Crea un jardín mediterráneo

Conoce los elementos básicos de un jardín al estilo mediterráneo

Cuántas veces quisiéramos irnos de vacaciones pero no contamos con el tiempo o la plata para dejarlo todo atrás. Viajar a ese rincón del mundo que nos llena de tanta alegría, ya sea en el mar Caribe, en las costas del Mediterráneo o en cualquier rincón del mundo.

La buena noticia es que no hay que esperar a que lleguen las vacaciones para darnos una escapadita. Podemos crear un oasis en nuestra propia casa, ya que para eso está el jardín. Así que si lo que necesitas son ideas, comienza creando un jardín al estilo mediterráneo. 

01
de 08

Escoge un espacio protegido

Casa mediterránea
Casa mediterránea. Getty Images

Los jardines mediterráneos se caracterizan por ser espacios protegidos del viento y bastante privados. Usualmente contienen una o varias paredes y a veces hasta techo.  Estos elementos sirven para crear sombra, proteger la vegetación, dar privacidad y hasta para darle color y textura al espacio. 

02
de 08

Utiliza plantas de poco mantenimiento

Palmeras y cactus en el mediterráneo
Palmeras y cactus en el mediterráneo. Getty Images

A la hora de escoger plantas, busca aquellas de poco mantenimiento y que prosperen en climas calientes y secos. Puedes escoger entre las variedades de palmeras, sobre todos las de dátiles.

También arboles de limón, suculentas, bougainvilleas, cipreses o algunas especies de cactus. Lo importante es que sean plantas que promuevan un ambiente exótico y hasta medio desértico. 

03
de 08

Cubre el suelo con piedras o arena

Jardín con piso de arena
Jardín con piso de arena. Getty Images

Es común que en estos jardines abunden los materiales naturales como las piedras y la arena. Estos materiales no solo son duraderos, pero se pueden utilizar para darle al suelo un ambiente rústico y a la vez práctico.

Si escoges cubrir el suelo con arena, procura crear bordes para que la arena no se esparza demasiado. Si utilizas piedras tendrás muchas texturas y colores para escoger. 

04
de 08

Asegúrate de que sea funcional

Patio con mesas
Patio con mesas. Getty Images

Algo que tienen en común todos los jardines mediterráneos es que suelen ser prácticos y funcionales. Estos espacios pueden tener muebles para cenar, para descansar o para hacer fiestas.

Cuando vayas a escoger muebles, asegúrate de que vayan con el estilo mediterráneo. Estos pueden ser de metal, de madera o cualquier   otro elemento. Lo más importante es que fluyan con este estilo. 

05
de 08

Utiliza tiestos de terracota o piedra

Piedra y terracota
Piedra y terracota. Getty Images

Otro elemento muy utilizado en los jardines mediterráneos son los tiestos de terracota o de piedra natural. Estos suelen ser grandes y en forma de vasija, como recién sacados de una excavación arqueológica.

Aprovéchalos y coloca dentro plantas como hierbas y especies como la menta, el romero o la albahaca. Estas plantas se verán fantásticas y te servirán para crear sabrosos guisos. 

06
de 08

Incorpora baldosas y mosaicos

Jardín con mosaicos
Jardín con mosaicos. Getty Images

Luego de crear una buena base con elementos naturales como las plantas, las piedras, la arena y el barro, es hora de levantarle el color a tu patio. Comienza a incorporar losetas o baldosas con variedad de diseños y colores. Las puedes colocar en el suelo o en las paredes y muros. 

07
de 08

Pinta y decora con blanco, azul y colores tierra

Patio estilo griego
Patio estilo griego. Getty Images

Si no eres fanático de las baldosas de colores, puedes adquirir un look mediterráneo pintando las paredes con pintura mate o cal blanca y añadirle pintura azul cobalto a las puertas, ventanas o a cualquier otro elemento.  

08
de 08

Añade una fuente de agua

Patio con fuentes
Patio con fuentes. Getty Images

El agua es un elemento muy utilizado en estos jardines. Algunos la utilizan para refrescar el ambiente, otros por el sonido de las fuentes o cascadas, y otros tantos por la tranquilidad que transmite. 

Adapta el jardín que tienes al estilo mediterráneo

Para crear un jardín al estilo mediterráneo no necesitas tener mucho espacio ni comenzar desde cero. Lo primero que hay que hacer es eliminar aquellas cosas que no van con el estilo. Luego pinta las paredes o muros con los colores ya sugeridos. Crea espacios entre las plantas y tiestos de forma que el espacio se vea aireado. Verás cómo poco a poco le vas dando forma.