Crea un jardín para enamorados

Convierte tu jardín en un espacio para promover el amor

En todas las épocas del año siempre hay espacio para el romanticismo. No hay que esperar a que llegue el Día de San Valentín o el cumpleaños de alguien para invitarle a cenar o llevarle algún regalo. Las ocasiones para ser románticos sobran, sobre todo cuando utilizamos el jardín como escenario.

Entonces para facilitarte la tarea, a continuación te presento algunas ideas que te pueden servir para comenzar a ambientar tu patio. Al final no es cuestión de gastar mucho o de tener el espacio perfecto, pero si que se sienta que hiciste un esfuerzo en crear un momento especial. 

01
de 07

Añade plantas con flores

Jardín con flores
Jardín con flores. Getty Images

Creo que esta sugerencia no necesita muchas explicaciones. Un espacio lleno de flores no solo se ve bonito y colorido, pero es un fantástico tema de conversación, ideal para romper el hielo.

Dependiendo de la zona de clima en que vivas tendrás una gran variedad de plantas con flores para escoger. Investiga sobre las épocas del año en que estas plantas florecen antes de hacer tus compras.  

02
de 07

Planta especies que tengan perfume

Gardenia
Gardenia. Getty Images

Una mañana, tarde o noche romántica debe tener varios niveles de profundidad, desde lo visual y lo auditivo, hasta el tacto y los olores. La combinación de todos estos elementos es lo que hace el momento uno tan especial.

Entonces procura plantar en el jardín especies que produzcan plantas con flores fragantes. Entre las favoritas están los rosales, las azucenas, los jazmines, el estefanote y las gardenias. Muchas de estas son especies trepadoras que pueden entrelazarse en verjas y enrejados. 

03
de 07

Crea escondites sorpresivos

Jardín secreto
Jardín secreto. Getty Images

Un jardín romántico debe tener espacios que sorprendan al que los visita, sobre todo cuando se trata de una visita romántica. En vez de poder ver y disfrutar de todo el jardín de una sola vez, lo ideal es crear espacios por donde se pueda caminar y juntos ir descubriendo las maravillas naturales. 

Puedes crear nichos, colocar arcos o rincones de más sombra y vegetación. Estos espacios deben sentirse protegidos, alegres y agradables a la vista. Debes evitar que queden demasiado oscuros, mal cuidados o tenebrosos. 

04
de 07

Añade bancos para dos personas

Banquito de jardín
Banquito de jardín. Getty Images

A la hora de diseñar un jardín, siempre se debe pensar en dónde colocar un banquillo para descansar y admirar todas las plantas. Esto es aún más importante cuando se trata de querer enamorar o romantiquear con alguna otra persona. 

Lo ideal es buscar un espacio cómodo, aireado, fresco y con buena sombra. La idea es que la conversación fluya sin tener que esconderse del sol o donde molesten los mosquitos. Busca un banquillo en donde solo quepan dos personas para que queden aún más juntitos. 

05
de 07

Coloca un columpio o un sube y baja

Columpios
Columpios. Getty Images

Ser romántico incluye divertirse y hacer actividades juntos. Esto puede incluir desde plantar nuevas plantas en el jardín hasta mecerse en un columpio.

Piensa en esas cosas y juegos que nos divertían tanto cuando chicos.  Lo mejor es buscar diversiones que nos recuerden aquellos tiempos en que no teníamos preocupaciones. 

06
de 07

Prepara una mesa para dos

Cena para dos
Cena para dos. Getty Images

Aunque dicen que el amor entra por la cocina, mucho más influye la presentación en una cena romántica. Una cena en el jardín puede hacer una gran diferencia en el estado de ánimo de una persona. Escoge un lugar desde donde se vean todas tus plantas, lejos de los rayos directos del sol y donde haya buena brisa.  

07
de 07

Ilumina en la noche

Luces en el patio
Luces de jardín. Getty Images

El toque final para un jardín durante la noche son los detalles de iluminación. El tipo de luz puede ayudar a resaltar tus plantas, mientras que define el ambiente. Escoge luces más fuertes para resaltar las plantas y algunas más suaves en el área dónde te vas a sentar y compartir tus poemas más recientes. 

Cómo comenzar un jardín romántico

Antes de decidir qué le quieres a añadir al jardín, comienza por limpiar el espacio. Poda, fertiliza y riega las plantas que ya tienes. Elimina cosas viejas e inservibles y asegúrate de que el espacio transmita paz y armonía. Una vez hayas hecho esto, tendrás un lienzo en blanco para comenzar a decorar y cultivar tus amores.