Cualidades y contraindicaciones de la inyeccion anticonceptiva

¿Qué es la inyección anticonceptiva?

La inyección anticonceptiva es un método que se aplica cada 3 meses para prevenir embarazos no deseados. Su componente es un medicamento llamado medroxiprogesterona que contiene la hormona progestina. Su nombre comercial es Depo-Provera y también existe una versión con una dosis menor  de medroxiprogesterona llamada Depo-SubQ Provera 104.

Para usar ambos medicamentos se necesita prescripción médica.

Ninguno de ellos te protege de adquirir una enfermedad de transmisión sexual. Usa métodos de protección de barrera como el condón para prevenir este tipo de enfermedades.

¿Cómo funciona la inyección anticonceptiva?

Ambas versiones de este medicamento inhiben la ovulación y hacen que el moco cervical se vuelva más espeso impidiendo el paso de los espermatoides hacia el útero.

Es importante que sepas que después que dejes de usar la inyección anticonceptiva pueden pasar 10 meses o más antes que comiences a ovular y recuperes nuevamente tu fertilidad. Por lo que si estás pensando en quedar embarazada durante el próximo año, este método anticonceptivo no es el más conveniente para ti.

Eficacia de la inyección anticonceptiva

Este método anticonceptivo tiene una efectividad de 97%, por lo que se estima que 3 de cada 100 mujeres que la usan quedarán embarazadas en el transcurso de un año. Sin embargo, este riesgo se reduce en aquellas mujeres que son constantes y regresan cada 3 meses a aplicarse la inyección.

¿Cómo se aplica la inyección anticonceptiva?

Depo-Provera se inyecta profundamente en el músculo, en cambio Depo-SubQ Provera 104 se inyecta debajo de la piel.

Para asegurarse que no estés embarazada, tu médico te aplicará la inyección 5 días después que hayas iniciado tu menstruación. Si has dado a luz y no estás amamantando recibirás la inyección 5 días después del parto.

En cambio, si estás amamantando recibirás la inyección 6 semanas después del parto.

Es posible que se te recomiende usar un método anticonceptivo de respaldo como el condón, durante la primera semana después de la primera inyección. Para las inyecciones siguientes esto no será necesario.

Debes aplicarte las siguientes inyecciones inmediatamente tras finalizadas las 12 semanas. Si dejas pasar más de 13 semanas sin aplicarte una nueva inyección, deberás hacerte una prueba de embarazo antes de volver a inyectarte.

Quiénes deberían usar la inyección anticonceptiva

Cualquier mujer saludable puede usar la inyección anticonceptiva, También es una conveniente opción que puede ser usada por:

  • Mujeres que no pueden usar medicamentos que contienen estrógeno.
  • Mujeres que tienen condiciones de salud como anemia, endometriosis, fibromas uterinos (miomas) o epilepsia.

Ventajas de usar la inyección anticonceptiva

  • No tienes que acordarte de tomar la pastilla anticonceptiva todos los días.
  • Reduce los dolores y calambres menstruales
  • Reduce la intensidad del sangrado menstrual
  • Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio
  • Puedes tener sexo de manera espontánea

Quiénes no deberían usar la inyección anticonceptiva

La inyección anticonceptiva no es para las mujeres que tienen:

  • Sangramiento vaginal sin causa conocida
  • Cáncer de mama
  • Riesgo de adquirir osteoporósis
  • Alguna enfermedad en el hígado
  • Historia de depresión
  • Sensibilidad a cualquiera de los componentes de Depo-Provera o Depo-SubQ Provera 104

Posibles efectos secundarios de la inyección anticonceptiva

  • Dolor abdominal
  • Dolor en la mamas
  • Períodos menstruales irregulares y sangramiento entre períodos
  • Disminución del deseo sexual
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Acné
  • Depresión
  • Nerviosismo
  • Debilidad y fatiga
  • Aumento de peso

Debes consultar con tu médico inmediatamente si la inyección te ha generado dolor abdominal severo, alguna seria reacción alérgica, sangramiento menstrual intenso o cualquier otra síntoma serio.