¿Cuáles son las diferencias entre un disco duro SSD PCIe y uno SATA?

PCievsSSD.jpg
Copyright Getty

El mundo de los discos duros está evolucionando debido a la aparición de los discos SSD que vienen a sustituir a aquellos antiguos dispositivos, los discos duros rígidos que utilizaban partes mecánicas para funcionar.

Gracias a ellos conseguimos más rápidez, menos consumo, menos ruidos, mayor resistencia a los golpes. Aunque quizás la característica más impresionante es su capacidad de acelerar los accesos aleatorios de lectura y escritura.

Esto les permite realizar la carga del sistema y de las aplicaciones en mucho menos tiempo que sus hermanos mayores. En resumen, consiguen que un equipo que va a saltos tenga un funcionamiento fluido.

Puedes leer más sobre la importancia de las operaciones de lectura y escritura en el articulo IOPS.

Como no podía ser de otra forma no todos los discos duros SSD son iguales ya que estamos ante una tecnología con mucho recorrido y muy adaptable. Si solo miramos las conexiones que tienen con la placa base tenemos dos tipos de modelos que sobresalen sobre el resto, los SATA y los PCIe.

¿Qué es un disco duro SSD SATA?

Lo normal es que cuando aparecen nuevos dispositivos estos se tengan que adaptar a los conectores existentes. Esto ha ocurrido siempre y no iban a ser los discos SSD una excepción.

SATA es una especificación ligada a los PCs desde hace mucho tiempo. Vino a sustituir a IDE. Sus conectores están sobre la placa base de cualquier PC.

Existen tres versiones de este estándar y la última y más rápida funciona a 600 MB/s, se denomina SATA III.

El problema surge porque muy rápidamente los discos duros SSD son capaces de llegar a velocidades muy cercanas a los 600 MB/s saturando así esa conexión.

¿Qué es un disco duro PCIe SSD?

Siempre ha existido la opción de crear un estándar SATA IV y doblar la velocidad pero muchos fabricantes vieron la posibilidad de usar una conexión existente ya en los PCs.

Estamos hablando de los discos duros PCIe SSD que utilizan el conector de PCI Express como otros dispositivos entre ellos las tarjetas graficas.

Aquí las velocidades que se pueden conseguir en teoría son altísimas. No todos los conectores PCI Express son iguales en cuanto a velocidad, esta depende de la versión y del número de líneas que implementen. En teoría podríamos llegar a 16 GB/s o casi 27 veces más rápido que un SATA III.

Además, junto a esta tecnología se prepara una renovación del protocolo de comunicaciones que se usa para comunicarse con estos dispositivos. Como no podía ser de otra manera este estaba optimizado para discos duros rígidos y se puede sacar más partido de él.

PCI Express lo tiene todo para ser la conexión de los discos duros del futuro.

¿Cuáles son las diferencias entre un disco duro SSD SATA y un PCIe SSD?

Aparte de la velocidad, en la actualidad con uno Sata no tendrás problemas para arrancar el equipo y sin embargo con el PCIe SSD puede ser necesario una actualización de la BIOS y usar un sistema operativo especifico aunque cada vez es más soportado.

Lo lógico es que en pocos años esta restricción desaparezca y sea posible usarlo en cualquier PC.