Crea un jardín victoriano en casa

Conoce los elementos principales en la creación de un jardín victoriano

El siglo XIX se caracterizó por la experimentación, la aventura y los inventos; desde la creación de aparatos como la máquina de coser y el primer refrigerador, hasta la explosiva dinamita. También hubo un gran interés por tratar entender mejor la naturaleza, luego de que Charles Darwin publicara su famoso libro El Origen de las Especies. 

En aquellos tiempos todos querían ser científicos, inventores y exploradores...o por lo menos aparentarlo. El escenario perfecto para que se crearan nuevas tendencias en botánica, se integraran mejor los jardines a la arquitectura de la época y los elementos en la naturaleza se convirtieran en objetos de admiración. 

01
de 09

Qué es un jardín victoriano

Jardín en casa Victoriana
Jardín en casa Victoriana. Getty Images

Los jardines victorianos surgieron en el siglo XIX durante el reinado de Victoria en Gran Bretaña. Estos se caracterizaron por la integración de los espacios exteriores en el diseño de casas y edificios.

Se consideraba el jardín como una habitación más. Estos solían ser simétricos y útiles, siendo espacios donde lo mismo se podía socializar, como cultivar flores y vegetales. Se utilizaban para demostrar el dominio del hombre sobre la naturaleza y como parte de las riquezas de una familia. 

02
de 09

Rejas y muebles de metal

Rejas de metal
Rejas de metal. Getty Images

Uno de los elementos principales en los jardines victorianos son las rejas y muebles de metal. Aunque el hierro se puso muy de moda en esta época, el propósito principal de las rejas era proteger las cosechas, las flores y todas las plantas exóticas que se cultivaban en el jardín. Además los muebles eran mucho más duraderos. 

03
de 09

Caminos y paseos con gravilla

Caminos de gravilla
Caminos de gravilla. Getty Images

Siendo espacios sociales lo natural es que estos jardines tengan caminos cómodos para andar de un lado hacia el otro. Uno de los elementos más utilizados para cubrir el suelo es la gravilla o piedras pequeñas. Esto evita que los zapatos tengan contacto con la tierra o el fango. 

04
de 09

Huerto de frutos y vegetales

Huerto de vegetales
Huerto de vegetales. Getty Images

Como antes mencioné, los jardines victorianos deben ser útiles. Así que el cultivo tanto de vegetales como de frutos es una práctica muy común. Estos jardines mantenían divisiones bien visibles entre los espacios para cosechar, para la diversión o para el cultivo de flores

05
de 09

Espacios solo para flores

Caminos de flores
Caminos de flores. Getty Images

Jardín al fin, su elemento principal son las flores. Desde rosas y tulipanes, hasta amarantos, lirios y petunias. Pero lo más importante a la hora de colocar plantas florales en un jardín victoriano es que éstas se puedan acceder fácilmente, ya sea para olfatearlas, identificarlas o crear ramitos con flores. 

06
de 09

Espacios abiertos con césped

Espacios abiertos con césped
Espacios abiertos con césped. Getty Images

Todo jardín necesita un pulmón, o sea un espacio libre de excesos y donde la vista pueda descansar. Qué mejor que un espacio abierto solo con césped. Esto es indispensable para los jardines al estilo victoriano. 

07
de 09

Plantas exóticas

Palmeras en jardín victoriano
Palmeras en jardín victoriano. Getty Images

Los jardines victorianos se utilizaban como espacios de exhibición. No solo se colocaban esculturas y otros elementos decorativos, pero también eran lugares para mostrar especies exóticas traídas de tierras lejanas.

Entre estas especies se encontraban las palmeras, las orquídeas, los agaves y cualquier planta que no fuera común en la zona. Esta era una forma de demostrar poderío y afluencia. 

08
de 09

Pérgolas e invernaderos

Invernadero victoriano
Invernadero victoriano. Getty Images

Las pérgolas e invernaderos se utilizaban para el recreo diario y para la protección de las plantas exóticas existentes en el jardín. Muchas plantas se cultivaban dentro de los invernaderos y se replantaban fuera cuando llegaba la primavera. Luego se volvían a entrar tras las primeras heladas del otoño. 

09
de 09

Enredaderas o trepadoras

Rosas trepadoras
Rosas trepadoras. Getty Images

Una de las características principales de los jardines victorianos es que son espacios románticos. Se utilizaban arcos para los enamorados, plantas trepadoras para cubrir las paredes de las casas y los edificios.  El jardín no solo se mantenía al nivel del suelo, sino que se trataba de aprovechar cualquier espacio, ya fuese horizontal o vertical. 

Cómo comienzo mi jardín victoriano

Antes de salir a comprar plantas, muebles de hierro y otros elementos, observa el jardín. Comienza por eliminar aquellas cosas que no van con el estilo. Luego identifica las plantas que si te pueden ayudar a recrear este estilo. Acomoda los tiestos y las plantas de forma que creen espacios formales y despejados. Ahora haz un listado con lo que hace falta y al vivero se ha dicho. Feliz Siembra.