¿Cuál es el origen del término 'feminismo'?

Nace en Francia en el siglo XIX en un tratado de medicina sobre la tuberculosis

¿Cuándo nació el término feminismo?
¿Cuándo nació el término feminismo?.

Ya sabemos lo que es el "feminismo" pero tal vez no el origen del término, que nació en Francia y desde finales del siglo XIX se hizo popular como sinónimo de emancipación de la mujer, principalmente asociado al derecho al voto y la participación política.

Hay diferentes teorías sobre cuándo se utilizó por primera vez la palabra. Durante mucho tiempo se atribuyó al socialista francés Charles Fourier, quién en 1808 ya promovía la igualdad entre mujeres y hombres, junto a otras de sus principales líneas de defensa, como el cooperativismo y el anticapitalismo.

Fourier empleó el neologismo féminisme en 1837, según la politóloga Leslie F. Goldstein, especialista en derechos de la mujer. Siguiendo esta teoría, sería la feminista francesa Hubertine Auclert, activa sufragista y fundadora del periódico 'La ciudadana' en 1881, quien popularizaría la palabra.

¿Error histórico?

Sin embargo, la historiadora y filósofa francesa Geneviève Fraisse señala que esta atribución es un "error histórico": "La palabra 'feminismo' no existe en los textos de Fourier aunque en ellos se trate el asunto", señala en su libro 'Musa de la razón: la democracia excluyente y la diferencia de los sexos', de 1989. Fraisse precisa que el adjetivo "feminista" lo utiliza por primera vez con fines políticos y periodísticos Alejandro Dumas hijo en su panfleto 'El hombre-mujer' de 1872, escrito antifeminista en el que debate, entre otros temas, sobre el adulterio y se posiciona en contra del divorcio.

Dumas recoge la palabra de una tesis médica sobre tuberculosis de 1871, 'Sobre el feminismo y el infantilismo en los tuberculosos' ('Du féminisme et de l'infantilisme chez les tuberculeux'), escrita por Ferdinand-Valère Faneau de la Cour. Un tratado en el que se señalaba que muchos hombres enfermos de tuberculosis tenían rasgos "infantiles y feministas" como "el cabello fino, pestañas largas, piel blanca y blanda, barba escasa, genitales pequeños, mamas voluminosas,...", puntualiza la feminista Beatriz Preciado, autora de 'El manifiesto contrasexual'.

"El texto de Faneau de La Cour tuvo bastante éxito mediático y Alejando Dumas (hijo), periodista muy activo en la época, utiliza la noción de feminista para descalificar a aquellos hombres que apoyaban la causa de las ciudadanas. Hombres que, según Dumas, corrían el peligro de sufrir un proceso de feminización similar al que padecían los tuberculosos", apuntó Preciado durante su intervención en el seminario 'Cuerpo Impropio', que tuvo lugar en noviembre de 2011 en la Universidad Internacional de Andalucía.

Etimología

Los prejuicios y estereotipos nacen en muchas ocasiones de la propia raíz de las palabras y de cómo evoluciona su definición a lo largo del tiempo, de ahí toda la línea de trabajo existente para eliminar el sexismo de nuestro vocabulario y de los diccionarios oficiales. Este origen misógino de "feminismo" asociado a la política sexual y a la privación de los derechos democráticos a las mujeres bajo falsos estereotipos asociados al sexo femenino es un buen ejemplo de ello.

A finales del siglo XIX, gracias en buena medida al discurso de las sufragistas, el término 'feminismo' evoluciona hacia un significado positivo, relacionado con la justicia social, la unión colectiva de las mujeres en defensa de sus derechos y la organización social del poder femenino.

 

A lo largo de sus etapas (u olas del feminismo), el término ha sido bien y maltratado por el discurso social y hoy en día sigue existiendo un sector poblacional que, por desconocimiento, evita utilizar una palabra que significa libertad, igualdad y justicia social.

(Fuentes: Textos e intervenciones citadas en el artículo de Leslie F. Goldstein, Geneviève Fraisse y Beatriz Preciado).