Consejos para encontrar trabajo en un startup

Trabajadores de una startup
Reunion en una oficina de un startup. Hero Images

En una economía en la que siguen desapareciendo empleos permanentes, seguros, de los que solo te tienes que preocupar por acudir al trabajo cada mañana, los jóvenes, y los no tan jóvenes, se enfrentan a una realidad laboral cada vez más asociada con la economía compartida, a lo Uber.

En estas condiciones actuales, las empresas intentan sustituir esos empleos por posiciones temporales o por contratos a autónomos (freelancers) a los que no se necesita pagar seguridad social ni otras ayudas; cuando entregan su proyecto, ya no forman parte del equipo.

Cuando se trata de encontrar empleos de este tipo, para muchas de las funciones corporativas que son repetitivas y poco creativas, existe una competitividad exagerada, hasta el punto que muchas empresas apuestan por el candidato más barato de contratar. Lo cual es muy diferente cuando se trata de conseguir empleados creativos, para los cuales las empresas luchan para conseguir lo mejor, al precio que sea, incluso tentando a empleados de otras empresas con ofertas altamente atractivas. 

Ante tal disparidad, los candidatos deberían de familiarizarse con los diferentes tipos de posiciones abiertas en las empresas; para algunas, lucharán por conseguir tus servicios; para otras, solo les importará tu precio. 

Una de las opciones más atractivas para jóvenes que buscan posiciones creativas es adentrarse en el mundo de las startups, o empresas relativamente nuevas y pequeñas que buscan hacerse un hueco dentro de la industria.

En esas empresas se premia, en un principio, el trabajo por encima de las ganancias, con la esperanza de que algún día todos los miembros de esa aventura sean recompensados. A pesar de que los salarios sean bajos al principio, muchos jóvenes talentosos se sienten atraidos por la libertad y las posibilidades que presentan, ya sea para desarrollar sus habilidades, aprender en un ambiente poco estructurado o, simplemente, sentir que sus aportaciones influyen de manera directa al producto o servicio.

 

Ahora, ante la popularidad de las startups, muchos jóvenes han decidido emigrar hacia algunos de los núcleos donde se concentran estos tipos de empresas: Silicon Valley, Nueva York, Austin... Aunque muchos de los recién llegados aspiran a convertirse en emprendedores o formar parte de un startup, no muchos llegan con un plan específico sobre cómo proceder, por lo que, después de unos días, se encuentran frustrados y sin empleo.

Lo primero que les aconsejo a esos jóvenes que llegan a uno de estos núcleos de startups es encontrar la manera de adentrarse en alguna empresa, ya sea a través de voluntariado o simplemente presentando soluciones a problemas de alguna startup. Llegar a una startup con unos conocimientos sólidos, sobre todo si esos conocimientos son técnicos, y con ganas de demostrar el valor que se tiene sin recibir nada a cambio -aunque sea por unas semanas- en lo que se podría catalogar como un internship no pagado, puede convertirse en la llave de entrada para los recién llegados. 

A no ser que ya el candidato haya demostrado su valía de alguna manera en el mundo virtual, ya sea a través de algún proyecto realizado en freelancer.com o elance.com o haya demostrado sus habilidades a través de blogs o de código que haya escrito.

En esos casos, lo que puede hacer es acudir a algún meetup de trabajadores de startups para escuchar y aprender acerca de lo que se mueve en ese mundo, y así descubir qué tipo de problemas podría resolver para esas pesonas o startups. Una vez conozcas la manera de resolver algún problema específico, las puertas se abrirán de par en par.