¿Cuáles son los síntomas y causas de las taquicardias?

Es un cambio en la frecuencia cardíaca que acelera el latido

Que es una taquicardia
La taquicardia es cuando la frecuencia cardíaca es muy rápida. angelhell | Getty Images

Seguro que alguna vez has notado como tu corazón se disparaba. Podías notar como latía rápidamente, especialmente después de correr o deun susto o una emoción fuerte. Si estas sano, no te preocupes, este tipo de cambios en la frecuencia cardíaca son normales. Es una respuesta del corazón ante un estímulo. Lo peligroso es cuando el corazón empieza a latir muy deprisa superando las 100 pulsaciones por minuto (ppm) y no para de hacerlo durante unos minutos, sin una razón aparente.

¿Qué es una taquicardia?

Es un cambio en la frecuencia cardíaca que hace que el ritmo del latido sea demasiado rápido. Se produce cuando hay un estímulo exagerado o por fallo en el sistema eléctrico del corazón.

Las taquicardias son arritmias peligrosas cuando hacen que el corazón no pueda bombear suficiente sangre al resto de los órganos del cuerpo. La falta de circulación de la sangre puede dañar el cerebro, el corazón y otros órganos.

Los 4 tipos de taquicardias más frecuentes

Cuando el latido es rápido o cuando los latidos no son rítmicos, les llamamos arritmias. Hay muchos tipos de arritmias y sus efectos en la salud pueden ser desde inofensivos a muy graves, pudiendo causar la muerte. La taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular son dos tipos de arritmias muy graves. El latido se inicia en los ventrículos, pero sin el efecto protector de un mecanismo del corazón que actúa evitando ritmos cardíacos muy rápidos, el corazón late demasiado deprisa por lo que no le da tiempo a llenarse y pierde su eficacia.

  • Taquicardia sinusal

Se produce cuando el latido es regular pero demasiado rápido, a más de 100 pulsaciones por minuto. Entre las causas de la taquicardia sinusal destaca el estrés, las emociones, la fiebre, el ejercicio y el efecto estimulante de bebidas altas en cafeína (café, té o bebidas energizantes).

  • Taquicardia ventricular

En esta arritmia, la taquicardia es rítmica pero el ventrículo late coordinadamente. La contracción demasiado rápida de los ventrículos puede deberse a un daño del músculo cardíaco como una miocardiopatía hipertrófica o la cicatriz de un infarto. Los impulsos eléctricos pasan con dificultad por el músculo engrosado o cicatrizado, haciendo que su recorrido se altere y recirculen.

  • Fibrilación ventricular

En este caso el corazón además de latir demasiado rápido, lo hace de forma descoordinada haciendo que el ventrículo no se contraiga correctamente (taquiarritmia). Como el primer perjudicado cuando el envío de sangre no es eficaz, se produce una isquemia cardíaca. Una descarga eléctrica controlada puede salvar la vida del paciente, de ahí la importancia de tener un desfibrilador en lugares públicos, aeropuertos, centros deportivos, etc.

Es un tipo de arritmia muy común en personas mayores de 70 años. Son contracciones rápidas pero muy débiles y desordenadas de las aurículas que lo hacen independientes de los ventrículos. Así, las aurículas pueden llegar a las 300-400 pulsaciones por minuto, mientras que los ventrículos pueden alcanzar los 100-120 ppm.

Su causa es generalmente por un agrandamiento de las aurículas por envejecimiento o enfermedades de las válvulas del corazón.

¿Por qué se producen las taquicardias?

La causa dependerá del tipo de taquicardia. Los cambios en la frecuencia cardíaca pueden tener desde causas internas hasta externas. Pueden producirse por un componente genético (síndrome de QT Largo), por una enfermedad del corazón (después de un infarto, insuficiencia cardíaca, un problema valvularo daño en el músculo cardíaco como una miocardiopatía hipertrófica). También por el efecto de ciertos medicamentos.

El consumo excesivo de alcohol, tabacoo el ejercicio intenso pueden además alterar el ritmo normal del corazón, derivando en una arritmia. El estrés y una emoción fuerte pueden causar de forma puntual una taquicardia.

Tratamientos de la taquicardia

Uno de las terapias más utilizadas para tratar las arritmias son los medicamentos antiarrítmicos, entre los más frecuentes destacan los betabloqueantes.

En caso de fibrilación auricular se suelen recetar también medicamentos anticoagulantes para evitar la trombosis o embolia secundaria a la enfermedad que ha causado la arritmia.

También son efectivos los desfibriladores automáticos implantables (DAI), que además de regular el latido cardíaco, actúan con una descarga cuando detectan una arritmia peligrosa enviando una descarga para restaurar el ritmo a frecuencia normal.

Referencias:

Epstein AE, DiMarco JP, Ellenbogen KA, Estes NA 3rd, Freedman RA, Gettes LS, et al. ACC/AHA/HRS 2008 Guidelines for Device-Based Therapy of Cardiac Rhythm Abnormalities: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Revise the ACC/AHA/NASPE 2002 Guideline Update for Implantation of Cardiac Pacemakers and Antiarrhythmia Devices): developed in collaboration with the American Association for Thoracic Surgery and Society of Thoracic Surgeons. Circulation. 2008