Corgi galés de Cardigan

El Cardigan en una competencia de agility. Foto: SheltieBoy

Historia

Es una de las dos razas corgis. El corgi galés de Cardigan es un perro de raza pequeña desarrollado en Cardiganshire, Gales, en Gran Bretaña y es uno de los perros pastores de mayor antigüedad. Su función  original era mordisquear los talones del ganado y así movilizarlos. Es descendiente de la misma línea del dachschund. Aunque es muy similar, es una raza distinta al corgi galés de Pembroke, una raza más joven que el Cardigan, pero mucho más popular.

Grupo

Pastoreo, según el American Kennel Cluub (AKC).

Aspecto

Los machos pesan de 30 a 37.9 libras (13.6-17.2 kg). Las hembras pesan de 24.9 a 34 libras (11.3-15.4 kg) y miden de 10 a 12 pulgadas (25-30 cm) de altura a la cruz. Como su pariente el Pembroke, lo que más lo caracteriza es su cuerpo largo, pero de piernas cortas, dándole una altura baja. Aunque es pequeño, es fuerte y robusto. Tiene el pelo un poco largo, corto, liso y espeso, y puede ser tricolor (blanco y negro con puntos canela), blanco y negro con puntos atigrados, rojo, merle azul, sable, y atigrado. Es de orejas altas y erectas. A diferencia del corgi galés de Cardigan, el Pembroke tiene un cuerpo más bajo y piernas más ligeras y rectas.

Temperamento

Es muy cariñoso, alerta e inteligente.

Salud

Para disminuir las probabilidades de tener un corgi con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animaleso por internet.

No descartes la posibilidad de adquirir tu corgi de un refugio de animales o de un centro de rescate. Se recomienda que el futuro dueño se informe, ya que estos lugares tienen una gran cantidad de perros en espera de adopción y brindan la posibilidad de salvarle la vida a un animal. Considera no solo perros de pura raza, sino mestizos también.

Por su parte, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de perros corgi y solamente perros saludables que van de acuerdo con el estándar de la raza. El corgi es susceptible a enfermedades incluyendo a displasia de cadera y de codo, cataratas y atrofia progresiva de retina.

Si obtienes tu corgi de un criadero, asegúrate de que haya recibido los exámenes necesarios para descartar posibles enfermedades. Un criador responsable te entregará los resultados de sus exámenes y un certificado de pedigrí. Tendrás que firmar un contrato que te explique tus responsabilidades.

Cuidado

Además del acicalamiento básico, el corgi requiere de pocos cuidados. Dado su tamaño, puede vivir perfectamente en un apartamento o en una casa, aunque como todos los perros, requiere de bastante acceso al exterior. Por lo general, se lleva bien con los niños y con otros perros. A los niños se les debe enseñar a respetar al corgi y viceversa.

Actividad y ejercicio

Este perro requiere de ejercicio para estar tranquilo. Esto evitará que ladre excesivamente o que se comporte de forma destructiva. Como mínimo llévalo a pasear varias veces al día y no olvides llevártelo a hacer un poco de senderismo en terreno fácil de navegar.

Otras actividades contigo, como jugar al tira y afloja o al escondite, enseñarle a traerte la pelota, o cualquier otra actividad que requiera que utilice el cuerpo y la mente, lo mantendrán ocupado.

Educación y entrenamiento

Solo el adiestramiento positivo y constante te puede garantizar que tengas un perro feliz y equilibrado. Como todos los perros, necesita socialización. Preséntale tu mundo de manera gradual y de la forma más positiva posible. Para empezar, preséntale a todo tipo de personas de todas las razas, tamaños y edades, incluyendo extraños y niños. Es muy importante que el can también conozca distintos perros y otras mascotas, lugares desconocidos, sonidos e incluso  olores. Esto tiene como objetivo que el perro aprenda a aceptar todo lo que tiene el entorno sin miedo, timidez o agresividad.

Debes encargarte de la socialización del perro tan pronto lo obtengas y tener en cuenta que mientras más temprano empiece el proceso de socialización mucho mejor. Las primeras 12 semanas de la vida del perro son primordiales, pero un perro de cualquier edad puede ser socializado si su dueño utiliza el proceso debido. La obediencia básica también será imprescindible, ya que  establece las reglas para que tu perro pueda navegar una sociedad de humanos sin problemas. Te enseña a ti cómo comunicarte de forma básica con tu can, y le enseña a él que cada acción conlleva una reacción y que cuando se comporta de forma idónea siempre obtiene una recompensa, ya sea una delicia, un paseo, una caricia o palabras alentadoras. Entrenar a tu perro con adiestramiento positivo no solo es recomendable sino necesario si deseas tener un perro feliz, que te espeta y se divierte contigo.

El Cardigan responde bastante bien al adiestramiento y le va muy bien en clases de agility, conformación y pastoreo.

Desafíos del Cardigan

1. Ladridos. Es un perro pastor, por lo que puede ladrar más de lo necesario. No refuerces estos ladridos y recompénsalo por estar callado. Otra opción es enseñarle a “hablar”, así solo ladrará cuando se lo pidas.

2. “Pastorear”. Querrá pastorear a otras mascotas o a niños. Ejercítalo lo suficiente y dale un trabajo que hacer, así no tendrá que encontrarlo él mismo.

Sobre esta raza

Este perro adora a su dueño y no le gusta pasar mucho tiempo solo. Si pasa mucho tiempo solo puede convertirse en destructivo y buscar una labor por su propia cuenta. Lo mejor es encontrarle cosas que hacer. Recuerda que es un perro pastor, por lo que es independiente y está acostumbrado a poner las reglas.

Es ideal para ti si…

  • Ya te has informado, comprendes las necesidades de esta raza y tu estilo de vida es perfecto para tener un corgi.  
  • Estás listo para tener una criatura independiente y alerta. Tienes suficiente experiencia como para entrenarlo y cuidar de él.

Trivia

A diferencia del corgi galés de Cardigan que tiene una larga y peluda cola, el corgi galés de Pembroke no tiene cola.