Crear un USB de recuperación de Windows 10

01
de 01

Crea un USB de recuperación con que arrancar Windows 10

USB arranque windows 10
Foto cortesía de Microsoft

Con un USB de arranque de Windows 10 puedes iniciar el PC. Su uso principal es reparar Windows y utilizarlo cuando el sistema no arranca como debe. Otras dos formas de hacer eso es usando un DVD de instalación de Windows o con una imagen ISO suya que puedes copiar en USB (o CD).

Puntos importantes

  • Te hace falta un USB vacío. Los pasos siguientes borrarán todo lo que haya en él. Como mínimo debe tener 256 MB. Aunque en ciertos casos puede ser necesario mucho más, hasta varios GB. Sobre todo en equipos que tengan Windows 10 preinstalado (que ya vengan con él sin haberlo instalado tú).
  • Puedes crear el USB en tu equipo o en otro cualquiera con tu mismo Windows 10. Si vas a hacerlo en tu propio PC salta directamente a los pasos de abajo para crearlo.
  • Si vas a usar un equipo de otro, su Windows 10 debe tener el mismo número de bits que el tuyo. Si tu Windows es de 32 bits, créalo en un PC con Windows 10 de 32 bits. Y si es de 64 bits, en uno de 64. Haz clic en este enlace para saber si un Windows es de 32 o 64 bits.

Crear el USB de arranque

  1. Conecta el USB vacío y desconecta cualquier otro USB que puedas tener conectado.
  2. Localiza el campo de búsqueda que hay a la derecha del menú Inicio de Windows. Escribe en él:

    recoverydrive.exe
     

    (pulsa Intro en tu teclado y confirma con el aviso que sale)

  3. Se muestra la ventana “Unidad de recuperación”. En ella hay abajo una casilla. Sólo estará disponible si tu PC tiene un Windows preinstalado y lo que se llama una partición de recuperación. Si ese no es tu caso, la casilla saldrá de un gris atenuado y no podrás seleccionarla (es algo bastante normal).

    NOTA:
    Sólo debes activar la casilla Copie la partición de recuperación del equipo en la unidad de recuperación, si está activa y estás creando el USB en tu propio equipo. NO la actives si lo estás creando en otro equipo.

    Habilitar esa casilla quizá haga que necesites un USB mucho mayor. Será más o menos en función de cuánto ocupe la partición de recuperación de tu PC. Si el USB no tiene capacidad suficiente, un aviso te dirá la que hace falta. En ese caso tendrás que conseguir uno lo bastante grande y repetir los pasos desde el 1.
  4. Cuando estés preparado avanza con Siguiente.
  5. En la nueva ventana aparece una lista de unidades disponibles. Pincha en el USB. Suele llamarse E:, F:, G:, etc. pero quizá tenga otra letra en tu caso. Confirma con Siguiente tras elegirlo.

    IMPORTANTE:
    Asegúrate de elegir el USB correcto y no otra unidad. ¡Si te confundes se borrará todo lo que haya en ella! Si tienes dudas chequea la letra del USB entrando en Inicio -> Explorador de archivos. Mira a la izquierda la letra que tiene la unidad extraíble (el USB).
  6. Una ventana te advierte de que se borrará todo lo que haya en la unidad elegida. Pulsa Crear.
  7. En general el proceso es rápido. Sólo lleva mucho tiempo si has elegido copiar en el USB la partición de recuperación. Ve el avance en la barra de progreso.
  8. Pincha en Finalizar cuando termine de crearse. Sale el mensaje de que la unidad de recuperación está lista.

    IMPORTANTE:
    Si un aviso te ofrece borrar del equipo la partición de recuperación, dile que NO quieres hacerlo.
  9. Conviene identificar el USB que acabas de crear para no olvidarte de qué hay en él. Abre Inicio -> Explorador de archivos. Pincha a la izquierda en Este equipo. Verás el USB a la derecha. Haz clic en él para seleccionarlo. Luego pincha encima con el botón DERECHO y elige Cambiar nombre. Dale uno como “ArranqueW10” y pulsa Intro.

Usar el USB

El momento de hacerlo llegará si tu Windows falla en algún momento y necesitas repararlo. Haz esto:

  1. Configura el equipo para arrancar desde el USB.
  2. Espera a ver una ventana azul con una lista de idiomas (puede tardar en salir). Lo normal es que tengas que elegir el Español.

    NOTA:
    Selecciona otro idioma sólo si tu teclado es de otro país. Por ejemplo, si es un teclado inglés americano, elige la distribución “Estados Unidos” aunque tu Windows sea español. Puedes elegir otros idiomas mediante el enlace de abajo Ver más distribuciones de teclado.
  3. Tras pinchar en el idioma que sea entras en la ventana que da acceso a las opciones para reparar Windows 10. Ve aquí para qué sirven las opciones de arranque y reparación disponibles en general.

NOTA:
El USB que has creado sirve en todos los casos para arrancar el PC y repararlo. Si al crearlo elegiste copiar en él la partición de recuperación podrás usarlo además para reinstalar tu Windows 10 a como venía de fábrica. Sólo en ese caso tendrá ese uso adicional.