Cuál es la mejor dieta para bajar de peso

La mejor dieta debe ser flexible, equilibrada y variada para no ser aburrida

Un nutricionista te ayuda a conseguir perder peso
El nutricionista tiene que ayudarte a mantener tu peso ideal. Imagen Mike Kemp/Getty Images

¿Hay una dieta mejor para perder peso? ¿Podré adelgazar siguiendo el mismo plan de alimentación que mi amiga? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando nos ponemos el propósito de librarnos de esos kilos de más. Y el mercado está lleno de promesas pero no siempre hay que hacerle caso.

Aunque es cierto que puedes adelgazar, debes tener en cuenta que la mayoría de las dietas rápidas para perder peso no son más que maneras creativas de reducir la ingesta calórica.

Y, frecuentemente, poniendo en riesgo tu salud.

La mejor dieta para adelgazar saludablemente es aquella que está adaptada a tus necesidades, es realista con tu objetivo y asegura una ingesta adecuada de alimentos para que tu organismo reciba todos los nutrientes necesarios.

Hazte estas cinco preguntas antes de comenzar tu plan de régimen:

Aprende más sobre Nutrición y suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal gratis y en menos de un minuto.

1.- ¿Por qué debo controlar mi peso?

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, casi 20 millones de hispanos, cerca del 40 % de la población hispana, sufren sobrepeso u obesidad, una condición que puede acarrear consecuencias graves para la salud.

Por el contrario, conseguir un peso saludable mediante una dieta sana y equilibrada es una manera de controlar el colesterol, la presión arterial o el azúcar en sangre.

Esto ayudará a prevenir algunas enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes, artritis y algunos tipos de cáncer. Bajar de peso también ha demostrado mejorar las relaciones sexuales.

Antes de comenzar una dieta para bajar de peso, debes conocer tu estado de salud y saber si no hay ninguna patología que te exija unos cuidados especiales.

Contar con la ayuda de un buen médico será esencial en este primer paso.

2.- ¿Cuáles son tus hábitos de vida?

¿Eres sedentaria o estás acostumbrada a hacer alguna actividad física? La pérdida de peso saludable solo se consigue cuando hay un equilibrio entre la ingesta y el gasto calórico. Por tanto, cuando decidas adelgazar debes tener en cuenta que también tendrás que realizar algún deporte. Puedes empezar caminando y posteriormente realizar otros ejercicios que quemen más calorías. Por otro lado, también debes revisar tus hábitos alimenticios y hacer una lista de los errores más frecuentes que cometes en la dieta.

3.- ¿Cuáles han sido tus experiencias pasadas?

Muchas personas se pasan toda la vida a régimen y, aún así, no consiguen adelgazar. Se trata de un problema frecuente en las mujeres y uno de los motivos es la realización de dietas rápidas que prometen milagros pero que cuentan con un efecto secundario peligroso: el efecto yoyo rebote. Analiza qué relación has tenido con la comida a lo largo de tu vida. ¿Comes emocionalmente? ¿Has padecido algún trastorno de la conducta alimentaria? Todo esto te valdrá para ponerte un objetivo realista y abordar tu dieta con un plan estratégico efectivo.

4.- ¿Con qué presupuesto cuentas?

Algunos programas de pérdida de peso pueden resultar caros para tu presupuesto ya que requieren comprar productos o suplementos o asistir a reuniones, controles periódicos, etc que incrementarán el precio del plan. Antes de decantarte por uno o por otro, debes estudiar cuánto puede costarte y si puedes asumirlo durante todo el tiempo que dure tu tratamiento.

5.- ¿Cuál es la mejor dieta?

Para averiguar si es saludable debe cumplir unos requisitos:

  • Tiene que ser flexible: sin restricción de alimentos. Incluso debería permitir algún capricho ocasional.
  • Tiene que ser equilibrada: y contar con los nutrientes esenciales sin enfocarse en un grupo de nutrientes en particular ya que podría ocasionar deficiencias.
  • Debe ser variada: No puede ser monótona y aburrida ya que puede desmotivar y empujarte al abandono.
  • Tiene que promover el ejercicio físico: como decíamos, la única manera de atajar la obesidad es equilibrando la ingesta con el gasto. Todo plan para perder peso tiene que incluir el ejercicio físico regular y moderado como parte de la estrategia.

¿Cómo saber si una dieta es una estafa?

  • Promete milagros de forma rápida: La pérdida de peso debe ser gradual.
  • Te deja comer lo que más te gusta: lamentablemente, en un plan para perder peso tendrás que limitar o incluso renunciar a algunos productos ricos en azúcar o grasas saturadas. También se aconseja reducir o no consumir refrescos y/o alcohol.
  • Es restrictiva: no existe ningún alimento 'milagro' que pueda permitirte perder peso, tener salud y no volver a engordar. Si te aseguran que con la dieta de un producto en concreto adelgazarás, convéncete de que la pérdida se producirá por la reducción drástica de calorías.
  • No está avalada por una sociedad científica: las sociedades médicas suelen realizar revisiones de cuáles son las dietas más efectivas. La prestigiosa Clínica Mayo, por ejemplo, recomienda estas: DASH, Dieta de la Clínica Mayo (ojo con confundirla con la otra dieta del mismo nombre que elimina alimentos en sus recomendaciones), Dieta Mediterránea, Cambio de hábitos, Weight Watchers como las más apropiadas ya que son flexibles, equilibradas, divertidas, y promueven el ejercicio físico.

 

Referencias:

MedlinePlus. Weight Control. U.S. National Library of Medicine. National Institutes of Health. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/weightcontrol.html

CDC.Prevalence of Obesity Among Adults: United States, 2011–2012. Number 131, October 2013 http://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db131.htm

Weight Loss Basics. Mayo Clinic. http://www.mayoclinic.org/healthy-living/weight-loss/basics/weightloss-basics/hlv-20049483?