Cuando tu hijo se cambia de escuela

Imagínate que tu familia se cambie de ciudad por cuestiones laborales, o que tal vez decidas buscar una escuela más adecuada para tu hijo. En el peor de los escenarios, la escuela actual te pide el cambio por malas calificaciones o comportamiento inadecuado de tu hijo. Los cambios siempre cuestan trabajo, y para los niños representan un reto especial. ¿Cómo puedes ayudar a tu hijo a hacer una transición exitosa cuando cambia de escuela?
01
de 09

Hasta donde se pueda, involucra a tu hijo en la selección de escuela.

© Jhdt Stock Images Llc | Dreamstime.com

 Si no es posible visitarla antes porque están en otra ciudad u otro país, consigue información e imágenes por internet para que tu hijo vaya viendo las opciones junto contigo.

02
de 09

Como familia, definan sus prioridades.

 Si el hijo es pequeño, tal vez la cercanía de la escuela sea lo más importante, o que sea chiquita y cálida.  Para los hijos más grandes será más importante el nivel académico, las instalaciones deportivas y las oportunidades de ser admitidos después a otras instituciones de prestigio.

03
de 09

Ayuda a tu hijo a ver este cambio como oportunidad.

Entrar a una nueva escuela donde nadie te conoce te libera a ser quien quieres ser. Si en el pasado tu hijo no ha tenido éxito, o ha sido tímido o etiquetado por su conducta, ahora es su oportunidad de ser alguien diferente.
04
de 09

Prepara a tu hijo para el primer día de clases.

cambio de escuela
© Monika Adamczyk | Dreamstime.com
Infórmate sobre los útiles que necesitará, el costo del lunch en la cafetería, etc. Ayúdalo a escoger la ropa que se va a poner, y a arreglar su mochila, para que vaya bien equipado a tener un primer día exitoso.
05
de 09

No dejes solo a tu hijo su primer día de clases.

Sobre todo, si el cambio se hace en medio del año escolar, este primer día puede ser intimidante. Acompáñalo, conoce a sus maestros y ofrece tus servicios como voluntario. Una forma bonita de conocer a la nueva comunidad escolar es ofrecer a ser vocal del grupo de tu hijo.
06
de 09

Anima a tu hijo a participar en actividades extracurriculares.

Ser miembro del equipo de futbol o tomar clases de teatro en la escuela en las tardes le permite integrarse más rápido a su nueva comunidad escolar.
07
de 09

Siempre subraya lo positivo.

"¡Tu nueva escuela tiene una biblioteca padrísima!", o "Que buena onda que den pizza de lunch." La nostalgia por la escuela anterior es natural al principio. Ayuda a tu hijo a disfrutar el nuevo lugar.
08
de 09

Apoya a tu hijo en la búsqueda de nuevos amigos.

Manda una golosina extra en su lonchera para que la comparte con alguien en el recreo. Conoce a los papás de sus compañeros de grupo. Anima a tu hijo a invitar a un compañero a casa los viernes. (Es mejor invitar a uno a la vez para una convivencia más cercana entre tu hijo y él.)
09
de 09

Acepta el cambio con ganas.

© Feverpitched | Dreamstime.com
Como familia, pónganse la camiseta de la nueva escuela y háganse miembros activos de su comunidad, yendo a todos los eventos con entusiasmo. Esto ayudará a tu hijo a recuperar el sentido de pertenencia que tanto necesita para su sano desarrollo.