Consejos para tener un año sano y pleno

healthy-eating.jpg
Que éste sea tu año de salud y esplendor. Come más vegetales y alimentos frescos. Fernanda Beccaglia

(Esta es la continuación de 12 metas sanas para un año más sano y con más vegetales. Haz clic aquí para leer la primera parte.)

Si gozas de buena salud, tu nivel de azúcar no caerá a niveles peligrosos (hipoglucemia), pero sí pueden caer a un nivel donde sientas hambre otra vez y rápido. 

Conclusión: Saltear el desayuno puede ir contra la creencia popular pero no debes abstenerte de todo. Un jugo fresco de vegetales te dará la nutrición necesaria y saciará por completo.

Y luego del jugo, puedes hacerte un batido verde. Prueba esto por unos días y verás los cambios increíbles que observarás en tu salud.

4. Experimenta con ayuno intermitente

Si tienes resistencia a la insulina considera probar con hacer ayuno intermitente. El ayuno intermitente no significa que te abstendrás de comer por períodos largos sino que se refiere a no comer por corto tiempo. Por ejemplo, puedes comer tus comidas diarias desde el mediodía hasta las seis de la tarde, lo cual significa que estarás en ayuno por unas 16-18 horas. Esto es suficiente para que tu cuerpo se eleve a la modalidad de quemar grasa, y también aplica a la cantidad de calorías que consumas o no durante este período. 

Típicamente no comes nada tres horas antes de irte a dormir lo cual impulsará el proceso de limpieza. Luego si duermes por 8 horas ya tienes unas 11 horas hasta que levantas. El próximo paso es esperar cuánto puedas hasta consumir tu primera comida.

Por eso, un jugo verde es la mejor opción por las horas de la mañana si quieres lograr los más altos y mejores beneficios. El jugo le dará a tu cuerpo la nutrición y vitalidad instantánea sin esfuerzo y sin agregar calorías ni trabajo de digestión.

Luego, gradualmente, puedes extender el período de tiempo hasta que consumes tu primera comida, digamos unos 15-30 minutos por día.

Generalmente, cuanto más tu cuerpo use carbohidratos como fuente de energía en lugar de grasa es cuanto más tiempo llevará. Una vez que tu cuerpo esté quemando grasas, estudios sobre el tema han confirmado que:

  • La sensibilidad a la insulina se normaliza lo cual es clave para alcanzar una salud óptima ya que la resistencia a la insulina es uno de los factores predominantes de casi todas las enfermedades crónicas, desde diabetes, enfermedades coronarias y hasta cáncer.
  • Normaliza los niveles de hambre.
  • Promueve la hormona del crecimiento (HGH) la cual tiene un papel muy importante en la salud, fitness y en el proceso de envejecimiento.
  • Baja los niveles malos del colesterol.
  • Reduce la inflamación y el daño celular.

5. Tómate el tiempo para masticar la comida

Mastica la comida, no la tragues. Una buena parte de las enzimas digestivas se producen en la boca, no en el estómago. La digestión comienza en la boca por lo que masticar la comida más tiempo le permite a la comida ser digerida mejor. Piensa en cuando comes rápido, ¿cómo te sientes? Seguramente sientes un nudo en el estómago. Esa es una de las señales que no has masticado tu comida adecuadamente. Pero si masticas y comes con consciencia, las enzimas en las glándulas salivares comenzarán el proceso de digestión para que la comida sea fácilmente absorbida por el cuerpo.

Masticar la comida de manera adecuada también te ayudará a comer menos. Sigue leyendo…