¿Cuánto necesitan dormir los adolescentes?

Algunas pautas para que chicas y chicos descansen lo suficiente

Los adolescentes necesitan dormir unas nueve horas de media. Algunos estarán perfectamente tras ocho horas y media en la cama y otros no se sentirán descansados hasta haber dormido nueve y media pero entorno a esas horas son las que chicos y chicas de esa edad requieren para estar perfectamente descansados.

¿Duermen lo suficiente los adolescentes?
No, la mayoría de ellos tienen lo que se conoce como déficit crónico de sueño que no es otra cosa que falta de descanso acumulado tras pasar mucho tiempo seguido durmiendo menos de lo que necesitan.
Se calcula que en la mayoría de los casos, los adolescentes descansan un 20% menos del tiempo que necesitarían para estar perfectamente bien. ¿La falta de sueño afecta a la vida de los adolescentes?
No dormir lo suficiente afecta negativamente a la vida de todas las personas pero en el caso de los adolescentes además los riesgos son mayores porque involucran muchos aspectos de sus vidas:
  • Se reduce el rendimiento escolar. Una de los principales consecuencias de la falta de sueño es que baja el rendimiento escolar. No es raro ya que al estar cansados, chicas y chicos tienen más dificultad para concentrase, mayores problemas de memoria y, en general, dificultades de aprendizaje.
  • Aumentan la depresión y la tristeza. El cansancio permanente ocasionado por dormir poco provoca en muchos casos un aumento de la tristeza y la irritabilidad y, en ocasiones, puede influir en la aparición de depresiones.
  • Dificulta la relación con la familia y los amigos.La sensación de tristeza, el humor cambiante y la irritabilidad hacen además que las relaciones con los demás se entorpezcan.
  • Baja el rendimiento deportivo. Un cuerpo cansado no puede dar tanto de sí como uno descansado y eso se advierte claramente en la práctica deportiva.
  • Aumenta el consumo de alimentos. Está demostrado que la sensación de sueño lleva a comer más con el riesgo de adquirir sobrepeso. También se ha observado que las personas cansadas recurren más a los estimulantes como la cafeína o el alcohol y el tabaco que son muy dañinos para los adolescentes.
¿Por qué los adolescentes se acuestan tan tarde?
Eso es algo en lo que coinciden la inmensa mayoría de los padres de adolescentes, cuando llegan a esa edad comienzan a acostarse mucho más tarde. Y también, siempre que pueden cuando no hay escuela, se levantan más tarde. La explicación a esta conducta es biológica. Se ha demostrado que el patrón de sueño de los adolescentes es diferente al del resto de las edades.En la pubertad, los cuerpos de las chicas y los chicos sufren un retraso en la hora de tener sueño con respecto a lo que les ocurre a los niños y a los adultos. Esto es algo perfectamente normal y está relacionado con las hormonas. Pero a la vez provoca que los adolescentes duerman menos de lo que necesitan. ¿Qué puedo hacer para que mi hijo adolescente duerma más?
Para que los adolescentes duerman lo suficiente hay que enseñarles a seguir una serie de costumbres:
  • Fijar una hora para acostarse. Mientras que cuando son niños los padres no dudan en fijar una hora para que sus hijos se acuesten cuando llega la adolescencia esa disciplina se acaba. Pero es bueno que los padres de adolescentes sigan manteniendo una hora para que sus hijos se vayan a la cama. Que los adolescentes tengan horas fijas para acostarse y levantarse ayuda a sus cuerpos a seguir los patrones de sueño.
  • Mantener la habitación oscura, sin ruidos y sin calor. Está demostrado que esas son las mejores condiciones para conciliar el sueño y descansar durante la noche.
  • Evitar actividades estresantes antes de ir a dormir. Deben evitar hacer una actividad deportiva al menos cinco horas antes de irse a la cama, también es bueno que eviten cualquier ocupación como juegos o películas violentas. Lo más adecuado al prepararse para ir a la cama es hacer unos minutos de meditación o escuchar música relajante.
  • No comer ni tomar estimulantes antes de dormir. Evitar comidas copiosas en las horas inmediatas a la de ir a la cama así como no consumir estimulantes como cafeína es también una medida muy útil para descansar bien.
Foto © Love Krittaya