Contaminación del suelo: Causas, efectos y soluciones

Ejemplo de contaminación terrestre: gasolina en el pavimento.
Mancha de gasolina en el pavimento. Sebastian Bauer/EyeEm/Getty Images

¿Qué es la contaminación del suelo?

La contaminación del suelo, contaminación de la tierra o contaminación terrestre es la presencia de sustancias artificiales en la tierra, especialmente en niveles que provocan daños a los ecosistemas y/o a los organismos vivos.

En la naturaleza, la gran mayoría de los desechos son orgánicos y biodegradables, así que cuando se descomponen simplemente fertilizan el suelo.

Los elementos inorgánicos naturales se liberan al medio ambiente infrecuentemente o a un paso extremadamente lento y en cantidades que no causan daños. Pero los seres humanos producimos desechos inorgánicos abundantes repletos de químicos y son estos que resultan en la contaminación del suelo.

Causas y fuentes de la contaminación terrestre

  • Actividades industriales: La manufactura de objetos cotidianos y especializados produce desechos tóxicos que en muchos casos son liberados al medio ambiente por las empresas.
  • Lluvia ácida: Las mismas actividades industriales y la producción de energía por medio de la quema de combustibles fósiles sueltan contaminantes al aire. Estos contaminantes se llevan por el viento y llegan al suelo en la forma de lluvia ácida.
  • Agricultura industrial: La agricultura industrial utiliza grandes cantidades de fertilizantes químicos, herbicidas y plaguicidas tóxicos para maximizar la producción en un espacio mínimo. En el caso de la producción de los productos animales, el número de animales es mucho mayor a lo que es saludable y la cantidad de desechos sólidos y líquidos simplemente es más de lo que puede procesar el ecosistema y el suelo queda saturado y contaminado.
  • La minería: La actividad minera suelta metales pesados y otros contaminantes peligrosos al agua y al suelo en concentraciones tóxicas.
  • Mal manejo de basura: Arrojamos basura en lugares que no debemos, desde los parques y reservas naturales hasta la esquina de la calle. Los materiales más comunes son los que más daño hacen: el plástico y poliestireno tardan siglos en descomponerse y por mientras están saturando toda la superficie del planeta, desde el suelo hasta el mar.
  • Rupturas, derrames y filtraciones de tanques de almacenamiento: Los rellenos sanitarios, tanques de líquidos tóxicos y hasta las estructuras subterráneas para contener los desechos radioactivos sufren derrames y filtraciones, soltando material tóxico al suelo. 
  • Uso y transporte de gasolina y productos petroleros: Cada que llenas el tanque de tu coche puedes oler y observar un pequeño derrame de gasolina al suelo. No lo pensamos porque son unas gotas nada más, pero en realidad las gasolineras, talleres mecánicos y todos los lugares donde se extraen y transportan los productos petroleros producen cantidades significativas de contaminación terrestre.

Efectos de la contaminación del suelo sobre el medio ambiente y la salud humana

  • Cambios a la estructura química y biológica del suelo: Los contaminantes terrestres perjudican a los organismos que viven en el suelo y mantienen su fertilidad. La pérdida de biodiversidad resulta en "tierra muerta" que ha perdido su habilidad de sostener plantas silvestres y hortalizas.
  • Polvo tóxico: Cuando está seca la tierra contaminada, se convierte en polvo con todas las mismas sustancias químicas y se dispersa en el aire, así llegando a nuestros pulmones cuando respiramos.
  • Pérdida de valor de las propiedades: Nadie quiere comprar un terreno contaminado, entonces por lógica se disminuye el valor de éstos.
  • Enfermedades crónicas y malformaciones congénitas: Como cualquier otro tipo de contaminación, los contaminantes del suelo se concentran en nuestro entorno urbano y acaban en nuestro plato, eventualmente provocando enfermedades crónicas y malformaciones congénitas. Las poblaciones más afectadas por la contaminación son las de bajos recursos, ya que es más probable que vivan cerca de una fuente de contaminación.

Soluciones para la contaminación de la tierra

  • Extracción o tratamiento de los suelos contaminados: Es un proceso costoso, normalmente se lleva a cabo cuando el área afectada es relativamente pequeña.
  • La agricultura sostenible: Hay muchos métodos de agricultura eco-amigable que se pueden utilizar, por ejemplo la agricultura orgánica, la agricultura natural, la permacultura y las granjas responsables.
  • Exigir responsabilidad de las empresas: La regulación gubernamental y la acción comunitaria puede reducir o frenar la liberación irresponsable de desechos tóxicos al medio ambiente por parte de las empresas e industrias. ¡Alza tu voz (como esta niña de 9 años)!
  • Reducir, reutilizar, reciclar: Comprar menos reduce el incentivo para la industria de manufactura. El reciclaje tiene muchos beneficios, especialmente cuando se trata de los desechos más tóxicos como el plástico, los electrónicos, las pilas y los aceites de coches.
  • Evitar los productos químicos caseros: Utiliza alternativas ecológicas para los productos de limpieza, aromatizantes, herbicidas, fertilizantes y plaguicidas.