Crear un USB de reparación de Windows 8 u 8.1

01
de 01

Crea el USB de reparación

USB-Arranque-Windows-8-8.1

Con un USB de reparación de Windows 8 u 8.1 puedes iniciar el PC. Se usa sobre todo cuando necesitas reparar Windows y el sistema no arranca de forma normal. Eso también es posible hacerlo de otras dos formas: con un DVD de instalación de Windows o a partir de una imagen ISO suya que puedes copiar en USB (o CD).

Cosas importantes

  • Necesitas un USB vacío. Los pasos de abajo borrarán todo lo que haya en él. En general debe tener como mínimo 512 MB. Puede hacer falta mucha más capacidad, 15 GB o más. Principalmente en equipos con Windows 8 u 8.1 preinstalados (que ya vinieran con el PC y no hayas instalado tú).

    NOTA:
    Sigue este enlace si prefieres crear un disco de arranque de Windows 8 en vez de un USB (válido sólo para Windows 8).
  • Puedes crear el USB en tu equipo o en otro cualquiera que tenga Windows 8 u 8.1, según tengas tú uno u otro. Si piensas hacerlo en tu propio PC salta directamente a los pasos de abajo para crearlo.

    Si vas a usar otro PC, su Windows 8 u 8.1 debe tener el mismo número de bits que el tuyo, o el USB no funcionará en tu equipo. Para un Windows de 32 bits debes crearlo en otro de 32 bits, y para uno de 64 en un Windows de 64 bits. Pincha para saber si un Windows es de 32 o 64 bits.

Crear el USB de arranque

  1. Conecta el USB vacío y desconecta todos los otros USB que puedas tener conectados al PC.
  2. Haz lo que corresponda según tu Windows...
     
    • En Windows 8
      Arrastra el puntero del ratón a la esquina inferior izquierda de la pantalla hasta ver el icono del menú Inicio de Windows 8. Haz clic encima con el botón DERECHO y selecciona Ejecutar.
     
    • En Windows 8.1
      Entra en el Escritorio normal. Pincha encima del botón Inicio con el botón DERECHO y elige Ejecutar.

      NOTA:
      En ambos casos puedes abrir directamente esa opción mediante el shortcut de Windows 8/8.1 Tecla Windows + r.
  3. Escribe en la ventana recoverydrive.exe y pulsa Intro en tu teclado (o haz clic en Aceptar). Confirma el aviso que salga.
  4. Se abre la ventana "Unidad de recuperación". Abajo hay una casilla que puede o no estar activa. No lo está si aparece de un gris atenuado y no consigues seleccionarla. Es bastante normal. Quiere decir que tu PC no tiene una partición de recuperación, como ocurre en muchos equipos sin Windows preinstalado.

    IMPORTANTE:
    Sólo debes activar la casilla de abajo, Copie la partición de recuperación del equipo en la unidad de recuperación, si está activa y estás creando el USB de arranque en tu propio equipo. NO la actives si lo estás creando en otro.

    Activar esa opción hace que puedas necesitar un USB de mucha más capacidad. Será más o menos dependiendo de cuánto ocupe la partición de recuperación que se copiará en él. Si el USB que estás usando no tiene capacidad suficiente, un aviso te dirá la necesaria. En ese caso tendrás que conseguir uno lo bastante grande y repetir los pasos desde el 1.
  5. Pulsa Siguiente en la ventana "Unidad de recuperación" cuando ya estés listo.
  6. En la nueva ventana sale una lista de las unidades disponibles. Selecciona el USB pinchando en él. Suele llamarse E:, F:, G:, etc. pero puede tener casi cualquier otra letra.

    IMPORTANTE
    Asegúrate de que eliges el USB correcto y no otra unidad. ¡Si te equivocas se borrará el contenido de la que hayas elegido! En caso necesario comprueba la letra del USB entrando en el menú Inicio -> Explorador de archivos.

    Avanza con Siguiente tras elegir el USB.
  7. Una ventana te avisa de que se borrará todo lo que haya en la unidad (USB) elegida. Date por enterado y pulsa Crear.
  8. La creación del USB suele tardar un par de minutos. Lleva más tiempo si has elegido transferir la partición de recuperación. Comprueba el avance mediante la barra de progreso.
  9. Pulsa Finalizar cuando el asistente te diga que la unidad de recuperación está lista.

    IMPORTANTE:
    Si te sale un mensaje que te ofrece borrar del equipo la partición de recuperación, dile que NO quieres hacerlo.
  10. Conviene identificar el USB que acabas de crear para no olvidarte de qué contiene. Entra en el menú Inicio -> Explorador de archivos. Pincha en el USB para seleccionarlo, luego haz clic encima con el botón derecho y elige Cambiar nombre. Pon algo del estilo de "Arranque 8/81" y pulsa Intro.

Usar el USB

Haz esto si tu PC falla y necesitas usar el USB de reparación que has creado.

  1. Configura el equipo para arrancar desde USB.
  2. Espera a que salga una ventana azul con una lista de idiomas como esta (quizá tarde un poco en aparecer). Lo normal es que debas pinchar en Español. Selecciona otro idioma sólo si tu teclado tiene una distribución distinta. Por ejemplo, si es un teclado inglés americano, elige la distribución "Estados Unidos" aunque tu Windows esté en español.

    NOTA:
    ¿El idioma que buscas no está en la lista? Pincha abajo el enlace Ver más distribuciones de teclado. Haz clic en él las veces que haga falta para que vayan mostrándose los idiomas disponibles.
  3. Tras pinchar en el idioma entras en la ventana de recuperación de Windows. Sigue el enlace apropiado para ver el uso de las opciones con que reparar Windows 8 o reparar Windows 8.1.

NOTA:
El USB que has creado sirve en todos los casos para arrancar el PC y reparar Windows. Puede servir además para reinstalar Windows al estado de fábrica. Pero SÓLO si al crearlo elegiste copiar en el USB la partición de recuperación.