¿Cuál es el verdadero elixir de la eterna juventud?

La buena dieta te rejuvenece. Mejora tu salud y previene enfermedades

Como comer sano para estar joven
Comer sano no solo te permite tener mejor peso, también mejora tu humor. Hero Images / Getty Images

Comer sano no solo te ayuda a adelgazar, también hará que vivas más años y que te sientas mucho más joven. Te lo explicamos.

¿Cómo influye la comida sana? 

Nuestro organismo obtiene todos los productos que necesita para su correcto funcionamiento de los alimentos que ingerimos. Una dieta sana y equilibrada ayuda a perder peso y a mantenerse más joven. Sin embargo, los malos hábitos pueden acelerar el envejecimiento y producirnos enfermedades graves como la obesidad, la diabetes o las cardiovasculares y el cáncer.

¿Qué significa comer sano?

Siempre te recomendamos comer sano pero ¿sabes qué significa realmente? Además de inclinarte por alimentos naturales, comer bien implica otros hábitos que te ayudan a mejorar tu salud. Mira: 

  • Cómo debe ser tu dieta:- Siempre sana y equilibrada. Baja en grasas y rica en frutas, verduras y cereales. Incluso puedes inclinarte por los alimentos orgánicos, según algunos expertos, más saludables al no haber sido expuestos a productos químicos. También es bueno que consumas antioxidantes. Este grupo de sustancias han demostrado retardar el envejecimiento celular y prevenir enfermedades del corazón o el cáncer. Se encuentran en los alimentos vegetales fundamentalmente. 
  • Además de la dieta, no fumes.- Acelera la oxidación celular, el proceso de envejecimiento y provoca pérdida de elasticidad en la piel además de ser responsable de diversas enfermedades como las cardiovasculares o el cáncer de pulmón.
  • Haz ejercicio físico, ¡es imprescindible!.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar ejercicio físico moderado al menos cuatro veces a la semana durante 40 minutos. Es recomendable ponerse metas asequibles e ir incrementando la intensidad paulatinamente. De lo contrario, es más fácil abandonar.
  • Aprende a controlar tu estrés.- Tener estrés en un momento puntual no es malo. Si se cronifica, sí. El estrés malo interviene en la degeneración celular, además de entorpecer el sueño, crear estados de ansiedad y angustia y hasta depresión. Es imprescindible identificar aquellos aspectos de nuestra vida que nos causan más estrés y tratar de erradicarlos. Se deben evitar los estimulantes, tomar alimentos que puedan calmar la ansiedad (pueden conocerlos en este artículo) y tomar baños de agua tibia antes de acostarse.
  • Vitaminas.- A veces es necesario la ingesta de suplementos nutricionales para combatir estados de fatiga y cansancio. El farmacéutico y el médico son los mejores consejeros.
  • Terapia hormonal.- Varios estudios indican que las hormonas juegan un papel fundamental en el envejecimiento. A menudo es necesario tomar terapia hormonal de reemplazo para combatir la pérdida de estrógenos en la mujer (menopausia) y la caída de testosterona en el hombre (andropausia).

¿Qué pasa con las grasas?

Siempre se ha dicho que la grasas son malas pero hay que matizar. Un exceso de grasas saturadas, sí perjudica la salud. Tomar grasas trans, aunque sea pocas, es muy nocivo. Las grasas insaturadas, por su parte, son absolutamente recomendables.

 Este tipo de grasas, como el aceite de oliva virgen, los frutos secos, el pescado azul, contienen sustancias que ayuda a reducir la inflamación, aumentar el colesterol bueno, y combaten contra enfermedades degenerativas.

Ver también: ¿Son tan malas como pensamos las grasas saturadas?

No te olvides de la fibra 

La fibra es una sustancia que no se absorbe en el intestino no pasa a la sangre, eliminándose íntegramente por las heces.

Según señaló Griselda Marfá, licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Educadora en alimentación y Nutrición y Coaching Nutricional, durante las I Jornadas sobre los Beneficios Terapéuticos de la Dieta Mediterránea, celebradas en Alcanar (España), la alimentación típica de los países desarrollados es pobre en fibra porque la mayoría de los alimentos consumidos están muy refinados.

Este hecho hace que elestreñimiento y la obesidad sea una dolencia común en la población. Por ello, debe incrementarse la cantidad de fibra en la dieta global.

La fibra se encuentra exclusivamente en los alimentos de origen vegetal: cereales integrales (sin refinar) como el pan integral, legumbres, frutas, frutos secos, verduras y hortalizas.

Algunos beneficios de la fibra son:

  • Facilita el tránsito intestinal y reduce el riesgo de padecer estreñimiento y así evitar diverticulosis del colon, el cáncer de colon y las hemorroides.
  • Contribuye a evitar el exceso de colesterol.
  • Suaviza y protege la mucosa intestinal.
  • Mejora la diabetes.
  • Ayuda a tratar la obesidad y otros problemas de peso ya que regula la absorción y prolonga el tiempo de saciedad.

 

Conoce en profundidad los beneficios de la fibra.  

Di no al alcohol 

Es preferible no beber alcohol, y si se toma, hacerlo moderadamente y preferiblemente vino tinto y de calidad.

El vino contiene polifenoles, sustancias que combaten la acción de los radicales libres, responsables de la oxidación celular. Ésta es la causante de enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer o la responsable de que envejezcamos.

Asimismo, los expertos tienen sus ojos puestos en otro componente de la uva, el resveratrol. Son muchas las propiedades beneficiosas para la salud que se atribuyen a esta sustancia, entre las que destaca su actividad preventiva de iniciación de tumores y de enfermedades cardiovasculares. Pero además, aumenta la esperanza de vida ya que mejora la salud en general gracias a su acción antiinflamatoria, antioxidante e inhibidora de tumores.