Consejos para vivir la primera relación de pareja

La primera relación de pareja marca la manera en que viviremos otras relaciones

© Stuart Corlett | Dreamstime.com

La primera relación de pareja se da en los años de adolescencia. Es la primera apertura al amor, se descubre la sexualidad de a dos, se aprende a compartir y convivir y, generalmente, concluye con el primer desengaño amoroso. Pero todos hemos pasado por eso, y nuestros hijos y nietos lo harán también.

No hay prisa

Lo primero que tienes que saber es que lo más importante es disfrutar de la experiencia de estar en pareja por primera vez.

Vive un día a la vez. Aprende del otro lo que te hace feliz y practica hacer feliz a tu compañero. No entres en cálculos y rígidos protocolos de cómo etiquetar la relación o en qué punto de la misma estás. No necesitas un anillo de compromiso a los seis meses, y mucho menos si eres muy joven y es tu primera experiencia.

Considera que tienes suerte de que el amor haya llegado a tu vida y de que sea correspondido. Si es una relación que durará muchos años, o no, el tiempo lo dirá , no te preocupes por eso ahora.

Aprende a comunicarte

Las primeras relaciones son las que van a marcar la dinámica de las que tengas a lo largo de toda tu vida. Aprende a comunicarte honestamente con tu pareja. Desarrolla el diálogo, aprende a decir "Me gustaría que… "y también "No, gracias".

Saber poner las cosas en su sitio, sugerir lo que te complace y rechazar lo que no te parece bien, son puntos importantísimos para ti.

Con estas bases podrás evitar caer en relaciones abusivas o incómodas. Aprende algo, el amor no debe hacerte sacrificar quién eres.

Aprende a respetar al otro

La relación de pareja tiene algunos lugares comunes para cometer errores. El primero es ser demasiado absorbente y posesivo con el otro. Como no hay parámetros anteriores, el mismo impulso amoroso lleva a los enamorados a estar todos los tiempos juntos.

Esto es normal, es el estado que ansían todas las personas en una relación en los primero tiempos, pero debes entender también que un espacio individual es necesario.

Echar de menos o extrañar al otro es un ejercicio saludable. Lo es también permitir de buen grado actividades en el otro que forman parte de su mundo propio. La persona de la que te has enamorado tiene su historia anterior y no hay que resetear su vida porque haya empezado algo nuevo contigo.

Cuídate en el plano sexual

Estar en una relación de pareja "formal" no significa que dejes de cuidarte en el plano sexual. Esto es algo que tendrás que tener en cuenta durante toda tu vida, no solo ahora. Confías plenamente en tu amor. Quizá hasta hayan perdido la virginidad juntos, pero eso no quiere decir que no haya posibilidades de contagiarse alguna enfermedad venérea (el engañado es el último en enterarse) o que pueda haber un embarazo no deseado.

En el caso de que no quieras tener relaciones sexuales porque no te sientes preparado o has decidido mantenerte virgen, díselo a tu pareja.

Preséntalo a tu familia y amigos

Inclúyelo en tu vida. No quiere decir que todo el tiempo esté en tu casa, pero es bueno que tu familia y amigos lo conozcan.

Siempre podrán darte una impresión de lo que les parece o ayudarte si lo necesitas.

10 Tips para tu primera relación

1. Disfruta el día a día y no hagas planes a largo plazo. El tiempo dirá qué pasa.

2. Cuídate cuando tengas relaciones sexuales.

3. Si decides no tener relaciones sexuales, no te dejes presionar.

4. Aprende a comunicarte con el otro en un diálogo honesto, sin chantajes ni juegos tontos.

5. Mantén un espacio y tiempos propios e individuales.

6. No abandones tus actividades favoritas porque al otro no le gustan.

7. No abandones a tus amigos. Incluye a tu pareja en tu círculo social.

8. Presenta a tu pareja en sociedad, a familia y amigos. Es importante que los que te quieren sepan con quién estás.

9. No asfixies a tu pareja, deja que tengo sus tiempos, al igual que tú.

10. Aprende a decir "NO" cuando realmente hay algo que no quieres hacer.

La primera relación de pareja es el laboratorio de las demás que vendrán. Disfrútala a pleno, no te preocupes por anticiparte a otros problemas o situaciones que aún no son relevantes. Es tiempo de aprender a estar en pareja. Disfruta y memoriza, si llega a terminar en algún momento, será uno de los recuerdos más bonitos de tu vida.