre Oriental a una altura media de la sierra; tiene un rango de altura que oscila entre 445 y 600 metros sobre el nivel del mar. La entrada de la cueva mide 30 metros de ancho por 40 de alto y puede ser vista fácilmente desde lejos.

La Cueva de Agapito está localizada en el municipio de Santiago, Nuevo León. Para llegar hay que rodear la Presa de La Boca y al llegar espaldas de la cortina de la presa, se puede ver la cueva perfectamente dominando toda la vista.

Flora y fauna

El bosque y chaparral que dominan en el área donde está la cueva se conforman de pinos, encinos, nogales, agaves, acacias, nopales y otros arbustos y hierbas nativos.

Los animales nativos de la zona incluyen el tlacuache, armadillo, zorro gris, comadreja, zorrillo, tejón, ardilla, conejo, liebre y las seis diferentes especies de murciélagos que se describen más a detalle abajo. En el pasado también se ha registrado la presencia del oso negro, lince, pecarí y ocelote, entre otros.

Cueva de los murciélagos

El elemento ecológico más importante de la Cueva de La Boca es la presencia de los murciélagos. Estos animales tan impopulares en realidad son completamente indispensables para proteger la integridad del ecosistema y también tienen un impacto grande en la economía regional y nacional.

Actualmente la Cueva de La Boca es hogar de una población aproximada de 5 millones de murciélagos. Esta población consume casi 50 toneladas de insectos por noche, evitando el impacto negativo de plagas en la agricultura de la región y reduce la población de zancudos también. Algunas especies de murciélago no comen insectos pero proveen servicios ecológicos importantes como la polinización y la dispersión de semillas. En total se calcula que los murciélagos tienen un valor económico de entre 6.5 y 16.5 millones de pesos mexicanos, ya que controlan las plagas de insecto en cultivos económicamente importantes como los cítricos, tomate, sorgo, trigo, maíz y frijol.

Las personas que visiten la cueva alrededor del atardecer tendrán la oportunidad de ver un gran espectáculo de la naturaleza. Poco antes del oscurecer, los murciélagos empiezan a salir de la cueva, formando una nube infinita contra el cielo y llenando el aire con el sonido de su aleteo. Es un evento impresionante, y aun más cuando imaginas que los murciélagos que salen de esta cueva cubren un radio de 100 kilómetros abarcando 44 municipios de Nuevo León y 3 municipios de Coahuila (casi 3 millones de hectáreas) para alimentarse.

 

  • Las 6 especies de murciélagos que habitan la Cueva de La Boca son:
  • Murciélago guanero o Murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis)
  • Murciélago cara de fantasma (Mormoops megalophylla)
  • Murciélago magueyero o Miotis mexicano (Myotis velifera)
    Estos 3 se alimentan de insectos.

     

  • Murciélago de la fruta (Artibeus spp.)
  • Murciélago bigotudo (Pteronotus parnelli)
    Estos 2 dispersan semillas.

     

  • Murciélago trompudo (Choeronycteris mexicana)
    Es un murciélago polinizador.