¿Cuántas calorías debes consumir en el embarazo?

perder peso después del embarazo

En el embarazo tu cuerpo necesita energía adicional, y la única forma de conseguirla es por medio de una dieta saludable y las calorías nutritivas que contienen tus alimentos.

Además de las calorías requeridas en tu dieta normal (2.000 para una mujer entre 19 y 30 años, y 1.800 entre los 31 y 50 años), en el embarazo debes consumir:

  • 0 a 300 calorías adicionales en el primer trimestre.
  • 300 a 350 calorías más en el segundo trimestre.
  • 350 a 450 calorías adicionales en el tercer trimestre de embarazo.

Aunque tienes derecho a unas cuántas calorías adicionales, abusar es muy sencillo, en especial cuando te permites "comer por dos". Toma, por ejemplo, lo que comerías durante la cena en fechas festivas y ocasiones especiales. Según la Clínica Mayo, una cena promedio del Día de Acción de Gracias contiene hasta 4.000 calorías. Y si bien tienes derecho a unas calorías de más por estar embarazada, esta cantidad en una sola comida es una exageración. 

Para que te des una idea de cuántas calorías tienes en tu plato, utiliza este contador de calorías (en inglés). Allí puedes ingresar la comida exacta para saber su valor calórico. Si lo haces antes de servirte, hasta puedes controlar mejor la cantidad y opciones que comes para que puedas disfrutar sin comer más de la cuenta

Si tu cuenta calórica está baja, debes mejorar tu dieta en el embarazo para satisfacer tus necesidades y las de tu bebé.

Y si tienes más calorías de las recomendadas, es el momento de evaluar tus hábitos alimenticios y reemplazar las calorías vacías por opciones alimenticias más saludables. Empieza leyendo estos artículos:

    Aumento de peso saludable

    Es normal que en el transcurso del embarazo aumentes entre 25 y 35 libras distribuidas de la siguiente manera:

    • Primer trimestre - Entre 1 y 5 libras (450 gramos y 2,3 Kg.) total. 
    • Segundo y tercer trimestre – una libra (0.45 Kg.) por semana, para un total de 24 libras aproximadamente (10 Kg.)

    Aumentos menores o mayores a esas cantidades ameritan una conversación con tu médico para descubrir y solucionar las causas. Más informacón en:

    Foto © Getty Images / Juan Silva