Cuando tu deseo de sexo es mayor o menor que el deseo de tu pareja

La discrepancia en el deseo sexual dentro de la relación de pareja

Diferente deseo sexual pareja
La diferencia en el nivel de deseo sexual puede distanciar a una pareja. ©Image Source/DigitalVision/Getty Images

Cuando existe un nivel de deseo sexual recíproco entre los integrantes de una pareja, por lo general también hay satisfacción con la relación y con la vida sexual que llevan. Pero, ¿qué ocurre cuando hay diferencias entre el nivel de deseo sexual de ambos, es decir, cuando uno tiene un deseo mucho más intenso o más débil que su pareja? 

Se dice que en una pareja hay diferencias o discrepancias en el deseo sexual cuando sus integrantes desean tener sexo con una frecuencia distinta.

Por ejemplo, mientras que uno necesita sexo tres veces a la semana, para la otra persona está bien con tener sexo 4 veces al mes.

Cuando una pareja inicia su vida sexual por lo general la frecuencia de sexo es alta y no hay que buscar motivos especiales para tenerlo, porque simplemente el deseo brota espontáneamente y los cuerpos se entrelazan con facilidad. Hay parejas que mantienen esto por toda la vida, sin embargo, para la mayoría la discrepancia en el deseo sexual puede aparecer por alguno o varios de los siguientes motivos:

  • Diferentes ritmos y tiempos para dormir: uno puede ser una persona que siempre se levanta temprano, mientras que la otra se acuesta tarde todos los días.
  • Jornadas de trabajo que alteran la vida familiar e íntima: horas extra de trabajo en las noches, turnos nocturnos, etc.
  • Problemas de salud que pueden disminuir el deseo o la respuesta sexual: depresión, obesidad, insuficiencia renal, agotamiento físico extremo y diversas enfermedades crónicas graves, como el cáncer y la esclerósis múltiple.
  • Cambios hormonales: bajos niveles de testosterona en los hombres y de estrógenos en las mujeres están asociados con una disminución del deseo sexual.
  • Problemas en la relación de pareja: los conflictos no resueltos generan emociones negativas que van alejando física y afectivamente a la pareja.

Al inicio de una relación, la pareja puede ser compatible en cuanto a su deseo sexual, pero con el tiempo la frecuencia de sexo deseada por alguno de sus integrantes puede disminuir más que en el otro.

En ocasiones, la persona con menos frecuencia de sexo deseado puedo no darse cuenta que su pareja necesita de más sexo. A la vez, su pareja puedo o no comunicárselo, y la relación continuar funcionando a pesar de este desnivel.

Cuando la diferencia en la frecuencia de sexo deseado se vuelve muy evidente, entonces, el integrante con menos deseo puede sentirse tenso, presionado y/o acosado por las solicitudes de su pareja, muchas veces negándose abiertamente al sexo o accediendo a tenerlo sólo en determinado día o cuando se "encuentre con ganas". Por su parte, el integrante con más deseo puede sentirse frustrado, herido y/o rechazado física y afectivamente cuando su pareja se niega al contacto sexual.

Entonces se puede generar un problema serio para la pareja. A mayor discrepancia en el deseo, menor será la satisfacción con la relación y la vida sexual juntos. Es muy importante darse cuenta y atender este aspecto de la vida en pareja para evitar que afecte negativamente la relación. El impacto suele ser mucho más alto en una relación larga que en una corta, ocasionando a veces que la pareja se separe.

Según las investigaciones, especialmente para los hombres una menor discrepancia con su pareja en la frecuencia de sexo deseada está asociada a mayor satisfacción sexual y satisfacción con la relación.

Dos buenas razones para mantenerse en la relación y no buscar fuera de ella lo que no se encuentra con la pareja actual.

En un próximo artículo, daremos algunas recomendaciones para armonizar en una pareja la frecuencia de sexo deseado, y de esta manera fortalecer la relación.

Fuentes:

Davies, S., Katz, J. y Jackson, J. “Sexual desire discrepancies: Effects on sexual and relationship satisfaction in heterosexual dating couples”. Archives of Sexual Behavior , 1999, 28(6): 553-567.

Mark, Kristen P. “The relative impact of individual sexual desire and couple desire discrepancy on satisfaction in heterosexual couples”. Sexual and Relationship Therapy, 2012, 27(2): 133-146.

Sutherland, S., Rehman, U., Fallis, E. y Goodnight, J. “Understanding the phenomenon of sexual desire discrepancy in couples”. The Canadian Journal of Human Sexuality , 2015, 24(2): 141-150.

Willoughby, B., Farero, A. y Burney, D. “Exploring the effects of sexual desire discrepancy among married couples”. Archives of Sexual Behavior , 2014, 43(3): 551-562.